RECETAS DE COCINA

Recetas de cocina con los vegetales que cultivamos

  • Caviar de berenjena ruso: adictiva receta vegetariana para mojar pan sin parar

     

    Caviar de berenjena ruso: adictiva receta vegetariana para mojar pan sin parar

    Fuente: Receta publicada en Directo al paladar

    Vuelvo a sumar una nueva receta a mi repertorio de platos favoritos con berenjena. No lo puedo evitar, tengo la necesidad de probar todas las variantes que me encuentro para cocinar esta hortaliza, especialmente si potencian la melosidad de su carne. Y el caviar ruso de berenjena cumple con creces esa premisa.

    Ya sabemos que las berenjenas ofrecen mucho juego a la hora de preparar salsas, cremas y dips para mojar; esta propuesta con aires rusos casi podríamos clasificarlo dentro de las variantes de pisto, aunque también me recuerda a la morcilla de verano. Tiene un ingrediente que le da un toque muy particular: las semillas de cilantro o coriandro en grano, crujientes y aromáticas, con matices ácidos que ensalzan la base de hortalizas.

    La autora reivindica los sabores de la cocina de Europa del este con platos como el que comparte, una típica guarnición o acompañamiento vegetal para compartir en un menú más completo. Aunque las semillas de cilantro no son tan típicas en la cocina rusa, parece ser el toque secreto de su madre que enriquece mucho más los profundos sabores de la receta. Yo la he adaptado un poco a mi gusto, pues no tiene más complicación que la paciencia para no meter prisa a la cocción.

    Ingredientes

    Para 4 personas

    • Cebolla dulce1
    • Pimiento rojo mediano1
    • Diente de ajo 3
    • Berenjena grandes o 4 medianas 3
    • Tomate triturado 125 ml
    • Tomate concentrado 15 ml
    • Caldo de verduras o agua, cantidad necesaria
    • Cilantro en grano 1 cucharada (o al gusto)
    • Cilantro fresco o perejil
    • Eneldo fresco (opcional)
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Pimienta negra moida
    • Sal

    Cómo hacer caviar ruso de berenjena

    Dificultad: Fácil

    • Tiempo total 1 40 m
    • Elaboración 10 m
    • Cocción 1 30 m

    Lavar y secar bien las berenjenas, el pimiento y las hierbas frescas. Picar la cebolla en piezas pequeñas, picar también los dientes de ajo muy finos y machacar el cilantro en grano en un mortero, dejando trocitos más enteros. Cortar el pimiento en cuadrados y las berenjenas en cubos no muy grandes.

    Calentar dos cucharadas de aceite en una sartén o cazuela amplia y pochar la cebolla con una pizca de sal hasta que esté transparente, durante unos 5-8 minutos sin prisas. Añadir el pimiento y el ajo, y cocinar unos 10 minutos. Incorporar el cilantro y remover durante un par de minutos.

    Agregar la berenjena, salpimentar ligeramente y remover a fuego vivo para que empiece a coger color. Añadir el tomate triturado, el tomate concentrado y un poco de agua o caldo -muy poco-. Remover, llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar cocinar lentamente durante unos 60-70 minutos.

    Remover de vez en cuando y añadir algo más de líquido según lo vaya necesitando. Tiene que quedar una consistencia melosa, pero no aguada. Vigilar que no se pegue al fondo. Al final de la cocción agregar un puñado de perejil o cilantro picado. Ajustar el punto de sal y servir con eneldo fresco (opcional).

    Con qué acompañar el caviar de berenjena

    Este delicioso caviar ruso de berenjena podemos tomarlo como entrante, guarnición de carnes y pescados o como parte de un menú a base de picoteo. Está muy bueno tanto caliente como más templado o incluso enfriado en la nevera -procurando no servirlo muy helado-, ya reposado, untado en un poco de pan. Con unos huevos o garbanzos cocidos tendríamos un plato sencillo bien completo.

     

     

     

  • Receta de crema de coliflor al azafrán, un plato de cuchara repleto de sabor

    Receta de crema de coliflor al azafrán, un plato de cuchara repleto de sabor

    Artículo pubicado en Directo al paladar

    Cualquier época del año es buena para cremas y sopas, así que en casa suelen caer estos platos varios días a la semana. En otoño e invierno, bien calientes, y tibias o fresquitas en primavera y verano. Hoy nos decantamos por esta sencilla receta de crema de coliflor al azafrán, que sienta de maravilla y resulta menos indigesta que si tomamos dicha verdura cocida o en otra preparación.

    Por supuesto podéis aliñarla como más os guste y si en vez de dar un poco de color o sabor con las hebras de azafrán preferís condimentar con cualquier otra cosa, como por ejemplo queso, también queda una receta exquisita. Es un plato que además podéis hacer con antelación, lo que supone un ahorro importante de tiempo si se prepara el fin de semana para tomar cualquier otro día.

    Ingredientes

    Para 4 personas

    • Coliflor 1
    • Cebolla 1
    • Puerro 1
    • Dientes de ajo 2
    • Agua o caldo de verduras 1 litro
    • Azafrán en hebras
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal
    • Pimienta negra molida
    • Cebollino para deocorar

    Cómo hacer crema de coliflor al azafrán

    Dificultad: fácil

    Tiempo total 55 minutos

    Elaboración 15 minutos

    Cocción 40 minutos

     

    Pelamos y picamos la cebolla y los dientes de ajo. Limpiamos y lavamos el puerro, lo troceamos también, reservando un tercio aparte sin picar. Separamos la coliflor en tallos que limpiamos, lavamos y cortamos también. En una cazuela amplia calentamos el aceite y rehogamos unos minutos la cebolla, el puerro y el ajo.

    Agregamos la coliflor y la sofreímos unos minutos, salpimentamos. Echamos el azafrán, damos unas vueltas y vertemos el caldo de verduras o agua. Tapamos y dejamos que se haga el conjunto unos 20 minutos o hasta que la coliflor esté tierna. Trituramos la mezcla, cocemos durante cinco minutos más la crema y rectificamos de sal si es necesario.

    Doramos en una sartén el puerro que teníamos reservado, cortado en tiras y adornamos con él la crema justo en el momento de servirla. También podemos adornar con un poco de cebollino picado y queso rallado.

    Receta de crema de coliflor al azafrán paso a paso

     

    Con qué acompañar la crema de coliflor al azafrán

    Este tipo de cremas hay que servirlas bien calientes para que nos sienten bien y reconforten en los días de frío. La crema de coliflor al azafrán se puede tomar tanto como primer plato o como única comida para una cena ligera. Congela perfectamente, así que si os apetece hacer cantidad no hay problema, ya que luego podéis conservarla en recipientes aptos para congelar y tenerla lista para otra ocasión.

     

     

  • Receta de arroz con pisto

    Arroz con pisto

    Receta de arroz con pisto

    Comentar

    Este arroz con pisto es sencillo y está realmente delicioso. Con unas hortalizas y una maravillosa materia prima el éxito estará garantizado.

    Un arroz con pisto es una sencilla y saludable opción para preparar una comida rápida con todo lo necesario para triunfar. Vamos a acompañar un arroz convencional, podemos usar la variedad que más nos guste, desde un basmati a una opción integral con una mayor aportación de fibra, de una fuente de buenas propiedades. Mezclaremos esta base con unas hortalizas repletas de sabor y de alegría. La berenjena y el calabacín no pueden faltar en un pisto que quedará especialmente bien con un poco de tomate y cebolla. Toma nota de cómo se prepara un increíble arroz con pisto de forma rápida y fácil.

    Ingredientes:

    • ½ kg de arroz
    • 2 berenjenas
    • 1 calabacín
    • 200 gr de tomate triturado
    • 1 pimiento verde
    • 1 cebolla
    • Aceite
    • Sal

    Cómo preparar un arroz con pisto

    1. Vamos a cocinar este arroz con pisto al microondas para que sea mucho más sencillo y rápido de preparar. No vamos a necesitar nada más que un recipiente adecuado y atrevernos con esta nueva de cocinar un arroz.
    2. Ponemos el medio kilo de arroz en un recipiente apto para microondas lo acompañamos del doble de agua. Las medidas siempre deben ser las mismas, el doble de liquido que de arroz. Añadimos la sal al gusto y un poco de aceite.
    3. Cocinaremos este ingrediente en el microondas a máxima potencia durante 12 minutos. Dejaremos que pasado este tiempo repose y absorba todo el líquido. La calidad del arroz es la que marca la diferencia en estos platos. Un arroz de la variedad ‘bomba’ es un poco más caro, pero nos aseguraremos el éxito más absoluto.
    4. Prepararemos mientras el resto de las verduras. Podemos hacerlo a la vez en una sartén con un poquito de aceite. Empezaremos pelando y cortando muy finita la cebolla, la primera que incorporaremos en la sartén para que se poche.
    5. A continuación, pondremos el pimiento verde cortadito en taquitos, le dará color y se seguirá cocinando. Le llegará en turno a la berenjena y el calabacín. Uno de los trucos caseros más destacados sobre la berenjena es cortarla y ponerla en un colador para que pierda ese amargor característico. Con un poco de sal conseguiremos que quede mucho mejor.
    6. Incorporamos la berenjena y el calabacín cortados en cuadraditos. Pasados unos minutos le llegará el turno al tomate triturado. Rectificaremos de sal y pimienta, dejaremos que se cocinen unos 8 minutos.
    7. Cuando tengamos el arroz listo lo añadimos a la sartén. Mezclamos bien hasta tener un arroz con pisto, fácil y delicioso. Servimos en caliente o en frío siempre quedará maravilloso.

  • Salsa pesto con albahaca morada

    Posted by  | 

    Salsa pesto de albahaca morada 11 2 1280x640

    Dentro de la cocina tradicional italiana, una de de esas recetas que han traspasado fronteras es, además de la pizza, la salsa pesto. Aunque es originaria de la región de Liguria, su empleo se ha extendido, no solo por toda Italia, sino por el resto del mundo. Hoy he preparado una tradicional salsa pesto de albahaca morada, una variedad que no se diferencia del original más que en el tipo de albahaca.

    Se trata de una salsa muy sencilla, que consta de seis ingredientes incuestionables, un buen aceite de oliva, un buen puñado de albahaca, piñones, una pizca de sal, una buena cantidad de queso Parmesano y/o Pecorino y una puntita de ajo crudo. El proceso no radica más que en machacar o moler los ingredientes hasta formar una pasta. Si queréis saber un poco más acerca de la albahaca, echadle un vistazo al siguiente enlace, desde Salud Mundo, nos cuentan un montón de cosas sobre cómo usar, propiedades y nutrientes de esta estupenda planta.

    A partir de esta receta existen multitud de variaciones para preparar otros pestos, como el de tomates secos y pimientos, sustituyendo los piñones por otros frutos secos, o reemplazando la albahaca por alguna otra hierba. Como resultado una salsa perfecta para acompañar cualquier tipo de pasa, y hasta diría más, como acompañamiento de tostas o ensaladas, estaría increíble. Ya me contaréis con que os gusta tomarla, espero que la disfrutéis.

     

     

    RACIONES: 4 

    DIFICULTAD: baja

    TIEMPO: 15 minutos

    SALSA PESTO DE ALBAHACA MORADA:


    • 10 o 12 HOJAS DE ALBAHACA FRESCA
    • 50 gr. PIÑONES
    • MEDIO DIENTE DE AJO PEQUEÑO
    • 100 ml. ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA
    • 50 gr. QUESO PARMESANO
    • SAL

    1.- En un mortero incorporamos los piñones, la sal y el ajo ligeramente troceado. Machacamos bien hasta formar una pasta lo más molida posible. Si no tenéis mortero o queremos reducir al máximo el trabajo, podremos utilizar la batidora para machacar los ingredientes. La textura no será la misma pero el sabor será igual de perfecto.

    2.- Añadimos la majado las hojas de albahaca y el aceite de oliva y removemos bien.

    3.- Incorporamos el queso Parmesano rallado y mezclamos con el reto de la salsa hasta que se incorpore perfectamente. Es importante que añadamos el queso en el momento en que vayamos a utilizar la salsa, podremos preparar la base con antelación y añadir el queso en el último momento. Si dejamos demasiado tiempo el queso macerando en el pesto, este se volvería un poco ácido.

    Servimos la salsa para acompañar a todo tipo de pasta.

  • Tortilla de lechuga

    POR ANA MARÍA GUTIÉRREZ GARCÍA /  MARTES, 30 ABRIL 2019 / 

     

    Tortilla de lechuga receta (2)

    Tortilla de lechuga,  una receta muy fácil de hacer y rápida de preparar, si nunca la habéis hecho os va a sorprender por lo buena que está esta tortilla.

    La semana pasada compramos habas a un vecino en Churriana de la Vega y nos regaló unas lechugas, estaban recién cortadas y pensé hacer algo con ellas diferente, así que preparé esta tortilla que además de lechuga lleva cebolletas, también recién cogidas de la Vega de Granada.

    Espero que os guste y que os animéis a probarla, a continuación os dejo con la receta de Tortilla de lechuga explicada con fotografías paso a paso para que os quede de diez.

    Tortilla de lechuga. Receta explicada paso a paso

    Ingredientes

    Tortilla-de-lechuga-receta-(4)

    • 6 huevos
    • 2 cebolletas
    • 1 lechuga
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen o virgen extra

    Cómo hacer Tortilla de lechuga

    Pelamos las cebolletas y cortamos en juliana fina, las cocinamos a fuego muy suave en una sartén con un poco de aceite

    Tortilla-de-lechuga-receta-(7)

    Mientras limpiamos la lechuga, retiramos las hojas exteriores, el resto lavamos bajo el grifo de agua

    Tortilla-de-lechuga-receta-(5)

    Escurrimos y cortamos en trozos.

    Tortilla-de-lechuga-receta-(6)

    Cuando la cebolleta esté, añadimos la lechuga

    Tortilla-de-lechuga-receta-(8)

    Salteamos dos o tres minutos.

    Tortilla-de-lechuga-receta-(9)

    Batimos los huevos con un poco de sal

    Tortilla-de-lechuga-receta-(10)

    añadimos la cebolleta y la lechuga, mezclamos bien

    Tortilla-de-lechuga-receta

    Vertemos  en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen o virgen extra

    Tortilla-de-lechuga-receta-(12)

    Dejamos que se haga por un lado, ponemos un plato encima, le damos la vuelta y volvemos a poner en la sartén

    Tortilla-de-lechuga-receta-(13)

    Dejamos que se cuaje la tortilla, dejadla a vuestro gusto, a nosotros en casa nos gusta que quede muy jugosa.

    Tortilla-de-lechuga-receta-(15)

    Ya sólo queda cortar

    Tortilla-de-lechuga-receta-(3)

    Y servir esta Tortilla de lechuga

    Tortilla-de-lechuga-receta-(17)

    Espero que os haya gustado y que os animéis a cocinar esta tortilla.

    Tortilla-de-lechuga-receta-(1)

  • 11 recetas con calabaza fáciles y rápidas para comer sano y rico

    Danny Salas  @dannsac

    La calabaza es un alimento altamente nutritivo y con muy pocas grasas. Las propiedades de la calabaza son muy buenas para nuestra alimentación, ya que se trata de un alimento con muchos nutrientes, proteínas, y tan solo unos 0.5 gramos de grasa por cada 100 gramos de calabaza.

    La calabaza se recolecta a finales de otoño, que es su mejor momento para el consumo y cuando más rica esta. Es cuando deberíamos consumirla más, ya que es ahí cuando más la vamos a disfrutar y podremos obtener todos sus beneficios, tanto nutricionales como organolépticos.

    Para gustos, colores, pero en general la calabaza es un alimento que suele gustar mucho. Es perfecto para hacer que nuestros hijos coman verduras y hortalizas (aunque en realidad la calabaza es una baya), por su buen sabor y las posibilidades que nos da para cocinar.

    Recetas con calabaza

    Debido precisamente a su sabor y su versatilidad os vamos a proponer 11 recetas con calabaza, todas ellas fáciles de preparar, muchas rápidas. Estas recetas calabaza están exquisitas y veréis que gracias a ellas conseguís convertir la calabaza en uno de vuestros ingredientes favoritos de la cocina.

    Receta de crema de calabaza fácil

    Empezamos por uno de los mayores clásicos de este producto, la crema de calabaza. Hacer una crema de calabaza es en realidad muy fácil, pero hay que tener en cuenta algunas cosas importantes.

    A algunos les gusta solo con calabaza, pero yo prefiero utilizar otros ingredientes para darle más cuerpo y sabor a la crema, y ya de paso aprovecho el caldo sobrante para otras recetas. Sin lugar a dudas la mejor forma de empezar con las recetas de calabaza.

    Aquí te contamos paso a paso la receta de crema de calabaza.

    Crema de calabaza en Thermomix

     

    Si tienes una Thermomix y quieres jugar al más fácil todavía, hacer una receta de crema de calabaza será tan fácil como echar los ingredientes y seguir unos sencillos pasos.

    Con esta receta de crema de calabaza para Thermomix ya no hay excusa que valga para no comer calabaza.

    Receta de calabaza con nueces y cheddar

    Cuando empezamos a utilizar mucho la calabaza en nuestras recetas, estas empiezan a pedir otros ingredientes para darles más gracia o conseguir otros sabores.

    Es cierto que utilizar solo calabaza sin añadir ninguna grasa resulta en platos muy sanos, pero utilizar grasas como el queso de vez en cuando y sin abusar ayudan a que podamos utilizar más la calabaza sin cansarnos de ella.

    Por eso os proponemos esta riquísima receta de crema de calabaza con nueves y cheddar, veréis qué delicia.

    Crema de calabaza con curry y jengibre

    Empezamos a darle una vuelta de tuerca a la clásica crema de calabaza, y es que podemos hacer recetas con calabaza mucho más allá de las más conocidas y repetidas.

    Con un simple toque de curry y jengibre podemos conseguir esta espectacular receta con toques orientales y un sabor espectacular.

    Sigue aquí paso a paso la receta de crema de calabaza con curry y jengibre.

    Sopa de calabaza y quinoa

    Y si nos ponemos a rebuscar un poco más podemos añadir ingredientes tan interesantes como la quinoa y conseguir una espectacular sopa de verduras donde la calabaza tiene el protagonismo, que con la quinoa se convierte en un plato más interesante, sano y rico.

    Esta receta de sopa de calabaza con quinoa es fácil de hacer y está lista en total en solo 30 minutos, por lo que se convierte en una opción perfecta para conseguir una cena rápida, saludable y rica.

    Receta de calabaza rellena

    Si lo que tenemos es poco tiempo para preparar pero sí algo para dejar que la calabaza se haga en el horno, esta receta de calabaza es perfecta.

    Se trata de una calabaza rellena muy fácil de hacer que lleva espinacas, cebolla, setas, patatas y pipas de calabaza.

    Está riquísima y no puede ser más sencilla. Aquí tienes la receta de calabaza rellena paso a paso.

    Risotto de calabaza

    Ojo porque estamos ante una de mis recetas favoritas con calabaza. Se trata de un risotto de calabaza. El risotto en sí es una receta riquísima, pero con la calabaza consigue un dulzor y textura que no se logra de otra manera.

    La receta requiere algo más de tiempo y cariño que otras de las recetas con calabaza, pero os aseguro que no es difícil y merece muchísimo la pena.

    Aquí podéis seguir paso a paso la receta de risotto de calabaza.

    Quiche de calabaza

    Otra de las maravillas que podemos hacer con la calabaza es una quiche, esta especie de tarta de masa quebrada.

    Como la masa quebrada la venden hecha y de buena calidad, es una receta fácil. Veréis que rica queda y qué buen toque le dan los piñones y la morcilla de Burgos que añadimos a esta receta.

    Aquí podéis seguir la receta de quiche de calabaza fácil paso a paso.

    Pisto de calabaza y atún

    Solo necesitas un buen pan para hacer que esta receta sea perfecta, y es que hacer un pisto de calabaza y atún es tan fácil como seguir la sencilla receta que te proponemos.

    Receta de pisto de calabaza y atún.

    Calabaza gratinada con parmesano y albahaca

    Con esta receta ya si que no tendrás ninguna excusa para no comer calabaza. Es cierto que el parmesano le aporta un componente graso del que nos libraríamos solo con la calabaza, pero de vez en cuando hay que darle una alegría al cuerpo, y qué mejor que con este excelente queso.

    Lleva un poco de tiempo por el horneado, pero la preparación con poco más de diez minutos y el resultado merece muchísimo la pena.

    Te vas a enamorar de esta receta de calabaza gratinada con parmesano y albahaca.

    Brazo gitano de calabaza

    Y acabamos con el dulce, como más nos gusta. Y es que la calabaza, debido a su ligero dulzor, es un alimento perfecto para preparar este tipo de elaboraciones.

    En este caso os proponemos un brazo gitano de calabaza con queso crema. Hemos usado también canela, pero si no os gusta la podéis obviar de la receta.

  • Cómo conservar los productos de la huerta

    por  | Abr 17, 2019 | Del Huerto Al Plato | 0 Comentarios

    Al fin llega la Primavera al hemisferio norte y el Otoño en el hemisferio sur, unos empiezan a disfrutar de la huerta y los otros  a despedirse de ella pero todos tenemos algo en común que nos encantaría saber, ¿cómo conservar durante más tiempo los productos de la huerta? Hay muchas formas y hoy vamos darlas a conocer en La Huertina de Toni.

    CONSERVAR EN TARROS DE CRISTAL

    • Las hortalizas de la familia de las leguminosas como las habashabichuelas o judías verdes, guisantes se deben guisar en agua durante 15 minutos y después vertemos todo en los tarros de cristal que disponemos, llenando hasta el límite con el agua guisada y cerramos. Después procedemos a esterilizar al baño maría, explicaré el proceso al final de este apartado.
    • El resto de las verduras frescas las lavamos y pelamos si lo requiere, ponemos el agua salada a calentar y cuando hierva metemos las verduras unos 5 minutos, las sacamos y pasamos por agua fría y las metemos en los tarros, para finalmente verter en su interior el agua salada hasta el límite. Y al baño maría.
    • Las preparaciones como el pisto o salsa de tomate se vierten calientes en el tarro  y se cierran herméticamente y se esteriliza.
    • Las frutas se conservan en almíbar: 200 g de azúcar por cada litro, pelamos la fruta, quitamos el rabo, la piel y las pipas. Ponemos el agua a calentar y cuando esté en ebullición la dejamos unos 5 minutos más. Ponemos la fruta troceada en los tarros y cubrimos con el agua tibia. Esta fruta sirve para hacer macedonia por ejemplo, cerramos y al baño maría como siempre.
    • Mermeladas de tomatefresapimiento… casi cualquier fruta o verdura que nos guste podemos hacer ricas mermeladas. A mi particularmente no me gustan muy dulces así que suelo echar la mitad de azúcar del peso total del producto a utilizar. A fuego lento y removiendo para que no se pegue.Podemos añadir un chorrito de limón, una cáscara de limón o una barrita de canela. Baño maría, y lo podemos conservar en la despensa en un lugar fresco y seco.
    • Baño maría, consiste en meter los tarros en una olla con agua hirviendo para crear el vacío en su interior por lo que se conservan más tiempo los productos. Ponemos un paño en el fondo de la olla y los dejamos durante 25 minutos, al acabar los podemos dejar enfriar dentro o sacarlos y ponerlos boca abajo.

    CONSERVAR EN PLÁSTICO ESPECIAL

    • Muchos productos vienen envueltos en una especie de plástico que es como papel, por ejemplo el pan bizcochado, macarrones etc. En casa hemos descubierto que al recoger frescas de la huerta cualquierhortaliza de hoja y almacenarla dentro de este tipo de recipientes sellado con pinzas puede aguantar hasta 1 mes sin estropearse en la nevera. Es cierto que no es recomendable comprar este tipo de productos pero si no queda otra podemos reutilizar este plástico para conservar nuestras hortalizas.

    CONSERVAR AL AIRE

    • Las patatasajoscebollas, batatas… no es necesario hacer nada especial sino simplemente asegurarnos que están secas sin ningún tipo de humedad y  ponerlas en un lugar fresco, seco y oscuro como una caja tapadas con un saco u otro material que deje pasar el aire pero no la luz.

    SECAR EN SOMBRA

    • Las plantas aromáticas y medicinales las podemos colgar y secara para guardar y consumir durante 1 año sin que pierdan sus propiedades. Consulta aquí para ver como hacer todo el proceso.

    SECAR AL SOL

    • Solo se puede hacer en sitios donde hay mucho sol en verano, nueces, castañas y todo lo que conocemos como fruto seco, higos, tunos, pimientos, tomates, uvas, ciruelas, y casi cualquier fruta las podemos secar o deshidratar. Para ello existen una especie de paneles que nos permiten hacerlo en condiciones higiénicas y efectivas.
    • En Canarias las piñas de millo o mazorcas de maíz se tienden en las azoteas para secar y hacer un producto típico de allí conocido como gofio.

    ENCURTIR EN VINAGRE

    • Se suele usar para conservar productos en vinagre como las cebolletas, pepinillos, guindillas, aceitunas, alcaparras, zanahorias…. Existen diferentes técnicas que explicaremos más adelante.

    CONGELAR PRODUCTOS

    • Se puede congelar casi cualquier fruta y verdura excepto aquellas que tengan mucho contenido en agua puesto que les cambiaría la textura. Es preferible congelar en trocitos y en la dosis que creemos que vamos a utilizar para hacer las comidas como caldos, sopas, potajes, cocidos, batidos de frutas o helado.

    OTROS MÉTODOS

    • Deshidratador de alimentos: Dan calor de forma artificial y podemos deshidratar casi cualquier fruta o verdura para conservar.

     

    • Conservar en aceite de oliva virgen extra: También es muy efectiva para conservar alimentos solo que hoy en día es un producto caro de conseguir por eso no he explicado como hacerlo. Es un método tradicional efectivo ya que conservaría todas las propiedades de los alimentos.

  • Ensalada de naranja y fresones,

    650 1200

    Las ensaladas con fruta me gustan muchísimo, ya que por un lado las frutas nos ayudan a hacerlas más variadas y que no se conviertan en un plato aburrido, y por otro las completamos aportando color y sabor. La ensalada de naranja y fresoneses una de mis combinaciones preferidas en esta época en la que todavía estamos en invierno y hay estupendas naranjas, pero que al acercarse la primavera, podemos acompañarlas de unos ricos fresones.

    Si nunca habéis probado las ensaladas con frutas os animo a hacerlo porque seguro que repetiréis más de una vez. Exactamente eso es lo que me pasó a mí, al principio me costaba asimilar que la fruta podría estar rica en un plato salado y ahora, como os decía, son mis favoritas entre todas.

    Ingredientes

    Para 2 personas

    • Naranja1
    • Fresones8
    • Escarola mezcla75 g
    • Rabanitos4
    • Queso feta
    • Pipas de girasol peladas
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Vinagre de manzana

    Cómo hacer ensalada de naranja y fresones

    Dificultad: Fácil

    • Tiempo total15 m
    • Elaboración15 m

    En una ensaladera o plato de presentación colocamos gajos de naranja pelada y limpia, intercalados con mitades de fresones. En el centro ponemos la ensalada lavada y bien escurrida. Por encima esparcimos los rabanitos en rodajas.

    Desmigamos el queso feta en la cantidad que nos guste y lo colocamos encima de la ensalada. Por último aliñamos con sal, aceite de oliva, vinagre de manzana y unas pipas de girasol. Servimos enseguida.

    Si queremos hacer con antelación la ensalada, podemos hacerlo, pero no la aliñaremos hasta el momento de servir y la tendremos cubierta con papel film para que no se resequen los ingredientes.

    Ensalada de naranja y fresones. Receta

    Con qué acompañar la ensalada de naranja y fresones

    Esta ensalada de naranja y fresones es perfecta para tomar como cena ya que contiene fruta, pero se complementa con las grasas de las pipas de girasol lo que la convierte en una ensalada muy completa. De todos modos podemos tomarla también como primer plato en una comida, o como acompañamiento de carne o pescado.

  • Ensalada de rúcula y canónigos con mandarina y granada

    6131 2 ensalada de rucula y canonigos con mandarina y granada xl 668x400x80xx

    Autor: Karlos Arguiñano

    Karlos Arguiñano prepara una ensalada de rúcula y canónigos con gajos de mandarina, granada, aceite de oliva y vinagre.

    Ingredientes (4 personas):
    • 100 gr de hojas de rúcula
    • 100 gr de canónigos
    • 2 mandarinas
    • 1 granada
    • aceite de oliva virgen extra
    • vinagre
    • sal
    Elaboración de la Ensalada de rúcula y canónigos con mandarina y granada:

    Lava las hojas de rúcula y canónigos. Seca y colócalas en una fuente.

    Pela las mandarinas, saca los gajos en vivo y agrégalos a la fuente.

    Corta la granada por la mitad, golpéala por la parte de la piel hasta que salgan los granos.

    Sazona y adereza con aceite y vinagre. Sirve la ensalada de rúcula y canónigos con mandarina y granada.

     

  • Ensalada de lechugas variadas, pasta y fresas

    Karlos Arguiñano elabora en su programa de televisión Karlos Arguiñano en tu cocina la receta de acompañamiento Ensalada de lechugas variadas, pasta y fresas.

    Ensalada fresas xl 668x400x80xx

    Ingredientes (4 personas):
    • 300 g de lechugas variadas
    • 100 g de pasta pequeña
    • 8 fresas
    • 8 nueces
    • aceite de oliva virgen extra
    • vinagre
    • sal
    Elaboración de la receta Ensalada de lechugas variadas, pasta y fresas:

    Lava las hojas de lechuga, seca, trocea y colócalas en una fuente.

    Pon agua a calentar y cuando empiece a hervir, sazona y agrega la pasta. Cuécela durante el tiempo que indique el paquete. Retira, refresca y agrégala a la fuente.

    Lava las fresas, córtalas en trocitos y añádelas.

    Casca las nueces, trocea y espárcelas por la ensalada.

    Sazona y adereza con aceite y vinagre. Sirve.

  • Ensalada de rúcula y manzana

    Receta de Karlos Arguiñano de ensalada de rúcula, manzana, aceitunas negras y piñones, un plato sencillo y saludable, apto para vegetarianos y veganos.

    1239x697 1

    Ingredientes (4 personas):
    • 125 gr de rúcula
    • 1-2 manzanas
    • 16 aceitunas negras
    • 30 gr de piñones
    • aceite de oliva virgen extra
    • vinagre
    • sal
    Elaboración de la receta de Ensalada de rúcula y manzana:

    Lava las hojas de rúcula y distribúyelas en una fuente grande. Añade las aceitunas negras.

    Pela y pica la manzana en dados y agrégalos.

    Tuesta los piñones y salpica la ensalada.

    Sazona y aliña con aceite y vinagre. Sirve la ensalada de rúcula y manzana

  • Patatas violeta, 23 recetas

     

     

  • Puré de fresas al Oporto

    Ingredientes:

    Img 20190129 wa0017

    250gr de fresas partidas a la mitad

    80gr de azúcar

    Un chupito no muy grande de Oporto

    Preparación:

    Incorporar en un recipiente de cristal todos los ingredientes y dejar macerar una hora. Removiendo de vez en cuando para mezclar.

    Img 20190129 wa0022

    Una vez macerado pasar por la batidora.

    Img 20190129 wa0009

    Dejar enfriar en la nevera para servirlo fresquito.

    Img 20190129 wa0021

    Sugerencia de presentacion: con unas bola de helado y un par de fresas partidas por la mitad.

    Img 20190129 wa0031

     

  • Hojaldritos con cabello de ángel

    Se trata de un postre muy sencillo de hacer, aunque previamente hay que elaborar el cabello de ángel, que también se puede comprar, pero no es lo mismo.

    Partimos de una lámina cuadrada de hojaldre de 30x30 cm que dividiremos en nueve cuadraditos de 10x10 cm. En cada uno de ellos echaremos una porción de cabello de ángel, unos 25 gr en cada uno, por lo que un tarro de medio kilo nos dará para dos láminas de hojaldre.

    Img 20190316 223201

    Después doblaremos uniendo las esquinas opuestas

    Img 20190316 223245 Img 20190316 223308

    Lo ponemos en una rejilla de horno sobre el papel que envolvía la lámina. Batimos un huevo para pintar el hojaldre. Si nos gusta más amarillo, podemos hacerlo sólo con la yema

    Img 20190316 223700 Img 20190316 223851

    Para dar un poco de aroma, podemos añadir por encima un poco de rayadura de naranja, o de limón, o azúcar avainillado, o canela (ojo, si el cabello de ángel ya tiene canela, mejor no cargarlo más). En mi caso le añadí un poco de rayadura de chocolate negro

    Img 20190316 223915 Img 20190316 224205

    Lo metemos 20' al horno precalentado previamente a 200 grados, dándoles la vuelta a mitad del tiempo y le voilà:

    Img 20190316 wa0010

  • Ensaladas originales: dos recetas fáciles, sanas y nutritivas

    ensaladas originales

     

    Para celebrar esta primavera adelantada os proponemos dos ensaladas originales, una vegana con higos y rúcula y otra con salmón y canónigos.

    • Preparación: 20 min
    •  
    • Comensales: 2
    • Calorías: ~ 150
    •  
    • Tipo de comida: Ensalada
    • Tipo de cocina: Saludable

    Da gusto cuando en mitad del invierno podemos disfrutar de unos días de primavera adelantada y en esta ocasión, hemos optado por dos deliciosas ensaladas con productos frescos. 

    Ingredientes para hacer ensaladas originales

    Para la ensalada de higos y rúcula:

    • Rúcula, 100 g
    • Higos frescos, 5
    • Moras, 100 g
    • Nueces, 50 g
    • Queso azul, 30 g
    • Lima exprimida, 1
    • Sal, al gusto
    • Aceite de oliva virgen extra, al gusto

    Para la ensalada de salmón marinado y canónigos:

    • Salmón fresco, 300 g
    • Salsa de soja, cantidad necesaria
    • Miel, 2 cucharadas
    • Eneldo fresco
    • Pepino, 1/2
    • Remolacha cocida, 1
    • Naranja, 1/2
    • Granada, 1 pequeña
    • Aguacate, 1
    • Canónigos, 100 g
    • Sal, al gusto
    • Aceite de oliva virgen extra, al gusto

    Preparación de ensalada de higos y rúcula

    1: Cortar los higos y colocar los ingredientes

    Preparación ensalada vegetariana

    Preparación ensalada vegetariana

    2: Servir

    Ensalada de higos

    Ensalada de higos

     

     

    Preparación de la ensalada con salmón marinado

    1: Marinar el salmón

    Colocamos el salmón crudo en un tupper o bandeja. Agregamos la soja, la miel, la ralladura de lima y el eneldo fresco. Podéis ser generosos con la miel, ya que casa perfectamente con el resto de ingredientes. Como mínimo, dejamos esta mezcla un día en la nevera. Mientras más tiempo tiempo esté macerando, más potencia de sabor tendrá.

    2: Cortar los ingredientes y colocarlos

    preparación de ensalada

    preparación de ensalada

    Lo primero es sacamos el salmón de la nevera. En una sartén, agregamos una cucharadita de aceite. Cuando esté bien caliente, sellamos el salmón vuelta y vuelta. Cortamos a gusto y reservamos.

    El siguiente punto no tiene mayor complejidad que preparar el resto de ingredientes. Primero, enjuagamos y cortamos la remolacha y el pepino en carpaccio. Pelamos la naranja y separamos los gajos. Por último, cortamos la granada en dos y desgranamos. Con un movimiento de torsión, se van separando las telillas y van lloviendo lentamente los granos. Luego, hay que golpear la granada con una cuchara de madera para que ceda lo que quede.

    Para este tipo de ensaladas tan vistosas a nosotros nos gusta utilizar fuentes grandes. Ayuda a crear patrones con los ingredientes y presentarlo de una forma más apetitosa. Quedan tan bonitas que luego da pena comérselas.

    El último paso para terminar nuestra ensalada es añadir un manojo de canónigos e ir colocando sobre esta base todos los ingredientes: la remolacha, el pepino, los gajos de naranja y la granada. El salmón lo hemos colocado en “la cima”, junto al aguacate. Para acabar, aderezamos a gusto y complementamos con unas ramitas de eneldo fresco.

    3: Servir

    Ensalada de salmón

    Ensalada de salmón

    Una fuente llena de color y aromas. Fresco, nutritivo, verde. No hay excusa para comer sano.

    Notas

    Es cierto que en los meses de invierno, pocas veces reparamos en que las ensaladas existen. El cuerpo pide platos calientes, como guisos o sopas. Lo atractivo de estas dos recetas es romper la monotonía invernal de plato hondo y puchero aprovechando estos días tan primaverales.

    Sirven como entrantes o para compartir entre dos comensales que no quieran valores calóricos muy elevados. Para un día con menos intensidad física o por si queremos cuidar una digestión fácil, estas ensaladas son perfectas. La idea fundamental es añadir algo de color y mucho jugo. Hemos cogido algunos ingredientes de temporada y los hemos combinado en un estallido de cítricos, texturas y aromas. Ambas son ensaladas muy equilibradas, sin secreto. ¡Pruébalas!

  • Tortilla de berenjena y calabacín

    Receta de tortilla de berenjena y calabacin 1 655x368

    Entre las diferentes recetas y elaboraciones de tortillas que puedes hacer, se encuentra esta receta de tortilla de berenjena y calabacín. ¿Cómo hacerla?

    La tortilla de berenjena y calabacín es una manera bastante creativa, sabrosa y nutritiva de hacer una rica tortilla. Esta receta no lleva mayores complicaciones en su ejecución y tiene enormes propiedades nutricionales. Es un plato con alto contenido de proteínas, antioxidantes y de fibra gracias a sus ingredientes principales: el huevo, la berenjena y el calabacín.

    Es importante en esta elaboración que los ingredientes, las verduras y los huevos, sean bien frescos. En lo que se refiere al punto del cuajado de la tortilla, dependerá del gusto de los diferentes comensales. Lo ideal es no pasarse demasiado, para que la textura final no tenga un toque demasiado seco.

    Ingredientes:

    • 6 huevos
    • 1 berenjena grande
    • 2 calabacines medianos
    • 1 cebolla grande
    • 1 patata mediana
    • 1 cucharada de perejil
    • Sal al gusto
    • Pimienta al gusto
    • 20 mL de aceite de oliva virgen extra

    Cómo preparar tortilla de berenjenas y calabacín:

    1. Lavar y cortar la berenjena en cuadritos medianos. Hacer lo mismo con el calabacín.tortilla de berenjena y calabacín
    2. Calentar una sartén. Agregar aceite de oliva y sofreír durante 15 minutos las verduras. El tiempo puede variar algunos minutos dependiendo de la intensidad de fuego de cada cocina. Pasados los 15 minutos, retirar del fuego y reservar.
    3. Pelar y cortar la cebolla también en dados medianos.
    4. Lavar y pelar la patata. Luego, cortarla en finas rodajas. Calentar otra sartén y agregar un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Añadir las patatas y agregar la cebolla picada y dejar pochar.
    5. Cuando la berenjenas y calabacines se hayan cocinado se habrán reducido por haber pedido líquido. Agregar las berenjenas a la sartén donde se están pochando las patatas. Sazonar con sal y pimienta al gusto y mezclar.
    6. Mientras terminan de cocinarse todos los ingredientes, cascar los huevos y separar yemas de claras. Con la ayuda de una batidora eléctrica batir las claras a punto nieve. Luego agregar las yemas y seguir batiendo hasta que quede bien integrado. Añadir sal al gusto.
    7. Cortar finamente un poco de perejil y agregar a la sartén con el calabacín y la berenjena. Mezclar.
    8. Agregar la mitad del contenido de los huevos batidos a la sartén de las verduras y mezclar. Una vez que haya mezclado bien dejar cocinar a fuego medio bajo durante cinco minutos.
    9. Pasado este tiempo, agregar el resto de los huevos batidos. Cuando se cuajen un poco, voltear la tortilla y dejar cocinar, siempre a fuego medio bajo, durante cinco minutos más.
    10. Retirar del fuego, dejar reposar unos minutos y servir.

    Puedes estar preparado del éxito que vas a tener al preparar esta receta. El sabor de las berenjenas y el calabacín son espectaculares y combinan perfectos en una tortilla. Además, es una comida bastante completa y muy saludable. ¿Te animas?

  • Potaje de garbanzos con calabaza

    Los platos de cuchara con garbanzos y calabaza siempre son un acierto. Toma nota de los pasos de esta receta de potaje de garbanzos con calabaza.

    Esta receta de cuchara es ideal para esos días en que bajan mucho las temperaturas, ya que resulta sumamente reconfortante para dar calor al cuerpo. El potaje de garbanzos con calabaza es un plato tradicional, de los de siempre y que nunca deja de gustar. Una opción nutritiva, económica y de mucho sabor. Este tipo de menús son por lo general muy buscados a la hora de pensar qué cocinar; entre otras cosas, porque tienen mucho rendimiento, son nutritivos y son fáciles de hacer.

    Lo bueno de esta elaboración es la combinación de ingredientes. No sólo por la mezcla de sabores, sino por lo equilibrados que resultan. Los nutrientes de laslegumbres se suman a las vitaminas y propiedades de la verdura. Y el resultado es una receta que tiene múltiples beneficios en una. Es un plato además ideal para que los más pequeños en casa tomen verduras y se vayan acostumbrando a su sabor.

    Ingredientes:

    • 400 gr de garbanzos en seco
    • 300 gr de calabaza
    • 2 dientes de ajo
    • ½ cebolla
    • 1 tomate
    • ½ pimiento rojo
    • ½ pimiento verde
    • 1 cucharadita de pimentón
    • 1 clavo de olor
    • 1 hoja de laurel
    • 1 cucharadita de comino
    • ½ cucharadita de jengibre en polvo
    • Sal y pimienta al gusto
    • Aceite oliva
    • 750 ml de agua o caldo

    Cómo preparar potaje de garbanzos con calabaza:

    1. Antes de preparar la receta, poner los garbanzos en remojo la noche anterior.
    2. El día de la preparación, escurrirlos bien y reservar.
    3. Limpiar y cortar las verduras. Pelar la calabaza y cortarla en cubos medianos. Cortar en trozos pequeñito los ajos y la cebolla. Cortar el pimiento y rallar el tomate.
    4. En una cacerola con aceite de oliva y la hoja de laurel, echar la cebolla y el ajo y dejar hasta que transparenten.
    5. Luego añadir el pimiento y el tomate rallado, salpimentar y remover.
    6. Verter el agua hasta cubrir la preparación, inmediatamente agregar los garbanzos y el pimentón y dejar que se cueza todo durante algo más de una hora, hasta que los garbanzos estén tiernos.
    7. Destapar la cacerola y añadir la calabaza junto al clavo de olor, el jengibre y el comino. Agregar un poco de agua si fuera necesario y cocer durante 15- 20 minutos más.
    8. Probar y rectificar de condimentos. Una vez que esté listo, probar el punto de sal, dejar reposar durante 10 minutos y servir.potaje de garbanzos con calabaza

    ¿Te animas a probar este potaje de garbanzos con calabaza? Es una opción sumamente recomendable por lo fácil de hacer, lo saludable y rico que resulta. ¡Prueba hacerlo y lo repetirás!

  • Hamburguesas veganas

     

    Hamburguesas de Remolacha, Todo Corazón

    por Veganamente

    Ya tenéis pensado con qué vais a celebrar el día de San Valentín? mirad que ya queda poco y esas cosa hay que ir preparándolas...Pero nada, que no cunda el pánico, yo misma os echaré una mano con la comida. Este año, en vez de una receta dulce, os traigo una salada, Unas Hamburguesas de Remolacha con Todo mi Corazón. Como el corazón que os entrego en cada una de mis recetas, que hago con todo el cariño y con la verdadera intención de haceros la vida un poco más fácil y deliciosa.

     

    Hamburguesas de Remolacha
    Hamburguesas de Remolacha

     

    A pesar de su aspecto, no os dejéis engañar, no, no son de carne aunque lo parezcan. Son completamente vegetales y sus principales ingredientes son las lentejas y la remolacha. Quería unas hamburguesas que no tuvieran una textura muy apelmazada o harinosa como ocurre con algunas hamburguesas de legumbres. Y se me ocurrió que la remolacha le daría el punto de jugosidad  que quería, además de un color más parecido a las tradicionales y por lo tanto más apetecible a las personas que no están acostumbradas a comer hamburguesas vegetales. Su elaboración es tan simple que no hace falta ni experiencia en la cocina. En este vídeo la podéis ver, paso a paso

    Unas hamburguesas deliciosas, con una textura jugosa y un precioso color, además de sanas, nutritivas y muy ligeras. Con los ingredientes que uso en la receta os saldrán bastantes, así que si no las vais a poder comer de una sentada no os preocupéis, las guardáis en el congelador y listo. Luego, simplemente tenéis que calentarlas un poco en la sartén y ya tenéis una comida o una cena lista. Comer acompañadas de una buena salsa, cebolla asada, ensalada y una buena compañía. Que aproveche!!! ❤❤❤

     

    Hamburguesas para San Valentin
    Hamburguesas para San Valentin

  • Puré de coliflor

     

     

    Guarnición ligera para todo tipo de platos

    El puré de coliflor es una buena alternativa al puré de patatas y resulta mucho más ligero. Dale una oportunidad y no te arrepentirás.

    Escrito por Joaquín Palazuelos el 26/01/2019 a las 12:36

    Preparación: 30 min     Dificultad: Fácil     Personas: 2


    La coliflor es la hortaliza de la familia de las brásicas que más juego nos ofrece en la cocina a la hora de preparar todo tipo de recetas diferentes, desde gratinados con bechamel, arroces, platos de cuchara o, como en esta ocasión, un delicioso y cremoso puré de coliflor, la guarnición perfecta de tus platos de pescado o tus asados.

    Ingredientes


    • Coliflor, 500 g
    • Patata pequeña, 1
    • Ajos, 1/2 cabeza
    • Mantequilla, 50 g
    • Cebollino picado
    • Nuez moscada, 5 g aproximadamente
    • Pimienta negra recién molida
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen extra

    Cómo hacer un puré de coliflor


    01: Asamos los ajos

    Puré de coliflor - Paso 1

    Como primer paso para preparar este puré de coliflor cogeremos nuestra media cabeza de ajos y la envolveremos en papel de aluminio junto con un poco de sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Presionamos bien el papel de aluminio y lo aplastamos sobre la media cabeza de ajos hasta envolverla y formar una especie de pelota.

    Cuando asamos los dientes de ajo o cualquier otra verdura envuelta así en papel de aluminio la protegemos del calor directo del horno y permitimos que se cocine con el propio vapor de sus jugos, que se conservarán en el interior de esta especie de papillote que nos sirve de envoltorio.

    En las fotos veréis cómo envuelvo una cabeza de ajos entera porque son de mi huerta y los dientes de ajo son pequeños, pero teniendo en cuenta el estándar de tamaño de las cabezas de ajo que podemos encontrar comercializadas con media cabeza de ajos es más que suficiente.

    Asamos la media cabeza de ajos durante 45 minutos, hasta que la pulpa de ajo de su interior esté bien cocinada y cremosa. A la hora de desenvolver el papel de aluminio hay que tener cuidado en no quemarnos, con especial atención al vapor que saldrá de su interior una vez abierto el paquetito.


    02: Cortamos y escaldamos la coliflor

    Puré de coliflor - Paso 2

    Limpiamos la coliflor retirando las hojas verdes y las zonas oscuras de la superficie si las tuviese.

    Retiramos la mayor parte del tallo leñoso ya que es una zona más dura que el resto de la coliflor que no se suele aprovechar, aunque para elaborar esta crema de coliflor sí que la podríamos utilizar, pero requeriría de un mayor tiempo de cocción. A continuación cortamos la coliflor en pequeños ramilletes de modo que quede dividida en trozos de tamaño similar.


    03: Cocemos la coliflor con la patata

    Puré de coliflor - Paso 3

    Colocamos los trozos de coliflor en el fondo de una olla y la cubrimos de agua fría. Ponemos esta olla a hervir y una vez arranque a hervir cocemos durante 3-4 minutos. Escurrimos la coliflor desechando este primer agua y volvemos a cubrir la coliflor con agua. Ahora sí, salamos el agua generosamente.

    Pelamos la patata, la cortamos en trozos medianos y la añadimos a la olla junto con la coliflor. Cocemos tanto la coliflor como la patata durante 25-30 minutos.


    04: Trituramos el puré de coliflor

    Puré de coliflor - Paso 4

    Escurrimos la patata y la coliflor y las añadimos al interior de un vaso americano o batidora de vaso (si es de vidrio es mejor esperar a que pierdan un poco de temperatura para que el exceso de calor no provoque que el vaso de vidrio estalle).

    Añadimos la mantequilla fría, sal y pimienta negra recién molida. Cortamos la media cabeza de ajos y la aplastamos para obtener la pulpa asada de su interior, que la añadiremos también al vaso americano junto con el resto de ingredientes. Por último, rallamos la nuez moscada sobre el resto de ingredientes.

    Cerramos el vaso americano y trituramos el puré de coliflor hasta obtener una crema espesa y homogénea pero a la vez untuosa y sedosa.

    Rectificamos de sazón antes de servir.


    05: Servimos el puré de coliflor

    Puré de coliflor - Emplatado

    Servimos el puré de coliflor. Si lo servimos como acompañamiento de otra preparación lo podemos emplatar como base de ese otro elemento principal o simplemente colocarlo en una salsera de la que servirnos cada uno la cantidad deseada. Yo le añado un poco de cebollino picado y unas gotas de aceite de oliva virgen extra crudo por encima porque me parece que aportan ambos ingredientes un frescor especial que ayuda a realzar el sabor de nuestro riquísimo puré de coliflor.

    Resultado final


    En apenas 30 minutos y con apenas un par de ingredientes básicos, ambos tremendamente asequibles y sanos, hemos preparado un puré de coliflor supersencillo pero también muy sabroso y delicado. Una forma diferente de comer la coliflor que resulta una excelente opción a la hora de acompañar cualquier pescado, ya sea una merluza, un filete de corvina, una pata de pulpo o, cómo no, un buen lomo de bacalao, al que si además le regamos con, por ejemplo, una sabrosa ajada gallega, lo convertiremos en un platazo de cuidado.

    Eso sí, este puré de coliflor no sólo es un acierto como base de platos de pescado, ya que también funciona a la perfección acompañando platos de carne, especialmente asados de cerdo, y también como base de unas tostas que podremos comer así tal cual o culminar con el ingrediente que más nos plazca o como una de las capas de un rico aperitivo presentado en vasitos, por ejemplo junto con una brandada de bacalao y una crema de pimientos.

    Debemos aprovechar todos estos meses de invierno en los que la coliflor está de temporada y en plenitud y, además, muy bien de precio. A la hora de seleccionar la coliflor en la verdulería debemos escoger una coliflor que tenga los ramilletes bien prietos y que esté bien blanca y sana. Una coliflor con los ramilletes abiertos, amarillenta o con manchas en su superficie nos indica que se trata de una coliflor vieja que debemos evitar comprar.

    Apuntar también lo fantástico que resultan los vasos americanos y batidoras similares para preparar este tipo de cremas, ya que consiguen que queden muy cremosas y ligadas. Siempre se puede utilizar una batidora de mano y colar el puré de coliflor posteriormente para que quede bien fino, pero nunca quedará igual de untuoso que si usamos una batidora de vaso.

  • Mermelada de aguaspin (uva crespa;uva espina)

    cocinillas.elespanol.com

    Hace un par de semanas pasamos unos días de vacaciones en el pueblo. Aparte de relajarnos y pasarlo muy bien aprendí a hacer mermelada. He de decir que es una sensación maravillosa poder recoger el fruto del árbol una mañana y al día siguiente tener una deliciosa mermelada casera y de lo más natural.

     

    Ingredientes para 8 botes de 200gr aprox

    3 kg de uva espina
    1,5 kg de azúcar

    Preparación

    Preparar los botes: Lo primero es esterilizar los botes de cristal que vais a usar metiéndolos en una cazuela con agua hirviendo durante 15 minutos y dejándolos secar muy bien después.
    Lo más importante es limpiar bien el fruto y cortar el rabo de cada uno. Al tratarse de un fruto pequeño y con rabito hay que decir que quitarlo es un trabajo muy laborioso, pero con un poco de paciencia se consigue.

    Con todos los frutos limpios hay que dejarlos una noche entera metidos en una cazuela cubiertos con todo el azúcar.
    Al día siguiente poner la cazuela a fuego medio durante aproximadamente 2 horas, hasta que veáis que esta muy bien fundido el azúcar con la fruta. tiene que quedar una pasta muy espesa.
    En ese momento pasar por un pasa puré para eliminar la piel y dejar otra vez a fuego medio durante una hora.

    Por último rellenar los botes con la mezcla caliente sin llegar al final de este, dejar un dedo para que se pueda producir el efecto vacío.Es muy importante que no derraméis nada fuera ni se os manche el borde. Cuando tengáis todos los botes listos y bien cerrados colocarlos boca abajo durante 24 horas.

    Idea: De esta forma podéis hacer mermelada casi de todo, variando solamente la cantidad de azúcar dependiendo del fruto, aunque casi siempre suele ser el mismo peso de fruta que de azúcar.

    Resultado.

    El bote de 200gr que nos trajimos a Madrid duró sólo 4 días. Deliciosa