Permacultura

Marcos Tur Witt: "En ferias de turismo vendemos paisajes, pero el beneficio no llega a los agricultores"

El pozo canadiense o la fitodepuración son innovaciones ecológicas en sus proyectos de diseño

Blanca Gelabert / Palma 21.01.2019 | 02:45

Marcos Tur en el patio de su estudio Tur Costa. Diario de ibiza

Diseñador de interiores aplicado a la permacultura. Sus proyectos, como 'Sa Ferradura', recién premiada como 'Mejor villa privada del Mediterráneo', se centran en la sostenibilidad. De ello hablará mañana a las 19.00 horas en el 'Club Diario de Mallorca'.

Responsable de Ecodisseny, Marcos Tur diseña paisajes estables en el tiempo y reconciliados con la naturaleza. En su isla, lleva a cabo labores incansables de divulgación de la permacultura.

P ¿Cuáles son los principios de la permacultura?
R La permacultura es un sistema de diseño basado en tres éticas: cuidar la tierra, cuidar la gente y el reparto justo y equitativo. Todas derivan en una intención de mirar al mundo de manera más sistémica, en el que las sinergias y simbiosis son la base para concebir los proyectos. A día de hoy, lo hemos fragmentado todo, pero la perspectiva de la permacultura es que todo está conectado.

P El término 'sostenibilidad', ¿sigue vigente? ¿O deberíamos de acogernos al de "recuperación"?
R Debido a los daños ya hechos y los que están por venir, en permacultura se habla de recuperación, pero la sostenibilidad sigue vigente.

¿Cómo afectó el 'boom turístico' a la agricultura balear?
R Cuando llegó el turismo a Baleares se generó un movimiento de recursos humanos del campo al servicio y la hostelería. Ganaban más dinero, claro. Sin embargo, ahora dependemos aproximadamente en un 90% del exterior. Además, en ferias de turismo vendemos paisajes: almendros en flor, agua cristalina... Pero el beneficio de eso se lo llevan los hoteleros, no los agricultores. El turismo, de alguna manera, debería de pactar con la tierra.

¿En qué consiste la iniciativa 'Jesús en transisió?¿Cómo ha sido la acogida por la población?
R Jesús en transisió es un proyecto que nace en Nostra Señora de Jesús en 2017, en Eivissa, y ahora cuenta con 15 o 20 personas activas. Trabajamos una visión global desde el ámbito local. Tenemos también la intención de fortalecernos frente a los grandes cambios que puedan venir, como pueda ser el agotamiento progresivo de los combustibles fósiles. Hay cuatro grupos de trabajo. Uno de ellos, por ejemplo, es el de los huertos urbanos. Creamos un jardín basado en las plantas que tenían un uso en la cultura popular y lo convertimos en un proyecto participativo. Es el caso del 'roser de les veïnes', en el que las vecinas traen un tipo de rosa que les guste y la sembramos. Así, ellas son las protagonistas. Esto genera varios beneficios: además de producir comida en los huertos, también favorece la unión de pequeños con mayores y la relación con la naturaleza. Son iniciativas que se conocen como 'ecoalfabetismo'.

P En su estudio Tur Costa, tiene innovadores sistemas como el de pozo canadiense. ¿En qué consiste?
R Con el sistema de pozos canadienses se aprovecha el calor o el frescor acumulado en el subsuelo, bajo tierra, para hacerlo ingresar al interior de la casa. Para esto se construye un "intercambiador de calor", un sistema de tubos enterrados que conducen el aire del exterior al interior de nuestra casa. La idea es hacer que el aire exterior ingrese al sistema de tubos enterrados y "adquiera" la temperatura del subsuelo y luego hacerlo ingresar a la vivienda. Así, funciona como refrigerador en verano y calefactor en invierno.

P ¿Y la fitodepuración?
R Se trata de un sistema de depuración natural de las aguas residuales del hogar. Se aprovecha la capacidad depurativa de diferentes tipos de plantas, así como su elevada capacidad para transferir oxígeno al agua. Simplemente, un sistema de tubos transfiere el agua residual bajo la superficie de la tierra, de manera que las plantas depurativas limpian y oxigenan este agua. El proceso de oxigenación hace desaparecer casi en su totalidad a los patógenos y tras una sucesión de etapas el agua depurada se recoge al final para su reutilización. Estas medidas, al contrario de lo que se cree, no son caras.

P De su proyecto Sa Ferradura, ¿qué destacaría?
RLos visitantes tendrán mayor o menor conciencia ecológica, y se llevarán a casa o no alguna idea de lo que puedan ver o vivir en Sa Ferradura. No obstante, lo más importante para mí es el impacto que pueda tener el hecho de que los periodistas os hagáis eco de los logros medioambientales que hemos tenido, del concepto de permacultura como disciplina de diseño. Es necesario para la transformación que necesitamos.

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Comentarios

  • Evap
    • 1. Evap El 22/01/2019
    Interesante artículo.

Añadir un comentario