UTILIDADES

Diversos aspectos de la agricultura ecológica.

  • Los elementos del huerto ecológico.

    https://huertoguerrilla.com/los-elementos-del-huerto-ecologico/

    Vamos a ver todos los elementos que debe/puede tener un huerto ecológico. Es importante que sepas todos los que existen, ya que te darán ideas para hacer un huerto muy completo. Además se adaptará mejor a tus necesidades concretas.

    huerto en altura

    Indice de contenidos:

    Elementos al hacer un huerto ideal.

    Ahora queda saber los diferentes elementos que debe o debería tener un huerto. Evidentemente el espacio físico con el que cuentas decidirá si es posible ponerlos todos. También tendrías que tener en cuenta cuales son los que vas autilizar o cuales son indispensables para tu manera de trabajar y tu objetivo.

    Cuantos más elementos, es más trabajo, pero también más autosuficiencia y más sostenibilidad.

    No te agobies. Aquí voy a poner los que yo creo que son los elementos que debería tener una huerta ideal, completa.

    Empezamos por los:

     

    Elementos imprescindibles:

    Los elementos del huerto indispensables para tener un huerto mínimo viable;

    Zona de cultivo.

    La zona que vas a utilizar para las plantas. Pueden estar divididas por pasillos o por un solo sendero. Depende de la superficie con la que cuentes, la estética que quieras darle, las características de las persona que van a participar…. Eso sí, recuerda la rotación de los cultivos. Si pretendes hacerla (algo muy recomendable), tienes que tenerla en cuenta.

    Agua o boca de riego.

    Es indispensable tener el agua lo más a mano posible. Puede que tengas una zona de agua cerca, un riachuelo, manantial…También puedes utilizar tanque de 1000l para regar. Pero te aconsejo que tengas la posibilidad de recargarlos fácilmente. Si no será un problema bastante habitual que tendrás que solucionar.

    Si tienes acceso a la red de agua, puedes hacer una extensión con tubos de polietileno y racores de rosca tipo Plasson.

    zona de cultivo en un huerto

    zona de cultivo

    Elementos recomendables.

    En esta lista vas a encontrar los elementos del huerto que considero muy recomendables para el buen funcionamiento. Con ellos trabajarás más cómodo y de manera más práctica. Serás algo más autosuficiente y ayudarás a la diversidad en tu pequeña parcela. Las herramientas y todos los utensilios que utilices durarán más tiempo en buen estado. Y podrás producir plantas desde semillas.

    Buscar el equilibrio, la autosufiencia y la diversidad es clave en un huerto gestionado ecológicamente.

     

    Compostador o zona de compostaje.

    Esta el primero de esta lista, y no es por casualidad. Yo creo que el compostaje debe ir ligado a un huerto ecológico o jardín sí o sí. Si quieres hacer una gestión integral y ecológica del huerto es obligatorio producir compost de tus propios desechos. Además te permite tener limpio y ordenado el huerto. Aprovechando los materiales a primera vista inservibles y convertirlos en un compost excelente y muy útil. Existen tres métodos o sistemas para hacer compost de calidad, así que seguro que alguno se adapta a tu situación concreta. En HuertoGuerrilla.com puedes encontrar una guía para hacer compost paso a paso. Desde el principio y resolviendo todas las dudas que te pueden surgir en este proceso.

    Como consejos de ubicación de la zona de compostaje;

    Lo más lógico es ponerlo cerca de la zona o bancales de cultivo. Así evitarás trayectos largo cuando quites las hierbas y cultivos de temporada.

    La excepción sería si tienes algún animal, como gallinas, conejos…. En ese caso sería conveniente que lo tuvieras cerca de los recintos de estos animales. Así puedes echar directamente el estiércol en el compost. También puedes tener varias zonas de compostaje producidos por diferentes materiales.

    un cajón de compostaje

    cajón de compostaje

    La zona norte es una buena zona para ponerlo.

    Resguárdalo del viento.

    Si tienes algún árbol de hoja caduca, debajo de él sería un lugar ideal.

    Debes dejar espacio a su alrededor para poder voltearlo o sacarlo cuando lo necesites.

    Y si te es posible, cerca de un punto de agua sería ideal si tienes problemas por falta de humedad. En ese caso tendrás que humedecerlo a menudo en temporada de calor.

     

    Bancal de plantas perennes.

    Existen varias plantas, que por sus condiciones de cultivo, pueden (y deben) estar en una misma zona durante varios años. Estas son, por ejemplo, las fresas, la alcachofa, el ruibarbo….

    Te aconsejo que si quieres producir estos cultivos, tengas en cuenta este detalle, y les pongas una zona concreta donde cultivarlas. Se convertirán en unos bancales que no dan demasiado trabajo y si den muchas alegrías con su manjares.

     

    Caseta o cobertizo para herramientas.

    Un lugar para poder dejar las herramientas, tiestos, carretilla y demás útiles del huerto. Así se mantendrán mejor y durante más tiempo. Podemos tenerlo todo ordenado y en buen estado.

    Si no tienes posibilidad de poner una caseta, también puedes poner un arcón, o caja para aunque sea guardar herramienta pequeña o alguna cosa. Existen unos comerciales hechos de plástico no demasiado caros que merecen la pena. Eso sí, no te esperes que sean demasiado robustos con esos precios.

     huerto plantas aromáticas y medicinales.

    inicio de huerto plantas aromáticas y medicinales.

    Zona de plantas aromáticas y medicinales.

    Una zona imprescindible. Albahaca, tomillo, romero….La gran mayoría de este tipo de plantas no necesitan una tierra demasiado “rica” y tampoco demasiada agua. Lo que si suelen necesitar es pleno sol. Repito que la gran mayoría, no todas. Infórmate sobre cada una de ellas.
    Esta zona será una zona que atraiga innumerables insectos y polinizadores, aumentando y mucho la biodiversidad del huerto.
    Si el huerto está en el jardín de tu casa, procura ponerlas cerca de la cocina. Así cogerás cuando necesites un puñado dehierbas frescas que enriquezcan tus platos.

     

    Zona de semilleros.

    Si pretendes sacar tu propia planta de semilla, esta zona es imprescindible. En ella sembrarás las semillas y las plantas estarán aquí hasta que se desarrollen lo suficiente para pasarlas al bancal de mantenimiento.
    Lo más importante de esta zona es que esta cerca del agua. Cuando estén recién sembradas, tendrás que vigilar que no se seque el sustrato. Esto implica riego a diario, dependiendo del momento del año.

     

    Bancal de mantenimiento.

    A esta zona irán los plantones procedentes del semillero. Aquí los dejamos más tiempo para que la planta crezca lo suficiente hasta ponerla en su zona de cultivo definitiva.

    Debería estar cerca de semillero.

    elemento del huerto semillero

    semillero

    Elementos del huerto opcionales.

    Aquí encontraras los elementos del huerto que ya harían de tu huerto un auténtico huerto ideal. En muchos casos, un huerto casi utópico con el tiempo y espacio que necesitaría.

    Antes de seguir, sí que me gustaría volver a recordar, cuantos más elementos más mantenimiento y más trabajo.También más cosas a trabajar y aprender, en un huerto escolar, por ejemplo. Así, que cada uno tiene que pensar en sus objetivos a cumplir con el huerto en cuestión.

    Si crees que no vas a poder con todo, no lo hagas. Planifica su ubicación, y a medida que vayas trabajando el huerto y veas la cantidad de trabajo que supone, vete agrandándolo con más elementos de esta lista:

     

    Invernadero.

    Adelantas la plantación, los semilleros… y siempre te dará mucho juego. Lo malo es que exige más trabajo y atención. Una atención casi diaria en temporada calurosa si no tienes el riego automatizado. También necesita estar abierto para que no se concentre el calor.

    Si tienes un edificio cerca, puedes adosarlo a él. Así ahorras espacio y estará más protegido de vientos. El eje del invernadero debe ser norte-sur.

    Existen invernaderos comerciales o puedes hacerlo tú mismo. Puedes encontrar varios ejemplos en internet.

    bancal de flores

    banda floral

    Banda floral.

    Una banda floral con gran variedad de plantas, tanto silvestres de la zona, como con plantas auxiliares beneficiosas como el tajete, la salvia, caléndula, la capuchina,…

    Atraerá muchísimos insectos, ayudando a la biodiversidad. Esto ayudará a mantener el equilibrio en el huerto,previniendo plagas, entre otros beneficios.

    Además si lo haces bien, mantendrá flores durante casi todo el año, atrayendo a insectos y abejas silvestres en todas las temporadas del año.

    Puedes ponerlo entre los bancales de cultivo o al borde del huerto. También puedes formar un seto con ellas. Todo depende de las plantas que elijas.

    Si tienes espacio, puedes hacer varias bandas y agruparlas por necesidades del cultivo. Así será más sencillo su mantenimiento. Puedes hacerlo por necesidades de agua, por necesidad de sol o semi-sombra…. Y muchas otras variantes más. Yo te aconsejo que las agrupes por los ciclos concretos de cada planta, anuales (el girasol, cosmos, la albahaca…), bianuales, vivaces (dalia, cebollino, la consuelda de rusia….) Simplifica bastante el trabajo a la hora de preparar la tierra.

     

    Estanque.

    Queda genial en un huerto, y no es muy complicado de realizar. Necesitas un buen agujero y/o plástico especial para que aguante el mayor tiempo posible. También necesita una bomba que mueva el agua. Ahora mismo existen unas bombas solares a un precio asequible que dan buenos resultados.
    Procura ponerlo cerca del huerto, ya que tendrá o atraerá animales auxiliares muy beneficiosos para la zona.

     

    Hotel de insectos.

    Un elemento curioso, que hace del espacio algo muy diferente. Se trata de una estructura donde encontramos materiales de todo tipo. La idea es facilitar la cría de insectos dentro de él. Esto creará más diversidad en la zona.

    Puedes hacerlo tú mismo, existen muchísimos diseños. Es una tarea estupenda para hacerlo con niños. También puedes comprarlo. Hay muchos y de muy variado precios y tamaños.

    La zona de instalación, te aconsejo que este en una zona soleada, junto al huerto y la zona de plantas aromáticas y la banda floral.

    Debe estar algo protegido de las inclemencias meteorológicas.

    El hotel de insectos está bien en cualquier tipo de huerto; pero está especialmente indicado para los huertos que están en un medio urbano. Es ahí donde este tipo de insectos tienen más complicado encontrar un hogar y comidadurante todo el año.

    hotel de insectos elementos del huerto

    hotel de insectos

    Gallinero.

    Tener un gallinero en el huerto ya es lo más de lo más. Tienes un montón de opciones para ponerlas. Todo depende con el número de gallinas con las que te atrevas. Puedes tener una pequeña jaula para dos gallinas al borde del huerto.Puedes hacer un gallinero móvil que encaje en las zonas de cultivo. Así limpiarán y abonarán para el siguiente cultivo.

    Dan muchísimo juego, además de huevos y un buen abono para la tierra.
    Investiga, hay mucha información en la red.

    diseño huerto con gallinas

    diseño huerto con gallinas

    Árboles frutales.

    Si quieres tener árboles frutales, tienes que tener en cuenta que tienen que estar bastante alejado de la zona de cultivo del huerto. No me atrevo a decir una distancia concreta porque depende del tipo de frutal, radio de raíces, profundidad, exigencia en nutrientes….

    Puedes plantarlos al borde de tu terreno o plantarlos en la zona norte del huerto para evitar la sombra a los cultivos. Para mí, esta última es la mejor opción.

    Respeta siempre los marcos de plantación de los arboles.

     

    Lombricompostera.

    No es de vital importancia, sobre todo porque ya tienes una producción de buen compost. Pero no hay que olvidar que con las lombricomposteras sacamos el preciado humus de lombriz. Un abono muy interesante para cualquier planta y momento del año. En recipientes, en macetas, en el suelo al trasplantar alguna planta… Todo son beneficios. Así que si quieres, te puedes animar a producir humus. Existen muchas maneras de hacerlo. Busca información y a cuidar familias de lombrices.

     

    Colmenas de abejas.

    Y para finalizar esta lista de elementos de la huerta, he dejado para el final el top de los elementos, poner colmenas de abejas en tu huerto.
    No es fácil. Necesitas mucho espacio para ponerlas. Pero si tienes oportunidad y ganas de hacerlo, puedes animarte.
    Lo mejor es ponerlas en un lugar elevado. Así cuando entren y salgan de la colmena, no se cruzarán con la gente que está en la huerta en plena faena.

    Te dejo el primer video del curso de apicultura del canal de diariodeunnenolabrego. Si te animas te vendrá genial todo lo que explica.

     

    Y hasta aquí todos los elementos del huerto que tendrías que tener en cuenta a la hora de hacer el diseño del huerto.
    Sí, es verdad, todavía quedaría alguno más….
    Un sistema de recogida de agua de lluvia, una zona de descanso y reunión….pero todo depende del espacio con el que cuentas y todas sus posibilidades.

    bancal con flores y aromáticas. Listo para plantar.

     

  • Beneficios de la corteza de pino para el jardín

    Por Marina Gago. Ecologiaenverde.com

    Img beneficios de la corteza de pino para el jardin 869 600

    ¿Sabías que la corteza de pino es uno de los materiales más usados para conformar un acolchado? El hecho de que esto sea así tiene una explicación muy sencilla: esta práctica es muy beneficiosa para todas las plantas que habitan en esa tierra, además de contribuir para que el sustrato conserve la humedad y para evitar el desarrollo de malas hierbas.

    Para mantener en buen estado el suelo del jardín puedes utilizar dos tipos de corteza de pino: en bruto (tal y como sale de la serrería) o cribada (que ha pasado por un proceso de filtrado y está compuesta solo por piezas pequeñas). Ambas tienen innumerables beneficios que te explicamos a continuación.

    Mantener la humedad

    Uno de los beneficios de la corteza de pino es que ayuda a conservar la humedad, impidiendo que el suelo se caliente mucho. Además, se evita el crecimiento del césped. Todo esto provoca que las necesidades de riego del jardín resulten inferiores.

    Beneficios de la corteza de pino para el jardín - Mantener la humedad

    Malas hierbas

    Otra de las ventajas de este material es que evita el desarrollo de malas hierbas. Si se diera el caso de que pese al acolchado las malas hierbas logaran crecer, será mucho más fácil de identificar y, por tanto, eliminar.

    Un material resistente

    Por otro lado, la corteza de pino se puede pisar sin problemas, ya que es un material muy resistente, al contrario de lo que ocurre con el césped, que es mejor no ponerle los pies encima para procurar su mejor crecimiento y desarrollo.

    Beneficios de la corteza de pino para el jardín - Un material resistente

    Otras ventajas

    Además de todo lo anterior, hay que tener en cuenta que la corteza de pino genera bonitos contrastes con el verde de los ejemplares. Por supuesto, también permite la formación de senderos y la separación de distintas áreas del jardín.

    Por si todo esto fuera poco, la corteza de pino genera buen olor y es totalmente ecológica.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Beneficios de la corteza de pino para el jardín, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidado del jardín.

  • Como atraer sapos y ranas a nuestro huerto

    Fuente:www.lahuertinadetoni.es

    En la huerta lo ideal es simular lo más parecido a un ecosistema natural, siempre debemos intentar interactuar lo menos posible puesto que la naturaleza se las sabe arreglar bien y los depredadores se establecen y depredan a las plagas. En el artículo de hoy vamos a mostrar maneras en las que podemos atraer a la huerta a algunos anfibios como salamandras, ranas o sapos.

    RANAS

    Como atraer sapos y ranas a nuestro huerto

    Para atraer las ranas a la huerta o jardín es necesario tener al menos una charca o un pequeño estanque puesto que respiran por la piel y si se les seca se mueren. Las condiciones del estanque deben ser lo más naturales posibles, es decir, prefieren el agua estancada sin ningún tipo de cascada, con plantas y algas para que al poner sus huevos los renacuajos salgan adelante y que reciba sol durante algún momento del día pero no siempre sol directo. También necesitan una forma fácil de salir de la charca, pues por la noche les gusta recorrer el suelo en busca de posibles presas. Además le podemos poner tejas, piedras y otro lugares alrededor de la charca para que se refugien si les apetece un lugar fresco que no sea dentro del agua.

    También hay ranas arborícolas como la de la imagen superior, estas no les gusta estar de remojo en el agua sino que prefieren estar entre la vegetación por lo que lo ideal sería poner pequeños recipientes con agua para que se puedan remojar cuando lo necesiten.

    Se alimentan en su mayoría de pequeños insectos dependiendo del tamaño de la boca de la rana, por ejemplo la ranita verde suele alimentarse de moscas e invertebrados de un tamaño similar pero si es una rana verde que es de mayor tamaño pueden devorar saltamontes o cucarachas sin ningún problema.

    SAPOS

    Los sapos tienen hábitos parecidos a los de las ranas salvo que no necesitan tener una charca solo un ambiente húmedo donde enterrarse en el suelo, podemos poner un lugar en el que la tierra sea  suelta con piedras y tejas para que estos se entierren y se queden por la huerta. Los sapos se alimentan de caracoles y babosas además de  los mismos insectos de los que se alimentan las ranas. La verdad es que estos depredadores no es que vayan a ejercer un control importante de plagas pero si es verdad que entre todos los depredadores se mantiene el equilibrio y siempre es bonito escuchar al atardecer o amanecer el canto de estos anfibios sabiendo además que se están alimentando de posibles plagas que deambulan por la huerta.

    Sapo 561077704

    Debemos evitar el uso de químicos en la huerta pues la extinción de los anfibios es debido en su mayor parte al uso de estas sustancias puesto que su piel es muy sensible.

    SALAMANDRAS

    Son depredadores que gustan vivir en lugares sombríos cerca de los bosques o ríos. En la huerta podemos poner un lugar con abundantes hojas cerca de nuestra charca y si tenemos la posibilidad de poner refugios de troncos y maderas mucho mejor. Se alimentan de insectos y pequeños invertebrados, así como otros animales como caracoles y babosas de pequeño tamaño. Son nocturnas y prefieren salir a cazar bajo la lluvia, lo cual nos viene de perlas a los agricultores pues es cuando también salen los caracoles y babosas.

    Salamandra salamandra bm3 1

     

    Un factor bastante importante es que debemos tener en cuenta que la charca no se puede secar y que en invierno durante las heladas las debemos descongelar con agua caliente para que tengan el agua a disposición siempre que la necesiten. Juntos podemos ayudar a que estos animales no se extingan y si les hacemos un hueco en nuestra huerta mucho mejor.

  • ¿Qué necesitas para poner en marcha tu huerto urbano?

    La primavera es el momento más propicio para montar y sembrar tu propio huerto, para ello necesitaras cuatro artículos imprescindibles


    ¿Qué necesitas para poner en marcha tu huerto urbano?
    Plantel de lechuga en un huerto urbano (AlexRaths / Getty)

    No hay nada más natural que lo que puedas cultivarte tu mismo. Las verduras y frutas que saques de tu huerto no llevaran productos químicos y además te las comerás recién recolectadas, con lo cual ingerirás todas sus propiedades intactas.

    Muchos pueden pensar que es imposible tener un huerto porqué viven en un piso, pero no hace falta disponer de una parcela de terreno o un jardín para montar un huerto. Con una pequeña terraza, incluso con un balcón, podemos cultivar lechugas, tomates o rábanos.

    Si quieres ahorrar y además saber lo que comes te contamos todo lo que necesitas para poner en marcha tu huerto urbano.

    Mesa de cultivo

    La maceta necesaria para la creación de un huerto urbano dependerá del espacio del que dispongas. Puedes hacerlo en macetas, jardineras o ,¡mesas de cultivo.
    Además, cada especie de cultivo necesita una profundidad diferente: las lechugas, espinacas y rábanos tienen pocas raíces, por lo que requieren poca profundidad. Para ello podemos elegir las macetas textiles, que son muy ligeras y se adaptan muy bien a los espacios.
    Otros cultivos te requerirán un recipiente más hondo. Por ejemplo, si queremos cultivar ajos, cebollas, tomates y pimientos deberemos disponer de 24cm como mínimo. La mejor opción en este caso, si el espacio os lo permite, son las mesas de cultivo porqué resultan muy prácticas y cómodas y permiten mucha variedad de cultivos. Para aprovecharlas al máximo debéis pensar en alternar las plantas en función de los ciclos de crecimiento de cada una. Y, además, habrá que tener en cuenta el espacio mínimo que necesita cada especie.

    Sustrato

    De entre los sustratos existentes, lo más importante es que el suelo tenga una proporción adecuada: 60% de sustrato que le aporte estructura y un 40% de sustrato que funcione como abono. En el mercado puedes encontrar sustratos preparados especialmente para huertos urbanos.
    Otros sustratos muy útiles por sus buenas propiedades son el vermicompost (humus de lombriz) y la fibra de coco. Ambos son sustratos orgánicos ligeros, por los que circula bien el aire y retienen bien el agua y los nutrientes. Si usas estos dos sustratos, la fibra de coco aportaría la estructura y el vermicompost los nutrientes y las propiedades de la materia orgánica.
    Antes de realizar la siembra es necesario preparar la tierra para oxigenarla y dejarla suelta y mullida.

    Riego

    Es necesario estar pendiente de la humedad constante requerida en el sustrato, pero sin provocar excesos que puedan repercutir en un lavado de los nutrientes.
    Para ello es posible hacer un riego manual por regadera o se puede optar por un riego por goteo automático, que aportará una frecuencia y caudal de agua adecuado para la planta y ahorrarte así también bastante agua.
    Para ello debemos hacernos con un kit de riego gota a gota para instalar en nuestro huerto pero si queremos tenerlo todo controlado podemos adquirir un programador de riego. Con estos dos productos tendremos controlado que cada día nuestro huerto recibe el agua justa que necesita sin ningún esfuerzo por nuestra parte.

    Plantel

    Lo más sencillo para comenzar a cultivar un huerto urbano es el plantel. Cuando ya tengas más experiencia podrás cultivar con semillas, incluso de tu propia producción.
    El tipo de cultivo que hagas dependerá de si tu espacio recibe mucha luz directa durante todo el año o solo una temporada. Si tienes muchas horas de luz podrás elegir especies como el tomate, el pepino o el calabacín y si dispones de menos horas de sol, tendrás que hacerte con especies que no demanden tanta luz o que prefieran la sombra como son: la lechuga, los rábanos, las cebollas o las acelgas.
    La mejor época de siembra es en primavera, pero es posible sembrar en cualquier época del año siempre que se eviten días muy fríos de invierno o muy cálidos de verano.

  • Laboreo o no laboreo

    Huerto.eco - Vicen Piqueras 

    Laboreo

    La finalidad del laboreo es favorecer el crecimiento y desarrollo de los cultivos. Puede aumentar el potencial productivo del suelo favoreciendo la estructura y mejorando las propiedades físicas, aumentando la profundidad de enraizamiento. Elimina la competencia con las adventiciasy prepara un lecho de siembra favorable a la germinación de las semillas. Pero estos objetivos pueden ser conseguidos sin laboreo, si se sabe hacer. Sólo hay que respetar el funcionamiento natural del suelo.

    Antes de elegir hay que tener en cuenta:

    1. Las raíces no llegan al horizonte mineral, por tanto no conviene movilizarlo.
    2. En los suelos donde no hay estructura son las raíces de las plantas las que dan estabilidad estructural al suelo
    3. Los organismos del suelo, sobre todo las lombrices colaboran activamente en la formación del complejo arcillo-húmico.
    4. Las invasiones de hierbas o parásitos son un síntoma: aporte de estiércoles frescos, rotación corta, trabajar el suelo sin que esté en tempero.

    Laboreo

    Si optamos por el laboreo debemos seguir las siguientes recomendaciones:

    1. Respetar el orden de las distintas capas del suelo, se trata de mullir, no de voltear ni mezclar las capas
    2. La materia orgánica se debe prehumificar en superficie antes de ser incorporadas al suelo
    3. Hay que minimizar el número de pases para no interferir el trabajo de los organismos del suelo.
    4. El suelo tiene que trabajarse en tempero: trabajar el suelo muy seco es difícil y supone un gran gasto energético, deja la tierra muy desmenuzada provocando la obturación de poros y la falta de oxigenación. Si se trabaja con exceso de humedad se amasa la tierra y queda compactada al secarse.

    No laboreo

    Si optamos por el no laboreo conseguimos descompactar el suelo, manteniéndolo suelto y aireado usando la energía que las plantas captan del sol, ya sea de forma directa, mediante el empuje de las raíces de los cultivos o de las plantas que nos sirven de cobertura, o de forma indirecta, mediante los organismos del suelo que obtienen de los vegetales su energía y los nutrientes necesarios para realizar "su trabajo". Es el medio el que trabaja a nuestro favor y hay que crear las condiciones adecuadas para ello. Supone un máximo respeto a los procesos naturales.

    Se puede cultivar sin efectuar laboreo teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

    1. El suelo cultivado se laborea al principio solamente.
    2. Se mantiene la zona cultivada sin pisar.
    3. Se debe mantener siempre un acolchado en superficie, bien de compost o de otros materiales para preservar la actividad biológica que propicia el laboreo natural del suelo, con unos adecuados niveles de materia orgánica.
    4. Se tendrán en cuenta las rotaciones y la presencia continua de vegetación.
    5. Es importante el aporte de materia orgánica de calidad.
    6. Incorporar las raíces de los cultivos al suelo, sin arrancarlas. Quedarán bajo tierra y serán descompuestas.

  • Cuando sembrar los abonos verdes

     

    Fotografía de Vicen Piqueras

    Para que un abono verde cumpla su función hay que tener en cuenta en qué época se tiene que desarrollar para que nos cubra el suelo y tenga tiempo de llegar a la floración. También hemos de pensar cuándo queremos tener la tierra disponible para la siguiente siembra de hortalizas.

    Abonos verdes para cultivos tempranos

    Si vamos a sembrar pronto en la primavera nuestros cultivos, elegimos un abono verde sensible al frio dándole tiempo a crecer antes de que lleguen los hielos y a descomponerse con ellos. Como fecha límite de siembra sería finales de agosto o como mucho septiembre para especies de crecimiento rápido. Algunas opciones:

    • Habas: como leguminosa siempre será interesante, crece rápido. Puede rebrotar si no se elimina de base.
    • Trigo sarraceno: muy rústico, cubre pronto el suelo. Se puede mezclar con otros como mostaza o facelia.
    • Girasol: crece rápido y necesita poco riego para nacer.
    • Facelia: muy rápida, floración melífera.
    • Mostaza blanca: es la más rápida de crecimiento, se le considera nematicida.

    Abonos verdes para segar en primavera

    Si el cultivo siguiente es a finales de primavera ponemos especies que aguanten el frio para que crezcan durante el invierno y poderlas cortar en primavera. Se siembran hasta finales de septiembre. Algunas opciones:

    • Centeno: ideal asociado con veza a partes iguales.
    • Veza: cubre enseguida el suelo. Combinada con gramíneas como centeno o avena.
    • Habas: también se combinan con una gramínea.
    • Colza: combinarla con gramínea o leguminosa.

  • Errores de los nuevos hortelanos

    http://www.lahuertinadetoni.es/15-errores-que-cometen-los-nuevos-hortelanos/

    El mundo de la huerta es más complicado que el simple hecho de plantar una semilla, debemos tener en cuenta muchos factores que afectan a las plantas para que no se vean afectadas y mueran. Esto suele causar que la gente se desanime y deje de plantar, pero estamos para ayudarnos así que en este artículo les voy a comentar 15 errores que suelen tener al principio y así espero que los eviten.

    1. CULTIVAR COSAS QUE NO TE GUSTA COMER

    Suena un poco absurdo, ¿porque íbamos a plantar cosas que después no vamos a comer? Pues es un error bastante común en los principiantes. Lo mejor es pensar en las recetas que sueles hacer y plantar esas verduras que sabes que vas a consumir. Aunque lo mejor es empezar por cosas sencillas para acostumbrarse a cultivar.

    2. SEMBRAR SEMILLAS CUANDO NO SE DEBE

    Las plantas no se pueden sembrar cuando queramos sino que cada hortaliza tiene su tiempo de siembra, para ello podemos mirar en el paquete donde compramos las semillas, preguntando a quien nos la haya dado o mirando el calendario de siembra que te ofrecemos en la huertina para que aprendas cuando debes empezar  a hacer los los semilleros.

    3. SEMBRAR SEMILLAS A LA VEZ

    Es muy común sembrar todo a la vez, por ejemplo, 20 lechugas, el resultado es que al final tendremos 20 lechugas que tenemos que empezar a regalar porque no nos las podemos comer todas. Lo ideal sería plantar unas la primera semana, otras la segunda, otras la tercera, así nos irá creciendo poco a poco y las podremos ir cogiendo cuando nos haga falta.

    4. NO USAR MANTILLO

    Muchos principiantes no terminan de entender el mantillo y para que sirve, aparte de que ya lo hemos explicado, les haré un resumen y es cualquier material que utilizaremos para cubrir la superficie donde hemos plantado con el fin de evitar que salgan malas hierbas, mantener la humedad, aportar materia orgánica con forme se va descomponiendo. Así que ya saben que sea una huerta, jardín o maceta, deben añadir un mantillo o acolchado. El más usado es la paja, es fácil de conseguir pues se vende como forraje para animales.

    5. TRATAR DE ELIMINAR TODAS LAS MALAS HIERBAS A MANO

    A veces las malas hierbas cubren todo y es debido a que no hemos sabido gestionarlas desde un primer momento. Lo ideal es usar acolchado, aunque también podemos usar mallas o plásticos para cubrir el cultivo y así evitar que salgan malas hierbas. Si ya está la hierba crecida y no hay nada plantado, pues lo más fácil es hacer solarización.

    6. IGNORAR LA SITUACIÓN

    La luz es muy importante a la hora de tener una huerta, por eso debemos observar durante el día a ver cuantas horas de luz tenemos para saber que plantar, ya que cada planta tiene sus requisitos mínimos de luz y si no se cumplen pues no las podríamos cultivar. Hay plantas que toleran más luz o menos luz.

    7. NO APRENDER SOBRE PLAGAS O MALEZAS

    Deben informarse bien sobre las plagas o malezas que ven en la huerta y tratar de identificarlas para saber que tratamientos seguir o que remedios ecológicos aplicar. También podemos preguntar en grupos de facebook sobre la posible identificación.

    8. NO ENTENDER EL SUELO

    Hay muchos tipos de suelos y con diferentes niveles de acidez ( ácido, neutral o alcalino). Dependiendo del suelo que tengas las plantas te crecerán mejor o peor. Suelo con cierta cantidad de nutrientes y con cierto nivel de drenaje. De manera más sencilla, un suelo de color oscuro es que tiene una elevada cantidad de materia orgánica en cambio si es mas claro o rojo, quiere decir que no tiene casi materia orgánica o es arcilloso, con lo cual lo ideal es aportar materia orgánica para que las plantas se den bien. Hay ciertos aparatos para medir la acidez del suelo como puede ser el peachímetro.

    9. NO APROVECHAR LAS PLANTAS PERENNES

    Hay ciertas plantas que solo necesitas plantar una vez y recoger el fruto año tras año sin mucho cuidados, como los espárragos o las cebollas galesas.

    10. TRABAJAR DEMASIADO DURO

    Es algo que a todos nos ha pasado, vamos a la huerta y trabajamos 6 o 7 horas de sopetón y dejamos de ir durante 1 o 2 semanas puesto que no tenemos tiempo. Al volver estará todo como si no hubiéramos hecho nada, no crecieron las plantas, hay muchas malas hierbas… Lo mejor es dedicar al menos 30 minutos diarios o cada dos días para evitar que esto nos pase y que al deprimirnos dejemos la huerta.

    11. ACAPARAR DEMASIADO

    A veces en la huerta ocupamos más de lo que podríamos llevar, las malas hierbas crecen, las plagas afectan varios cultivos y frutales, surgen averías… no echamos las manos a la cabeza y  abandonamos. Lo mejor es intentar llevar pocos cultivos o turnarte con un amigo que te ayude a llevar la huerta.

    12. ALEJARSE DE LA EXPERIMENTACIÓN

    Debemos tener alma aventurera y experimentar con variedades nuevas del cultivo que nos gusta, probar que opciones vienen mejor para entutorar o para darles tratamientos, romper con lo cotidiano y descubrir.

    13. NADIE A QUIEN ACUDIR PARA PEDIR CONSEJO

    Si nadie de tu entorno le gusta cultivar, puedes acudir a grupos en facebook, crearte un blog para compartir tu experiencia y gente que lo vea te pueda comentar o simplemente pon comentarios en nuestra página de la huertina, siempre respondemos todas las dudas que nos dejan.

    14. GASTAR DEMASIADO DINERO

    Al principio siempre hay que hacer una pequeña inversión pero lo ideal es aprovechar cosas para así no gastar tanto. Las macetas podemos usar cubos con sus correspondientes agujeros si tienes un huerto urbano, en cuanto a herramientas puedes comprar algunas que tengan la función de varias o las mínimas posibles y poco  a poco ir perfeccionando, las semillas las puedes pedir a algún vecino y más adelante hacer un intercambio…

    15. RENUNCIAR

    En esta vida siempre van a haber desgracias tanto en la huerta como en lo personal, pero si miramos el lado positivo, estar distraído con las plantas nos da la opción de pensar, distraernos, hacer amigos… Renunciar a la huerta no es una buena opción, ya que nos da terapia aunque no lo veamos y tarde o temprano obtendremos buenos resultados, solo debemos tener paciencia.

  • Cómo germinar semillas con éxito y hacer una prueba de germinación.

    https://huertoguerrilla.com/como-germinar-semillas-con-exito/

    Cuando se acerca la primavera, normalmente suele llegar el tiempo de siembra. La hora de la verdad, la semilla pasará de estado de letargo a una actividad asombrosa.

    Germinar semillas requiere de ciertos conocimientos. Cada variedad de semilla tiene sus propias condiciones para su óptima germinación. Y es la habilidad, conocimientos y experiencia de la persona que va a sembrarlas uno de los mayores factores de éxito en este proceso.

    semillas germinando

    Este artículo explica como germinar semillas y algunos trucos que te ayudarán a que te salga bien. Además también puedes aprender hacer una prueba de germinación muy útil y sencilla, para saber:

    1. Cuál va a ser aproximadamente el éxito de germinación en una siembra directa.
    2. Conocer el estado de un lote de semillas.
    3. Multiplicar una variedad rara antes de que la facultad germinativa de la semilla descienda demasiado.
    4. Si tienen una mala germinación, puedes saber si es por alguno de los 3 factores más comunes; las condiciones del entorno, a una dormancia (inaptitud temporal para la germinación), o a la muerte de la semillas.

     

    Como germinar semillas.

     

    Para germinar semillas hay que intentar ponerlas en las condiciones óptimas para su perfecta germinación, humedad, calor y oscuridad ( o luz, dependiendo de la semilla)… Y cada variedad de semillas tiene sus propias características.

    Antes de empezar el proceso quiero que esto quede muy claro, aquí vamos a explicar la manera en la que la mayoría de las semillas germinan, pero cada una tiene sus propiedades particulares. Si quieres asegurarte el 100% de éxito en este proceso (porque es una variedad rarísima y no te quedan más, por ejemplo) infórmate concretamente de sus condiciones particulares de la luz, temperatura y humedad . Como no todo está en la web, te aconsejo el libro El placer de obtener tus semillas, tiene unas tablas bastante completas de hortalizas, flores y aromáticas.

    semillas para germinar

    Esta prueba se puede realizar con materiales que tenemos por casa, no es el más adecuado ni profesional, pero es más que suficiente. Básicamente necesitaremos una caja de metal o dos platos, o incluso un taper transparente (adecuados si necesitan luz en la germinación las semillas) y unos papeles de cocina húmedos.

    El papel sirve para semillas que germinan rápido pero como este tipo de papel se deshace bastante rápido, en caso de germinaciones lentas (con semillas de árboles, por ejemplo) es mejor un trapo.

     

    Germinar semillas paso a paso.

     

    Empezamos:

      1. Forra el fondo con varias capas de papel húmedo y cuidado! Muy importante quita el exceso de humedad. No debes de inundarlas. Mejor usar agua templada o tibia.
      2. Coloca las semillas dándoles el mayor espacio posible, que nos permitirá tener una idea clara y global del índice de germinación y evitarás que se enreden las raices. Puedes ver la foto de arriba.
      3. Coloca otras pocas capas de papel de cocina húmedo sobre las semillas, poniendo atención en quitarle nuevamente el exceso de humedad. Mira la foto de abajo.
      4. Finalmente, cubrelo con la tapa, o el plato puesto del revés, en forma de concha. Esto creará el ambiente de humedad, calor y oscuridad necesaria para la germinación.

    Colocaló en un lugar que tenga la temperatura media que le corresponda para tener las condiciones óptimas (20-25 grados suele ser una condición general bastante efectiva para casi todas las semillas).

    Tus semillas están ya en el camino de la germinación, vigila tus semillas cada día para asegurar que los pañuelos no se hayan secado, y pulveriza los pañuelos con agua si es necesario. Necesitan humedad constante, pero sin pasarte.

    Después de algunos días verás que las semillas se rompen y sale una raíz. Es poco común, pero algunas semillas pueden necesitar entre 10 días a 2 semanas hasta romper.
    Ahora ya podrás hacerte una idea general de tu índice de germinación. Si has puesto 10 y han germinado 5 pues tienes un 50% , si germinaron todas un 100% de germinación.

    semillas de calabacín germinadas.

    semilla germinadas de calabacín 13 días después. Muy bajo el porcentaje de germinación.

    Según especies, puedes trasplantarlas cuando aparecen los primeros milímetros de raíz. Eso sí, tienes que tratarlas con muchísimo mimo y cuidado.

    Problemas al germinar semillas por su tamaño.

    Dependiendo del tamaño de las semillas, puedes tener algunas dificultades;

    • Semillas muy finas:
      Es difícil colocar una a una ciertas semillas. Será difícil hacer un porcentaje de germinación, pero podremos al menos juzgar el valor del lote de las semillas.
    • Semillas gruesas:
      Estas semillas deben absorber una gran cantidad de agua antes de poner en marcha el proceso de germinación. Por lo tanto, las tienes que dejar remojar entre 12 y 24 horas en agua tibia para que se empapen perfectamente antes de realizar la prueba.

    semillas de lechuga germinando

    prueba de germinación de lechuga Martina. Excelente poder germinativo.

     

    Espero que este artículo te ayude a tener más éxito con tus semillas.Si también te interesa saber como producir tus propias semillas, puedes leer como conseguir semillas de flores y hortalizas. 

    Si tú lo haces de otra manera y se te da bien o tienes alguna dificultad con alguna especie concreta… no dudes en escribir en la zona de comentarios. Y recuerda que siempre que tengas la posibilidad, intenta obtener tus propias semillas. Ayudas a la biodiversidad (básico en agroecología) y es un nuevo reto muy gratificante.

  • Cómo mejorar el suelo del huerto

    https://www.agromatica.es/el-suelo-de-tu-huerto/

    caracteristicas del suelo

    Contenido del artículo

    El suelo como ente vivo

    El suelo es el elemento creador de vida por excelencia y su manejo condiciona el éxito o el fracaso del huerto o jardín. Es importante saber que es el elemento más susceptible de verse influenciado y modificado por el ser humano. De aquí radica su importancia y no le quita prestigio saber que hoy en día se pueden desarrollar ciertos cultivos sin la presencia de él (cultivos hidropónicos puros).

    Es tan complejo porque en él hay un equilibrio entre la fauna (microorganismos, gusanos, topos, ratones, etc.) y la flora (todas las plantas que conocemos) y, sin embargo, dicho equilibrio es muy fácil de romper.

    El suelo es una roca gigantesca que con el paso de cientos y miles de año se ha ido erosionando por efecto de la naturaleza hasta convertirse en agregados de polvo.

    Dicha disgregación mecánica de las rocas ha proporcionado un elemento de vida para plantas y animales, y en todo este proceso de formación del suelo tal y como lo conocemos a día de hoy le ha permitido guardar unas características propias de cada zona.

    En cuanto esto, podemos clasificar el suelo según su composición y su estructura.

    La grava y las piedras que nos encontramos en el jardín son agregados que aún no se han desintegrado y tienen tamaños superiores a los 2 milímetros.

    El suelo arenoso es aquel que en su mayoría tiene partículas que están entre 0,05 y 2 milímetros.

    El limo, el suelo típicamente agrícola, tiene un tamaño menor, entre 0,002 y 0,05 milímetros.

    El suelo arcilloso, por último, es el que tiene el menor tamaño de partículas, teniendo éstas un tamaño inferior a los 0,002 milímetros.

    Sin embargo, en un suelo común no nos vamos a encontrar una sola composición, si no que habrá una mezcla de todas estas, de forma que el mayor porcentaje de uno de estas tres texturas definirá el suelo que tenemos.

    Por eso, a lo largo de este libro se mencionarán las texturas y su repercusión con respecto al drenaje y la capacidad de retención de humedad.

    Parece lógico pensar que cuanto mayor sean las partículas, mayor espacio habrá entre ellas para permitir que el agua fluya, condicionando la forma en la que el agua se filtra y es absorbida por las plantas.

    Un suelo arenoso tendrá un drenaje destacable, mientras que un suelo arcilloso retendrá con excesiva intensidad el agua en él.

     

    textura de suelo

    Factores que determinan la calidad de un suelo agrícola

    La textura del suelo no determinada todo su potencial en cuanto a producción y desarrollo vegetal

    En él hay muchísimas más características que condicionan el resultado productivo de los cultivos que sostiene.

    • Porcentaje en materia orgánica.
    • Acidez o alcalinidad (pH).
    • Textura del suelo (arenoso, limoso o arcilloso).
    • Profundidad de suelo.
    • Equilibrio entre oxígeno y agua.
    • Volumen de microorganismos.

    En todos estos componentes, el hombre puede actuar para mejorarlos o empeorarlos.

    Si bien algunos no se pueden controlar, son causa directa de la modificación de propiedades relacionadas.

    Un caso concreto es que directamente nosotros no podemos aumentar el nivel de microorganismos que habitan en el suelo.

    Sin embargo, se da por hecho que un suelo con pH cercano al neutro, con buen drenaje y con buen porcentaje en materia orgánica permitirá la vida de estos organismos, más que un suelo excesivamente ácido, con mal drenaje y nivel pobre en elementos minerales.

    Con la presencia de estos microorganismos, la fijación de nitrógeno es mayor, por lo que consecuentemente la planta estará mejor alimentada, y si esto ocurre, sus raíces profundizarán más en el suelo, mejorando la textura de él y aumentando la porosidad.

    Como se puede comprobar, todas las propiedades que existen en el suelo están unidas, y sólo la variación de una de ellas puede causar un desajuste en el resto. 

    Cómo mejorar un suelo con problemas

    A continuación puedes ver distintas formas de mejorar un suelo, ya sea modificando el pH para mantenerlo en un rango determinado, mejorar el drenaje, la textura o los niveles de materia orgánica.

    Con estos trucos podrás conseguir resultados a corto y medio plazo, garantizando una mejora en la calidad y producción de tus cultivos.

    Igualmente, si cultivas plantas de jardín, notarás grandes resultados como reducción de carencias, fisiopatías, clorosis y aumento en la floración y nivel de vegetación.

    Las mejores (y peores) características del suelo y cómo mejorarlo 
    El tempero, el suelo perfecto para el arado 
    Humedad del suelo. Cómo se comporta y su importancia 
    La labranza cero y la técnica del “no arado” 
    Razones para realizar un arado del suelo 
    Clases de suelos y su clasificación
    Cómo solucionar un suelo compactado 
    Cómo medir la textura del suelo 
    Cómo mejorar drenaje de un suelo 
    Protección del suelo frente al sellado y encostramiento 
    Cómo cambiar el pH del suelo 
    Acolchado del huerto (mulching) 
    La solarización para desinfección de suelos

    El compost y la materia orgánica como fuente de mejora de la fertilidad de un suelo

     

    materia organica y compost

    Antes de pasar a mayores con el compost, sus definiciones, sus características y las formas de producirlo, hemos de saber primero qué encontramos en la tierra y ser conscientes de que se encuentra en un cambio constante y frenético.

    En los cultivos, el clima es importante, la genética es importante, pero sin el suelo, no hacemos nada.

    El suelo es lo que le da a la planta agua, nutrientes y soporte para poder desarrollarse. Los vegetales consumen recursos del suelo.

    Si no se recuperan, cada vez será más árido y baldío, no pudiendo ser parte de la vida de futuros vegetales.

    Entonces, ¿cómo se recupera el suelo de nutrientes?

    Parece obvio mencionar que los restos biológicos de cualquier especie muerta, ya sea vegetal, animal, hongo etc, se acaban incorporando irremediablemente al suelo.

    Es entonces cuando empieza toda una sinfonía de procesos físicos, químicos y biológicosque acaban convirtiendo esos restos, en estructuras cada vez más simples que especies venideras podrán aprovechar.

    Es en esas pequeñas transformaciones en las que nos vamos a fijar para establecer las bases del compost.

    La materia orgánica fresca incorporada al suelo acabará siendo un compendio de compuestos minerales en última instancia.

    Para ello, ha de pasar por múltiples procesos que se clasifican en dos macroprocesos llamados humificación y mineralización.

    Compost para germinación en semilleros 
    Razones indiscutibles para abonar con materia orgánica 
    La importancia de airear el compost 
    Cómo actuar ante problemas con nuestro compost 
    Compost en formación. Descubre su proceso 
    Trucos para conseguir compost en 2-3 semanas 
    Compost. Comprobaciones de calidad 
    Principios de funcionamiento del compostador 
    Cómo aprovechar la hojarasca de otoño en el jardín 
    Cómo hacer una pila de compost 
    Infografía sobre cómo hacer compost 
    Compostaje Vs Vermicompostaje 
    La lombricomposta o vermicomposta 
    Compostadores. Tipos y formas de uso 
    ¿Qué fauna interviene en el compost? 
    Relación Carbono-Nitrógeno en el compost 
    Cómo realizar compost casero 
    Cómo construir un compostador casero

    La importancia del análisis de suelo

    análisis de suelo

    Para conocer detalles técnicos relacionados con el contenido en materia orgánica, la actividad microbiológica, la presencia de nutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio) y un largo etcétera, empezaríamos por realizar un análisis de suelo.

    Para ello, tendremos que recoger una muestra mínima de 500 gramos, seleccionada de forma homogénea por toda la parcela, y a una profundidad de entre 15 y 20 cm, donde se desarrollan la mayor parte de las raíces.

    Al recibir los datos, veremos una hoja llena de números que difícilmente sabremos interpretar si no nos han enseñado previamente.

    No te preocupes, nuestro artículo sobre cómo interpretar un análisis de suelo te informará, punto por punto, sobre todos los valores y el rango en el que deben estar.

    A partir de aquí, deberás ser el encargado de mejorar progresivamente cada punto del análisis para que cumpla todos los estándares de calidad.

    Si el porcentaje en materia orgánica (%) es bajo, es necesario aplicar una cantidad mínima de 20 a 40 t/ha de estiércol o compost.

    Si algún nutriente se encuentra en valores altos o bajos con respecto a lo recomendable, deberemos controlar su evolución con el aporte o no en la nutrición vía fertirrigación.

    Poco a poco y con el paso de los años, lograremos tener un suelo con una fertilidad máxima que permita el desarrollo de un cultivo al máximo de su expresión genética y libre de enfermedades.

  • Rotación de cultivos

    Huerto urbano

    La rotación de cultivos consiste en alternar la zona de cultivo para cada tipo de planta. Una antigua técnica con muchas ventajas, evita agotar las reservas de la tierra,  su sobreexplotación. También ayuda a no tener ciertas plagas y enfermedades difíciles de eliminar una vez las tienes en tu huerto. Mantiene el frágil equilibrio del suelo.

    Esta guía del huerto va avanzando. Ya puedes leer sobre los métodos de riego en una huertala luz necesaria de cada planta…, y bastantes más conocimientos para resolver todas tus dudas y comenzar una huerta.

    huerto urbano ingles. 3 bancales que hacen rotación de cultivos

    Antes de continuar con el diseño del huerto para convertirlo en un fantástico vergel de flores y hortalizas (será el capitulo siguiente), queda por mencionar una técnica importante que condiciona bastante la distribución de la huerta.

    Tienes que tener en cuenta que vas a tener un espacio limitado (y si no es así mi enhorabuena), para desarrollar una huerta productiva durante varios años. En este espacio vas a poner el mayor número de plantas que quieres aprovechar. Además la propia actividad de huerta explota bastante la tierra que tenemos. Puedes echar compost en abundancia, y humus, pero siempre se podrán crear desequilibrios si pones la misma planta en el mismo sitio año tras año. En poco tiempo puedes encontrarte con problemas como falta de nutrientes para alguna planta concreta.

    Además algunas plantas cultivadas de manera repetitiva favorecen la aparición de enfermedades y plagas. Como ejemplo, los nematodos, que se suele producir en las patatas, por ejemplo. La batalla contra este tipo de gusano es tremendamente complicada, así que hay que utilizar técnicas preventivas, como la rotación, echar humus de lombriz, o plantar tagete , una planta que excreta un compuesto tóxico para estos animalillos.

     

     

    Indice de contenidos

    ¿Por qué hacer la rotación de cultivos en el huerto?

    Cada planta absorbe ciertos minerales y nutrientes de la tierra. Los que no utiliza se van acumulando en ella. Por eso mismo cuando se repite varios años consecutivos el mismo cultivo, la tierra lo resiente creando desequilibrios entre sus compuestos. Lo que puede generar problemas en el desarrollo de los futuros cultivos.

    dos coles repollo verdes

    un par de coles en crecimiento.

    Con el desequilibrio de componentes de la tierra comienzan a proliferar ciertos parásitos, hongos…con los problemas que generan. La hernia de la col, por ejemplo, es un parásito que se puede dar con relativa facilidad.

    Con la rotación de cultivos evitarás que se agoten los nutrientes, enfermedades y problemas futuros. Hacerla correctamente es básico en la agricultura ecológica.

     

     

    ¿Qué es la rotación de cultivos?

    Consiste en alternar la zona de cultivo para cada cierto tipo de planta. Dicho de otro modo,  se trata de seguir un ciclo con el que un tipo de planta no la vuelves a plantar en el mismo sitio pasados entre 3 y 5 años.

    Las plantas se clasifican por sus similitudes en el cultivo, exigencias en nutrientes, cuidados, agua…. Así que lo más habitual es que encuentres clasificaciones por familias botánicas (solanáceas, liliáceas, compuestas…), por la parte que se consume (flor, hoja, semilla y raíces), y por exigencias de nutrientes (grandes consumidoras, consumidoras medias, y poco consumidoras). Pero básicamente todas vienen a hacer lo mismo.

    leguminosas verdes en huerto urbano

    leguminosas en fase crecimiento.

    Lo más habitual es que el 1º año pasen las más exigentes (solanáceas).
    El 2º año se cultivan en su lugar plantas leguminosas o mejorantes de la tierra, como el abono verde.
    El 3º año las consumidoras medias como compuestas o de hoja.
    Y para acabar el ciclo el 4º año se plantas las de raíz y menos consumidoras como la cebolla y el ajo.

    A pesar de todas estas clasificaciones, siempre encontraras alguna planta que no está dentro de la rotación. Existen plantas que pueden estar fijas durante unos años. Por ejemplo las fresas y la alcachofa. Así que también es otro aspecto que tienes que tener en cuenta en el diseño del huerto si quieres cultivarlas.

     

     

    ¿Cómo hacer la rotación de cultivos?

    Puede parecerte complicado así leído, pero es fácil. Tienes que coger un cuaderno y un bolígrafo y dibujar tu huerto con todos sus bancales, parcelas o mesas de cultivo. Los enumeras de una manera lógica. Y ya con la hoja de la clasificación de plantas cerca, decides que familia o agrupación de plantas vas a cultivar en cada uno de ellos.
    Luego ya solo es seguir el ciclo que hayas decidido. Debes ser constante y escribir cada cultivo año tras año para que sea más sencillo seguirla. Se suelen hacer dos planos al año, en primavera-verano y en otoño-invierno.

    huerto con hortalizas en los bancales que hacen la rotación de cultivos.

    parcelas con las diferentes familias.

    Desde HuertoGuerrilla.com no te queremos hacer una propuesta concreta sobre que rotación debes practicar. Existen infinidad de maneras de hacerla. Esa clase es mucho mejor que te la den los grandes maestros. Te aconsejo que te hagas con un libro de alguno de estos sabios; (están en la mayoría de las bibliotecas)

    – John Seymour. Manual práctico de vida autosuficiente. Organiza un huerto estacional  y sus tareas.
    – Mariano Bueno. Tu huerto ecológico en casa. En el propone una interesante rotación de 6 bancales o zonas de cultivo.
    Gaspar Caballero. Parades en crestall. Sencilla rotación para iniciarse.
    Marie-Luise Kreuter. Jardín y huerto biológicos. Con su rotación de cultivos afín a la naturaleza, el cultivo mixto.

    Estos son algunos ejemplos, pero hay muchos más.
    Infórmate, compara y busca el que más se adapte a tu espacio, a tu manera de trabajar y a tus gustos. Hay muchas maneras de hacer la rotación de cultivos como tipos de huertos existen. Seguro encontrarás en que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

    Un huerto urbano recien plantado

    huerto urbano

     

    Ventajas de la rotación.

    Las has podido leer a lo largo del artículo, pero vamos a enumerarlas:

    1. Evita que proliferen ciertas plagas.
    2. Evita agotar reservas de nutrientes, minimiza el desgaste del suelo.
    3. Ayuda a conseguir buenos resultados con el menor esfuerzo.
    4. Te ayuda a llevar una organización de los cultivos anual.
    5. Evita la aparición de ciertas plantas no deseadas en el huerto, al evitar el desequilibrio en los componentes del suelo.

     

    Desventajas de la rotación de los cultivos.

    A pesar de tener muchos beneficios y ser básica en el huerto ecológico, la rotación también tiene alguna desventaja aunque son muy pocas.

    La más importante para mi es la rigidez en las siembras y cultivos. Puede que algunas zonas no estén cultivadas en algún momento del año. Esto puede hacer que baje un poco la producción. Siempre podrías poner alguna lechuga de ciclo rápido, que no son muy exigentes con los nutrientes y tienen raíces muy superficiales. También puedes aprovechar ese espacio para cubrir con algo de compost en descomposición, y crear biodiversidad directamente en la tierra. Hasta que pueda volver a ser ocupado ese espacio. Cultivar abono verde (aunque esté poco tiempo) puede ser otra opción.

    Otro problema que puede tener (siendo un poco quisquillosos), es que después del tiempo de informarte, aprender y planificarte, tienes que saber que los resultados no son de esos que se ven a primera vista. Es más una técnica preventiva de futuros problemas, algo a tener muy en cuenta.

     

    foto mata planta capuchina flores rojas

    flor de capuchina

    Si tienes un huerto familiar de tamaño medio, y lo cuidas con métodos ecológicos: haces la rotación de cultivos, aportas compost orgánico de manera regular, cubres la tierra con un buen acolchado, utilizas plantas auxiliares… El huerto se encontrará en perfecto equilibrio año tras año.

  • Podar las aromáticas

     

    Como Podar Las Aromáticas Para Que Se Desarrollen Mejor

    por lahuertinadetoni

    Las hierbas aromáticas tienen la facilidad de volver a brotar rápidamente por lo que podarlas no es tan inconveniente, es más les vienen bastante bien para su salud y para poder seguir disfrutando de ellas durante años.

    ¿Porqué podarlas?

    • Es bueno para la salud de la planta y para renovar las ramas.
    • Para estimular el crecimiento, una planta alta y con hojas viejas se tornará a una planta con brotes frescos y más arbustiva.
    • Para controlar también el tamaño de la planta y que no ocupe más espacio del que debería en la huerta.
    • Las hojas o ramas que podemos, las almacenamos y secamos para su uso posterior.
    • Para controlar mejor alguna plaga que pueda tener la planta.

    ¿Con qué frecuencia podarlas?

    Dependiendo de la planta aromática debemos hacer 2 tipos de podas, la dura o la ligera que a continuación les voy a explicar. Incluso debemos tener en cuenta que si la planta echa flores demasiado temprano debemos cortárselas pues consumen mucha energía en ellas y no se molestará en volver a crecer.

    Poda Ligera

    Se aplica a las plantas herbáceas como la albahaca, estevia, cilantroperejil, hierba buena...plantas que prosperan durante todo el buen tiempo y que morirán o perderán vigor en Invierno. Debemos podarlas a menudo para que sigan teniendo fuerzas para rebrotar, más arbustiva y más productiva.  La poda en estas plantas herbáceas es necesaria para la salud de la planta y de las plantas que la rodean ya que al ocupar tanto espacio las pueden empezar a asfixiar o su crecimiento disminuye demasiado temprano lo que provoca que a la hora de la cosecha pues no haya tanta producción.

    Aunque eso si, es muy importante no quitar demasiada planta, siempre debemos dejar una parte para que tenga fuerza para volver a rebrotar y sobretodo las hojas grandes que suelen estar en la parte inferior pues son las que absorben más luz para que la planta haga la fotosíntesis.

    Poda Dura

    Se hace las hierbas perennes, a plantas con tallos leñosos como el romerolavandatomillosalvia. Para estas plantas necesitamos una tijeras más especiales conocidas como de tipo yunque que permiten podar hasta los troncos más gruesos de estas hierbas. Estas plantas deben ser podadas ocasionalmente, no más de una o dos veces al año. Siempre a principios de año, cuando esté acabando el invierno pues es cuando comenzarían a salir nuevos brotes. En invierno no debemos podarlas puesto que están latentes y las podríamos dañar.

    Debemos cortar las ramas secas lo más abajo posible pero la parte verde solo podemos podar lo que sería 1/3, (Osea dividimos la planta en 3 partes en nuestra  mente y podamos una). Nunca debemos dejar una rama sin hojas o sin brotes pues se secará por completo.

    La lavanda es una excepción, debemos recortarla a finales de verano o principios de otoño, de modo que queden 3/4 partes de verde. Lo que haríamos sería quitar las flores secas principalmente.

    Espero que les haya quedado claro cuando podar las aromáticas, aunque como siempre nos pueden dejar un comentario que será respondido en la mayor brevedad posible.

    lahuertinadetoni | 5 febrero, 2019 

  • 11 Consejos para comenzar a cultivar en el huerto

    por  | Nov 20, 2018

    Los principiantes en la huerta o jardín se suelen frustrar al principio en la huerta porque no les crecen las plantas como esperaban o  les entra una plaga que acaba con todo el cultivo, en este artículo te vamos a dar una serie de consejos para que te vaya mejor en tu próximo intento de crear tu propia huerta.

    11 consejos para inciarse a cultivar tu propio huerto

    EMPIEZA POCO A POCO

    Todos hemos sido novatos en la huerta y cuando empezamos queremos plantar de todo para alimentar a toda la familia pero es recomendable empezar poco a poco e ir conociendo las plantas y cultivos que se nos den bien en nuestra zona o nos sentiremos abrumados. Si este es tu primer año en la huerta planta unos tomates y unos pimientos o un pequeño jardín de aromáticas o judíaslechugasy cebollas. Primero que nada hay que acostumbrarse a las necesidades de cada planta. Deben mantener vuestra pequeña parcela sin regar demasiado, pero tampoco seca,  bien abonada y libre de plagas. Si todo va bien este año puede expandirse un poco más al siguiente. Lo ideal es comenzar con cultivos rápidos y con pocas plagas como cultivos de hoja por ejemplo lechuga o espinacas o de raíz como el rabanito.

    PLANTA LO QUE TE GUSTA COMER

    ¿Te gustan los tomates frescos en ensalada? ¿ O hacer mermelada de tomate? Entonces los tomates deberían estar en tu lista de que plantar en el huerto. Si te gustan los pimientos de padrón pero solo a ti y a nadie más de tu familia pues con 3 plantas podrías tener suficientes, se debe intentar siempre plantar con medida de quien lo va a consumir.

    Dicho esto como la comida casera no hay nada y más si los productos vienen de nuestra huerta, que sabes que son ecológicos al 100% y que cuando los pruebas tienen un sabor diferente, las fresas son más dulces las lechugas tienen más frescura… Cuando estén ya avanzados en la huerta pueden probar cosas nuevas, incluso hortalizas que nunca han probado, quizás les gusten si las prueban o añaden a platos caseros.

    PLANTA LO QUE SE DE EN TU CLIMA

    Conocer las condiciones locales es una de las cosas más importantes en la huerta ya que esto determinará que puedes plantar y cuando, si vives en una zona norte con frío, pues deberás plantar cultivos que estén aclimatados a ese lugar y variedades de temporada corta que las demás. Si vives en una zona que se mantiene cálida la mayor parte del año plantarás tus vegetales de temporada mucho antes que el resto del país. Muchas veces preguntar a hortelanos de la zona o pasearse por zonas de huertos nos ayuda a saber que sembrar en cada temporada.

    PRESTA ATENCIÓN AL ESPACIO VITAL DE CADA PLANTA

    Muchos agricultores con tal de aprovechar el espacio pues ponen las plantas más juntas de lo normal y no se dan cuenta que esto lo que hará es que los frutos salgan más pequeños y no se desarrollen bien. Cada planta necesita un espacio vital tanto en profundidad como en altura que debe ser respetado para su correcto desarrollo. Debemos asegurarnos que cada planta tenga también la luz necesaria y la profundidad para que se expandan sus raíces y que no compitan unas plantas con otras.

    UTILIZAR ACOLCHADO

    Las malas hierbas son posiblemente la frustración número 1 de los agricultores principiantes, crecen rápido y pueden ahogar y robar nutrientes a las hortalizas. La eliminación de las malezas se debe hacer a diario pero si no quieres estar horas y horas de rodillas puedes aportar un mantillo o acolchado para evitar que estas plantas salgan. Además aporta otras ventajas como retener la humedad en el suelo, hay varias opciones de acolchado, desde paja, cartón hasta hojas o cortezas, para gustos colores.

    HAZ UN DIARIO DE LA HUERTA

    No debemos fiarnos de nuestra memoria y es mejor hacer un boceto de nuestra huerta y donde tenemos plantadas cada cosa para el próximo año poder hacer una rotación de cultivos. Debemos tener una lista con las plagas que nos afectaron y que tratamientos hicieron bien y los que no. Así la próxima vez ya sabemos como actuar.

    Además también es buena idea etiquetar las plantas en la huerta o semillero para saber de que son pues algunas semillas tardan en germinar y  después se da el caso de que no sabemos lo que es.E incluso las variedades de cada especie así sabe cuales se le dan mejor y cuales no.

    FAMILIARÍZATE CON TUS PLANTAS Y CON LA MALA HIERBA LOCAL

    No hay nada más bonito que cuidar una semilla de maíz hasta que salga el primer brote, para evitar cometer un grave error nos debemos familiarizar con el aspecto de las plantas jóvenes que sembramos para evitar arrancarlas pensando que es mala hierba.

    ENMENDAR EL SUELO

    El suelo sano hace que las plantas sean saludables y cada año debemos aportarle los nutrientes que necesitaran nuestras plantas mediante el abonado. Existen varios productos que podemos aportar al suelo como es el estiércol curado (está seco, no huele y lo recomiendo para huertas urbanas), estiércol frescohumus de lombriz o compost. Al final de cada temporada podemos plantar un cultivo de cobertura que proporcione abono en verde para el próximo año o cubrimos la cama con hojas cortadas. Si el suelo no está bien abonado puedes consultar aquí las deficiencias que puede tener según la coloración de las hojas principalmente.

    PREPÁRATE PARA LAS PLAGAS

    Dejar que la madre naturaleza se encargue de las plagas es muy complicado pues se necesitan unas condiciones especiales de varios años para que esto ocurra y en un huerto principiante las plagas hacen destrozos porque no se cumplen los requisitos mínimos. Observa tus plantas y cualquier color inadecuado puede ser ocasionado por un hongo o por falta de nutrientes, agujeros pueden ser por orugas o caracoles y babosas… No pasa nada por comer productos dañados, simplemente cortamos la parte agujereada y ya está.

    NO OLVIDARSE DE LAS FLORES

    Si queremos que nuestras plantas produzcan verduras o frutas tenemos que atraer polinizadores al huerto como las abejas, los sírfidos, algunas avispas, abejorros y para ello necesitamos flores, siempre es bueno tener alguna margarita que se suelen dar bien y resisten bastante o algunas otras plantas como estas.

    REGAR CUANDO SEA NECESARIO

    El agua es muy importante en la huerta pero debemos aplicarla en su justa medida, ni pasarnos porque puede originar enfermedades en las plantas ni regar poco pues simplemente las plantas no crecen lo suficiente. Es recomendable darle al menos un riego profundo una vez a la semana si no ha llovido y el resto de la semana puede ser un día si y otro día no, depende mucho de si es una huerta o un maceto huerto. Es importante no regar las plantas desde arriba, sino desde la base y evitando mojar las hojas pues así prevenimos muchos hongos y siempre es mejor por la mañanita o al atardecer así evitamos los cambios bruscos de temperatura en la planta que pueden ocasionar estrés hidrico y hacer que los frutos se rajen.

  • Diferencias entre estiércol, humus, sustrato, turba y compost

     

       

    por  | Ene 15, 2019

    Muchas veces los más novatos sobretodo nos liamos con los conceptos nuevos que vamos aprendiendo en el mundo de la agricultura y no tenemos bien claro lo que significa cada cosa ni para que sirve, es por ello que hoy vamos a dar una pequeña clase teórica para que sepan a diferenciar los siguientes conceptos.

    ESTIÉRCOL

    Es conocido como estiércol a los excrementos que echan los animales de corral como las vacas, ovejas, cabras, caballos, conejos, gallinas aunque también se puede conseguir de animales salvajes que viven en grupo como los murciélagos. El estíércol se presenta de forma fresca pero no es muy recomendable ya que quema las plantas pero si se suele utilizar por ejemplo para eliminar insectos del suelo o semillas de malas hierbas mediante la biosolarización. El más aconsejado es el estiércol curado, se consigue dejando al sol durante varios meses, este fermenta y queda perfecto para abonar. Una característica de este estíércol es que no huele.

    Aquí te dejo algunos estíércoles  y que nutrientes puede aportar.

    HUMUS

    La materia orgánica cuando cae al suelo se descompone al ser consumida por los microorganismos que viven en el suelo, una parte se transforma en humus que es una sustancia de color negro muy buena para las plantas por las siguientes razones:

    • Aumenta la vida de microorganismos del suelo.
    • Aporta nutrientes.
    • Airea el suelo y mejora la porosidad.
    • Aumenta la retención de agua.

    El humus puede estar originado por las hojas que caen al suelo en un bosque o por las lombrices y microorganimos que se alimentan de ellas.

    SUSTRATO

    El sustrato es el material usado para cultivar las plantas sea del tipo que sea. Un ejemplo sería turba, compost, perlita, arena, vermiculitafibra de coco o la mezcla de todos ellos.

    Aquí te mostramos como preparar un buen sustrato.

    TURBA

    Tiene su origen hace millones de años cuando la materia orgánica se depositaba en el fondo de lagos y se descomponía. Existen 2 tipos la turba negra que es la más empleada y la turba rubia que debido a su acidez (ph 3,5), es usada para plantas que requieren este nivel de ph como plantas carnívoras u orquídeas. Aquí te mostramos más info.

    COMPOST

    Es un preparado que proviene de la descomposición de materia orgánica que apilamos de cierta manera como pueden ser restos de verduras, hojas, estiércol, frutas. Se puede comprar o se puede hacer en la huerta. Hay ingredientes que no puedes añadir. Aquí te mostramos como hacer un compostador. Además el compost se puede añadir de forma líquida.

    VERMICOMPOST

    El vermicompost es nada más y nada menos que el resultado de la descomposición de la materia orgánica gracias  a la acción de las lombrices, sería igual que el compost salvo porque las lombrices se comen la materia orgánica dando lugar a un excelente abono con sus excrementos que es muy valorado por la plantas debido a su alto contenido en nutrientes.

    A continuación te dejamos una serie de enlaces para que aprendas todo lo necesario sobre las lombrices:

  • El huerto sombrío

    30 VEGETALES QUE PODEMOS CULTIVAR CON SOMBRA

       

    por  | Ene 8, 2019 

    Si tienes un sitio con bastante sombra en tu huerta o jardín y todo lo que plantas se te muere, en este artículo vamos a ver muchas plantas que se sentirán a gusto incluso en los sitios más sombríos.

    Las sombras proyectadas por arboles y edificios pueden parecer un inconveniente a la hora de tener una huerta pero lo cierto es que hay plantas que pueden vivir en zonas parcialmente con sombra, sombra moteada o con zonas de 3 a 6 horas de sol al día. Hay 3 formas que podemos describir de exposición al sol:

    • Sol Completo: luz directa del sol durante más de 6 horas al día.
    • Sombra parcial: luz durante 3 a 6 horas al día.
    • Sombra Completa: Nunca recibe luz solar ni siquiera mediante reflejo, estas zonas son nulas para cultivar pues toda planta necesita luz para crecer.

    Las verduras que dan fruta de una sola flor como los pimientostomatespepinoscalabazas son menos tolerantes a las zonas de sombra por lo que los debemos plantar a pleno sol. Las hortalizas de raíz como las remolachas, zanahorias, las patatas crecerán en zonas parcialmente sombreadas mientras que las hortalizas de hoja como acelgas y espinacas son más tolerantes a la sombra y las podemos cultivar en zonas moderadamente sombreada o moteada. A continuación te mostramos todas las que puedes plantar.

    1. Rúcula
    2. Esparragos
    3. Remolachas
    4. Bok Choy
    5. Brócoli
    6. Coles de Bruselas
    7. Repollo
    8. Zanahorias
    9. Coliflor
    10. Apio
    11. Col China
    12. Ajo
    13. Rábano picante
    14. Col rizada
    15. Colinabo
    16. Puerros
    17. Lechuga
    18. Mizuna
    19. Mostaza
    20. Chirivía
    21. Chícharos
    22. Patatas
    23. Rábano
    24. Ruibarbo
    25. Nabo seco
    26. Cebolletas
    27. Espinacas
    28. Acelgas
    29. Tatsoi
    30. Nabo

    CONSEJOS PARA CULTIVAR EN SITIOS SOMBREADOS

    • Si las raíces de los árboles son un problema considera la opción de hacer bancales.
    • El suelo debe ser lo suficientemente nutritivo. Podemos añadir humus de lombriz o estiércol curado.
    • Debemos aportar un mulching al suelo y debido que está a la sombra quizás no tengamos que regar tanto salvo que hallan árboles que absorban la humedad. Debemos regar cuando el suelo se vea seco.
    • El mayor riesgo de plaga son los caracoles y babosas, podemos colocar trampas de cerveza para prevenir  si alguno pasa por la zona.
    • A la hora de cosechar debemos esperar más tiempo que si la verdura estuviera al sol puesto que le cuesta más crecer.
    • Debemos hacer semilleros y llegado el momento adecuado plantar las plantulas en la huerta.

  • Beneficios de un estanque en el huerto

    De La Huertina de Toni http://www.lahuertinadetoni.es/beneficios-de-un-estanque-en-la-huerta/

    Un estanque, charca o depósito de agua al aire libre nos puede proporcionar más ventajas de las que muchos creen. Podemos albergar a muchos animales que de una forma directa se alimentarían de las plagas de la huerta, entre otras ventajas.

    resize-img

    1. El agua atrae a las libélulas para poner sus huevos y mientras tanto se alimentan de moscas y mosquitos al atardecer y al amanecer. Además si los mosquitos ponen huevos pues las larvas se los comerán.

    2. Las abejas y otro insectos polinizadores se sienten atraídos por el agua y de paso por nuestra huerta.

    3. Las aves pueden venir diariamente a beber agua y a alimentarse a la huerta.

    4. También podemos poner peces pequeños como guppys, platys o gambusias para que se alimenten de larvas de mosquitos.

    5. Ranas, Sapos y Salamandras necesitan el agua para respirar o para no morirse, por lo que poner un fácil acceso a la charca y a nuestro huerto les facilitará que se desplacen como “Pedro por su casa”. Se pueden alimentar tanto de insectos como de caracoles y babosas.

    maxresdefault

    6. Podemos tener especies acuáticas de plantas como arroz, lino, nenúfares, ñamera, berros…

    Espero que se animen a poner una charca en la huerta pues recuerden que el agua da vida y que muchos animales se acercarán a ella, haciendo de la huerta un lugar acogedor.

  • Crea un mini-estanque para tu huerto urbano

     

    Mini pond png pagespeed ce 2og13gj4ne

    Escrito por Marta Rosique el 

    Un pequeño punto de agua puede ser un punto local de biodiversidad que atraiga a pájaros e insectos beneficiosos a nuestros balcones y terrazas. Si tenemos la suerte de contar con un jardín, es posible que alguna rana se acerque, contribuyendo al control de los molestos mosquitos. Ya os hemos hablado de la importancia de la biodiversidad en el huerto urbano y en el jardín, hoy os presentamos un tutorial muy sencillo para hacer un pequeño estanque con un recipiente tipo maceta. Las macetas grandes sin agujero, los bidones de plástico o vasijas cerámicas harán el papel. ¿Creías que por no tener jardín no ibas a poder disfrutar de un estanque? 

    Crea tu mini estanque paso a paso

    1. Escoge la situación para tu estanque.

    Es importante que escojas un lugar que disponga de unas cuantas horas de sol al día, pero que también disfrute de la sombra. Buscar el equilibrio en este aspecto es importante, ya que es necesario garantizar la luz solar para que las plantas puedan hacer la fotosíntesis, pero un exceso provocaría la aparición de algas y cambios de temperatura en el agua.

    Una vez escogida la localización llénalo de agua (importante: no podrás mover el barreño una vez esté lleno, asegúrate de su posición antes). Si lo llenas con agua del grifo, deja pasar unas 24 horas antes de colocar las plantas.

    2. Escoge tus plantas

    En cuanto a los ambientes acuáticos, el balance es la clave. Cuando consigues el equilibrio entre los diferentes elementos, emulando los sistemas naturales, se hace innecesaria la instalación de filtros y bombas, el número adecuado de plantas es todo lo que necesitamos. Podemos distinguir entre 3 tipos:

    Plantas marginales

    Son plantas que acostumbran a vivir en los márgenes de los estanques naturales. Este tipo de plantas viven felices con las raíces sumergidas en agua. Algunas de las más vistosas son:

    Coloca las plantas marginales en cestas o macetas acuáticas con sustrato específico para estanques, para asegurar la estabilidad del sustrato añade un dedo de grava. Para colocarlos a la profundidad necesaria (que el agua cubra únicamente las raíces) utiliza ladrillos, piedras o macetas boca abajo. Coloca la planta encima.

    Plantas flotantes

    Estas plantas viven sobre la superficie del agua. Aportan cierta sombra al agua, previniendo la aparición de algas, y dando cobijo a los peces (en el caso de que los incluyamos en la receta). Además, sus raíces flotantes ayudan a limpiar al agua. Algunas opciones de plantas flotantes son:

    Plantas oxigenadoras

    Estas plantas son imprescindibles para el mantenimiento del estanque, pues aportan oxígeno al agua, además compiten con las algas por nutrientes, manteniéndolas al margen. Algunas opciones interesantes son:

    Añade un extra, añade un nenúfar enano

    Parece que ningún estanque está completo sin su nenúfar, existen variedades pequeñas, ideales para este tipo de proyectos

    Coloca la cesta del nenúfar en el fondo del recipiente, las plantas crecerán hacia arriba y flotarán en la superficie.

    3. Mantenerlo es sencillísimo

    • Mantén el nivel del agua
    • Añade un fertilizante ecológico para plantas acuáticas
    • Permite a las flotantes cubrir el 70% del estanque como máximo, lo que sobre al compostador.
    • Para evitar los mosquitos en el agua puedes añadir unas gotas de aceite de neem al agua de tu futuro estanque 

  • Cómo y por qué atraer libélulas al huerto o jardín

    La Huertina De Toni

    2335800 0

    Las libélulas son unas excelentes depredadoras que si las conseguimos atraer a nuestra huerta pues nos librarán de la presencia de moscas, mosquitos y otros pequeños insectos que cazarán al vuelo para alimentarse de ellos. Así es, son insectívoras y no necesitan posarse para capturar a sus presas sino que están siempre deambulando en busca de comida.

    Las libélulas poseen alrededor de 30 mil pequeños “ojos” que las ayudan a tener una visión de 360 grados, lo que quiere decir que pocas presas se les escaparán de sus temibles fauces. Están ligadas al agua pues la hembra después de aparearse necesita poner los huevos en el agua. Sus larvas son acuáticas y devoran larvas de mosquitos, de otros insectos, pequeños peces y hasta renacuajos. La verdad es que parecen aliens estas larvas pues tienen una especie de brazo bajo su cabeza que usan para capturar a sus presas con bastante rapidez.
     


     


    Las larvas pueden estar hasta 8 meses bajo el agua alimentándose hasta hacerse adultas que entonces ocurre algo maravillo y es que salen del agua  y de su cuerpo acuático emerge la libélula como veremos en la siguiente imagen.



    Las libélulas adultas prefieren cazar al amanecer y al atardecer, el resto del día se lo pasan cogiendo sol a la orilla de las charcas o buscando pareja. Hay muchas especies de vivos colores pero no las debemos confundir con los caballitos del diablo, es otra especie de libélula que también cazas pequeños insectos pero que se diferencian principalmente en la posición de las alas, ya que los caballitos las tienen hacía atrás. En las siguientes imágenes podemos ver un caballito alimentándose y la curiosa forma de corazón que se forma cuando se aparean.
    aparean.
     


    ¿Cómo las podemos atraer?

    Pues como les comentaba antes las libélulas y caballitos están ligadas al agua por lo que si fabricamos una charca en la huerta con aproximadamente 50 o 60 cm de profundidad vendrán por si solas a poner sus huevos. Lo más sencillo es hacer un agujero en el suelo y poner un plástico resistente y cubrirlo de piedras alrededor y algo de tierra para que no se vea. Podemos poner algunas plantas alrededor y plantas flotantes, con el tiempo saldrán algas y los mosquitos vendrán a poner huevos y las libélulas también y poco a poco se hará un pequeño ecosistema en torno a la charca. También aconsejo poner alguna tabla flotando por si se cae dentro algún animal y no pueda salir o podemos hacer una salida colocando rocas, ya todo depende de vuestra imaginación.

  • 10 ideas para la huerta

    http://www.lahuertinadetoni.es/10-ideas-para-la-huerta/

    Basket of vegetables

    Para sacarle el máximo provecho a nuestra huerta, para encontrar la solución a algunos problemillas con las plagas, para saber algunos trucos que nos pueden ayudar, para los principiantes que aprendan consejos básico y para los veteranos que los repasen, les he recopilado 10 Ideas para la huerta.

    Para recopilar todas las entradas que tenemos en La Huertina de Toni en cuanto a consejos de la huerta e ideas que seguro que le viene bien a mas de un@ he hecho la siguiente lista:

    1. Planta lo que te gusta comer: Así estarás mas animad@ a la hora de cuidar bien tus plantas y las saborearás mejor cuando te las comas.

    2. Si eres nuevo empieza por lo más sencillo como pueden ser el rábano, lechugaacelgaespinaca.

    3. No todas las malas hierbas se deben arrancar puesto que hay algunas que nos pueden beneficiar por ejemplo el Sonchus sp conocido como cerraja o cerrajilla. Esta planta atrae a pulgones que se alimentan exclusivamente de ella y estos pulgones atraen a muchos depredadores como los sírfidos, las crisopas y las mariquitas.

    Sonchus_maritimus_aquatilis

    4. Aporta los nutrientes necesarios a tus plantas con estos sencillos métodos:

    – Potasio: Té de plátano.

    – Calcio: Cáscaras de huevo.

    – Resto de nutrientes: Humus de Lombriz.

    5. Aprovechar todo:

    – Los restos vegetales de casa, borras de café, cáscaras de huevo, pieles de frutas para la compostera.

    – Trampas para plagas con materiales reutilizados.

    – Malas hierbas para las gallinas.

    6. Consigue lombrices que se alimenten de restos vegetales a poca altura como la conocida Eisenia foetida. Transforman la materia orgánica en abono para tus plantas y reduces la basura diaria que produces.

    7. Planta garbanzos  o judías entre las otras plantas pues captan el nitrógeno del aire y lo transforman para que sea “comestible” para las otras plantas.

    8. Ahorra agua mediante el riego por goteo y riégalas cuando estás de viaje con éste método.

    9. Además de hortalizas y frutas, planta hierbas medicinales o con flores para tus infusiones y para atraer a insectos polinizadores como los sírfidos, abejas,  mariposas y escarabajos.

    10. Mantén tu huerta al día, para ello puedes encontrar muchos consejos en el canal de Youtube de La Huertina de Toni.

    Y por supuesto cuida bien de tus herramientas pues son tu mejor aliado para facilitar las labores en el huerto.

     

     

  • Bombas de semillas:agricultura natural

    Ddec6d los articultores se reunen en galerias clandestinas1

    por  | Mar 27, 2016 | Como Sembrar O PlantarEcoNoticias

    Las bombas de semillas son un método utilizado desde hace muchos siglos para sembrar en zonas de difícil acceso o en terrenos secos y bastante duros para excavar. Aunque parezca un método novedoso, no lo es, pues algunas poblaciones de indígenas norteamericanos ya lo usaban en la antigüedad. Son muy sencillas de hacer y en esta entrada te vamos a mostrar cómo.

    Posteriormente un agricultor y biólogo japonés llamado Masanobu Fukuoka retomó esta costumbre renombrándola como el método Fukuoka o agricultura natural. La principal ventaja de esta técnica es que no se requiere laboreo, ahorrándonos tiempo y esfuerzo.

    Materiales

    • Arcilla roja
    • Tierra o Compost
    • Semillas
    • Agua

    La Técnica

    • Mezclamos 10 partes de tierra con 1 parte de arcilla (por ejemplo 10 macetas de tierra y 1 de arcilla).
    • Añadir poco a poco agua mientras vamos amasando con las manos hasta que se que una masa moldeable.
    • Extendemos la masa y añadimos las semillas de manera uniforme por la superficie.
    • Se vuelve a amasar todo y hacemos pequeñas bolitas del tamaño de una pelota de golf.
    • Las dejamos secar al fresco y sin luz directa del sol.
    • ¡¡Y ya están listas!! Simplemente las tiramos donde queremos que germinen.

    La arcilla juega un papel importante en esta técnica pues con las primeras lluvias retiene el agua y en poco tiempo comienzan a germinar las semillas. Además la tierra las protegerá de las aves que se las podrían comer.

    Podemos usar las bombas de semillas tanto para plantar en alguna zona de la huerta que sea difícil excavar o para repoblar zonas con especies autóctonas. Y si vives en la ciudad puedes probar en terrenos o parterres que no parece que vaya a crecer nada nunca.

    Recuerden que no se debe plantar en entornos naturales semillas que no sean propias de la zona pues pueden alterar el equilibrio del ecosistema.

  • Qué hacer y qué no hacer cuando cultivamos menta

    Guiadejardineria.com

    Es una de las aromáticas más buscadas y comunes en el hogar. No hay jardinero que no haya tenido menta en su jardín ni amante de la jardinería que no quiera tenerla. Es de un aroma exquisito, crece rápido, de un color verde brillante y el complemento perfecto para comidas, postres y bebidas. Los que ya la han tenido en casa conocen todos sus usos y beneficios y los que aún no la tienen, no dudarán en cultivarla una vez conocidas todas sus virtudes. Pero, como cualquier otra planta, la menta tiene sus pequeñas “mañas”. Hay pequeños tips que debemos tener en cuenta a la hora de cultivarla… cosas que hacer y cosas que no…

    Cultivar menta 1

    Aquellos que han pensado en comenzar un jardín de hierbas aromáticas (o los que ya lo tienen) saben que la menta en una de las favoritas para iniciarse. Su cultivo es sencillo y nos permite hacer toda clase de recetas con ella sin importar el momento del día en el que estemos.

     

    Cultivar menta 2

    Pero así de fácil que es de cultivar, puede ocasionarnos algunos inconvenientes en el jardín si no lo hacemos de la forma correcta. Es una planta invasiva, crece rápido, sus raíces “corren” a pasos agigantados, van brotando hojas nuevas constantemente a medida que avanza y en poco tiempo puedes perder algunas de tus plantas preferidas si no la controlas, incluyendo el césped.

    Veamos entonces qué hacer y qué no hacer para cultivarla. Pequeños tips y consejos que nos permitirán lograr el equilibrio perfecto y poder tener menta en nuestro jardín y para nuestro consumo.

    • Elegir una ubicación para la menta que le permita recibir sol en la mañana y sombra parcial en la tarde.
    • Si vamos a cultivarla en tierra, hacerlo dentro de un contenedor, maceta o jardinera. También podemos cultivarla en sólo en maceta o jardinera.
    • Si vamos a cultivarla en un espacio con flores, colocar primero un recipiente, maceta, bolsa de malla con una profundidad de al menor 5 centímetros, dejando un borde sobre el nivel del suelo. De este modo el sistema radicular de la menta estará contenido sin producir daño a las demás plantas.
    • Cosechar ramas de menta antes de que la planta florezca.
    • Si se desea extender la temporada de cosecha, hay que evitar que florezcan sus flores.
    • Si ha cultivado la menta en una cama de jardín, debe aplicarse mulch para evitar su propagación.
    • Cultivar la menta con una distancia entre sí de 15 centímetros y procure podarla con regularidad.
    • Si decidimos cultivar la menta en el interior, hay que buscarle un lugar donde reciba buena luz durante la mañana pero siempre cuidando que esté lejos de las fuentes de calor del hogar.
    • Jamas debemos plantar una menta en una cama de jardín sin antes hacer colocado un recipiente para contener el crecimiento de sus raíces; y también verificar que el recipiente que coloquemos no esté dañado ya que las raíces siempre encontrarán esos espacios para superar la barrera y seguir con su crecimiento.
    • Mantener un buen nivel de humedad para evitar que la planta se seque.

    Cultivar menta 3