¿Nuevos huertos urbanos en Oviedo?

114 trabajadores del plan de empleo convertirán 22 solares en parques y plazas

Rubén Rosón, con la simulación de la actuación en Otero. / E. C.

Rubén Rosón, con la simulación de la actuación en Otero. / E. C.

 

Los operarios del nuevo proyecto, que cuenta con un presupuesto de 3,8 millones, comenzarán a trabajar la próxima primavera en diez barrios

J. C. A.

 

El plan de empleo de 2019 recuperará veintidós parcelas municipales infrautilizadas para convertirlas en plazas, parques, pistas deportivas y juegos infantiles adaptados. Las contrataciones de los 114 trabajadores con los que contará el programa comenzarán en las próximas semanas y las actuaciones arrancarán, a priori, en abril. La inversión tanto en personal como en infraestructuras se eleva a 3,8 millones de euros y está cofinanciada por el Principado y el Ayuntamiento de Oviedo que se hará cargo de 1,98 de ellos, según adelantó ayer el concejal de Economía, Rubén Rosón.

El proyecto, que lleva por nombre 'Oviedo siembra comunidad', se inserta en el plan de economía natural y según explicó Rosón sirve para «favorecer el desarrollo local». Con la inserción laboral de los 114 trabajadores en diferentes categorías, que van desde peón o administrativo a arquitectos y que cobrarán según convenio, también pretende «cuidar el entorno y el medio ambiente como hicimos en el Naranco y La Zoreda» o favorecer la creación de «proyectos empresariales que nazcan en paralelo a las nuevas infraestructuras». Los candidatos que opten a conseguir uno de los contratos, de un año de duración, tienen que ser parados de larga duración y estar inscritos en las listas de demandantes de empleo.

Nuevos espacios
Las parcelas recuperadas se encuentran en Las Campas (3), La Florida (3), Vallobín, (1), Ciudad Naranco (1), La Corredoria (2), La Carisa (1), Rubín (2), Vetusta (2), Otero-Villafría (3) y Montecerrao (4).
Huertos y 'arboretos'
Aparte de plazas y pérgolas o canchas y juegos también habrá espacio para plantar huertos urbanos o 'arboretos' (pequeños jardines botánicos) con especies autóctonas.
Fulminato
Como continuación a la limpieza del bosque de La Zoreda, también se actuará en el anejo bosque del Fulminato.

De esta manera se pretende intervenir sobre espacios existentes, asignándoles un uso que no es necesariamente de ocupación arquitectónica permanente, posibilitando que sean utilizados por los ciudadanos en una ciudad «más humana y cercana a sus vecinos». «Se beneficiarán más de diez barrios de la ciudad», añadió el edil que desgranó que en los diseños de las nuevas plazas se barajan opciones con anfiteatros y pérgolas donde se puedan programar «actuaciones musicales de pequeño formato o actuaciones teatrales».

«Otro de los módulos a introducir son pequeños grupos de árboles autóctonos o 'arboretos' para crear bosques urbanos», añadió el edil que también avanzó la plantación de pequeños huertos urbanos para ser utilizados por escolares o «a modo de ocio» por vecinos de los barrios. Por último, se instalarán canchas de fútbol sala, baloncesto, mesas de pimpón y parques infantiles adaptados. «Este programa conseguirá que más de veinte espacios sean usados desde los mas pequeños a los mas mayores», indico antes de resaltar que tanto la recuperación del Naranco como la del bosque de La Zoreda o este tercer plan, «estarían esperando si se hubieran tenido que licitar a través de obra pública».

Los planes de empleo se complementan, por otro lado, con la recuperación del Bosque del Fulminato. Una actuación que da continuidad al proyecto de recuperación del bosque de La Zoreda para habilitar un parque periurbano de más de 72.000 metros cuadrados con vestigios originales de la fábrica de explosivos de La Manjoya y a cinco minutos de la senda verde.

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario