Huertas en los tejados

El Buen Jardinero.Heraldo de Aragón.

 

teja1

Ecológico. Aprovechar las azoteas para crear huertos urbanos y jardines se ha convertido en tendencia para restaurar viejos edificios. La experiencia es un éxito en ciudades como Nueva York o Boston


No es la opción más ecológica. Lo obvio sería disponer cerca de la ciudad o incluso dentro de ella (al estilo de Central Park)de amplios espacios de huerta para consumo directo, lo que ahorraría costes de transporte y mejoraría la calidad de los productos. Pero, en vista de que el urbanismo pasa precisamente por destruir y no por construir, es bienvenida la moda de aprovechar las grandes azoteas de los edificios para instalar huertas urbanas que contribuyen a refrescar el ambiente, sirven de protección al calor y el frío en la edificación y aportan comida de cercanía. En las redes sociales se difunde desde hace tiempo la imagen que preside esta página, donde se compara una ciudad en 2010 frente al milagro ecológico de 2030. No es tan difícil como parece, en las capitales aragonesas hay decenas de miles de edificios con terrazas comunitarias y azoteas abandonadas que podrían convertirse en huerto o lugar de esparcimiento. Las comunidades de vecinos solo tendrían que pagar una mínima cantidad por el mantenimiento (que podría realizar una empresa)o los vecinos podrían asumir la creación de huertos.

¿Cómo se prepara un tejado?


El principal enemigo de una azotea es el encharcamiento, que puede dañar su tela asfáltica y causar goteras. Muchos creen que la vegetación en la terraza es sinónimo de filtraciones, cuando lo cierto es que existen ya sistemas de protección eficaces con garantía de 20 años, que se basan en un sistema de drenaje que impide encharcamientos y la colocación de varias capas asfálticas para evitar disgustos. Una vez aislado el espacio, se pueden colocar jardineras o directamente colocar la tierra. Ya hay empresas en Aragón que se dedican a diseñar terrazas y azoteas y que disponen de técnica para transformar estos espacios. Solo es cuestión de probar.

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario