EL HUERTO MES A MES

En esta entrada iré agregando las labores principales a realizar en el huerto cada mes. Recordar que tenemos una página con las labores específicas de nuestros huertos en Asturias, también mes a mes.

  • Calendario del huerto y jardín

    https://www.agromatica.es/calendario-del-huerto/

    Contenido del artículo:

    El huerto en primavera

    el huerto en primavera

    Establecer un calendario de cultivo es imprescindible para organizar tu huerto y jardín.

    El mejor momento para empezar un huerto es la primavera, sin lugar a duda. Previa planificación, la primavera está llena de actividad y es cuando podremos ser testigos del resurgir de todas las plantas que han estado paradas durante el invierno.

    La primavera es la época por excelencia, donde todo está vivo y más trabajo y faena se va a tener. Al inicio de esta estación hay que realizar todas las siembras que se quieran cosechar durante el verano y principios de otoño.

    Además, son los meses de mayor requerimiento de abono y control de plagas y enfermedades. La primavera es una buena época para realizar acolchados a todas nuestras plantas y cultivos. Con ello conservaremos la humedad del suelo de cara al calor de la época estival.

    El frío invernal, la nieve o las lluvias intensas han dejado la tierra con una costra que es preciso eliminar mediante azada o el uso de maquinaria agrícola.

    Si se tiene la ventaja de disponer previamente de un huerto ya preparado y con generoso contenido en materia orgánica, las labores de mantenimiento del suelo se reducen enormemente.

    Al no haber pisado el suelo no hay compactación y el huerto aún conservará todas sus propiedades minerales y una textura disgregada.

    A la hora de sembrar hay que tener cuidado de las posibles heladas que en los primeros meses de esta época aún puedan estar presentes.

    Una siembra precipitada acarreará una pudrición de las semillas por demasiada humedad o una pérdida de germinación por excesivo frío. Por ello, siempre es conveniente hacer siembras en semillero o en interior si el clima no está de nuestro lado.

    Con ello evitamos, en la medida de lo posible, las sorpresas que nos da el clima en los inicios de esta temporada.

    ¿Qué se puede plantar en primavera?

    Teniendo en cuenta que es la estación en la que las heladas remiten, es a partir de este momento cuando se puede sembrar casi cualquier cosa. Se puede decir que el 80 % de los cultivos más típicos del huerto tienen cabida en estos meses.

    Hay mucho para elegir: pimiento, berenjena, tomate, calabacín, acelga, coles, espárragos, lechugas, melón, nabo, judías, remolacha, sandías, zanahorias, etc.

    Con todo esta gran variedad de hortalizas, tendrás muchas opciones de preparar verduras la plancha, recetas de crema de verduras, guisos y todo lo que las solanáceas y el resto de familias te pueden ofrecer

    Todo dependerá del espacio del que se disponga y la planificación de los cultivos a sembrar, según los gustos del horticultor. También habrá que tener en cuenta la asociación positiva y negativa de las plantas cuando crecen en el mismo entorno.

    El huerto en verano

    el huerto en verano

    El huerto sigue su curso después de primavera, donde las labores de mantenimiento eran bastante altas. Hemos preparado el suelo, abonado, sembrado y tratado algunas plagas y enfermedades que han hecho acto de aparición.

    La temperatura aumenta y, en consecuencia, también lo hará el riego.  Todas estas actividades quedan relegadas a los momentos en el que el Sol y el calor respeten el trabajo del horticultor.

    Además, también es el momento de recolectar la mayoría de cultivos de nuestro huerto y, sobre todo, es la época de las solanáceas (que más tarde podrás conocer la forma de cultivarlas).

    Se podrán cosechar los siguientes cultivos:

    • Tomates
    • Calabacines
    • Rábanos
    • Pimientos
    • Guindillas o chiles
    • Lechugas
    • Remolachas
    • Escarolas
    • Melones y sandías

    En definitiva, todo aquello que tan azarosamente se ha sembrado y trasplantado durante la primavera.

    El acolchado realizado en primavera ha permitido que las plantas hayan crecido sin estrés hídrico y no haya escasez de humedad. Sin embargo, se deberá ser generoso con el riego y las enmiendas, dada la gran necesidad de nutrientes y agua que las plantas solicitan en esta época del año.

    El calor del verano estimula el crecimiento de las hierbas aromáticas. Unas cuantas se habrán recolectado en primavera y otras tantas ahora en el verano. Recuerda que las aromáticas que aprovechemos por su hoja se deben recoger antes de la floración casi siempre.

    De las que necesites fruto o semilla, será en el verano cuando tengas que empezar a recolectar.  En este libro encontrarás el mejor momento de recolección para cada parte de la planta que quieras utilizar.

    Aprovecha todos los restos vegetales (hojas, podas, siegas, etc.) y de la cocina para alimentar el compostador que estará en su máxima actividad con el calor del verano.

    Es importante no olvidar regarlo de forma periódica cuando se note que la temperatura aumenta demasiado o bien notemos que los desechos a compostar están excesivamente secos.

    Tampoco se debe descuidar, como en primavera, las posibles plagas y enfermedades que puedan instalarse atraídas por la maduración de los frutos, justo antes de su recolección. Por ello, es importante conocer los extractos de plantas que a menudo nos sacarán de más de un apuro.

    Las plantas aromáticas, así como algunas familias de cultivos, están repletas de aceites esenciales con aplicaciones beneficiosas para los cultivos, como se verá en la tabla de dichos extractos.

    El verano suele ser una época en la que el horticultor decide ausentarse una, dos o más semanas para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Esto implica tener cubiertas las necesidades del huerto mientras se está fuera.

    El riego se puede automatizar con programadores que mantendrán el nivel hídrico de las plantas bajo control.

    Cuando no se pueda, tener un vecino o un familiar que se ocupe de las tareas más sencillas siempre es una buena opción.

    En primer lugar porque no sólo se trata del riego de las plantas sino que también se pueden realizar algunas tareas de mantenimiento y recolección.

    El precio a pagar, claro está, serán un buen porcentaje de los productos sacados del huerto. “Do ut des”.

    ¿Qué se puede plantar en verano?

    El verano es la época de mayor recolección en el huerto. Aun así, se pueden seguir plantando diferentes productos.

    Muchos de ellos serán los que se recolecten durante el otoño e invierno,  como el gran grupo de las Brassicas: coles, berzas, brócolis y coliflores son típicamente plantadas a finales de verano.

    También se incluyen lechugas, rábanos, acelgas, zanahoria y espinacas. Estas dos últimas, entre mediados y finales de verano.

    El huerto en otoño

    el huerto en otoño

    Ya terminado el verano, el otoño permite recolectar algunas cosechas que podremos consumir en fresco, cocinar o conservar.

    Es hora de arrancar aquellos cultivos que no ofrecen más y depositarlos en la pila de compost o en el compostador (que dependiendo del frío que haga, aún podrá seguir funcionando). De esta forma completamos el ciclo del huerto comentado anteriormente.

    En octubre se podrán recolectar cultivos de verano como calabacines, cebollas, patatas, rábanos, judías, pimientos y berenjenas, aunque con la llegada del frío veremos cómo se pierden rápidamente las solanáceas.

    Es tiempo, además, de reducir progresivamente el caudal de riego de nuestro huerto, así como volver a trabajar la tierra que actualmente se encuentra desnuda.

    De cara a plantar los siguientes cultivos, viene bien echar un vistazo al calendario de cultivo y seleccionar las variedades de plantas que más se deseen.

    Además, esta estación permite recolectar semillas, en el caso de que el horticultor guste conservarlas si la producción anterior ha sido satisfactoria.

    Es momento también de aplicar sobre el huerto y el resto de árboles frutales todo el compost que se ha ido formando durante el verano y parte de los primeros meses de otoño.

    ¿Qué se puede plantar en otoño?

    En esta época del año podemos cultivar plantas que soporten el frío, como espinacas, coles, repollos, lechugas o rábanos.

    Seguramente ya se haya pensado plantar este tipo de cultivos desde mediados o finales de verano, con el objetivo de disponer algo de cosecha durante el otoño.

    Aparte de todo el género de Brassicas, es temporada de plantar cultivos como apio, escarola, guisante, haba, puerro o zanahoria.

    El huerto en invierno

    el huerto en invierno

    Todas las épocas anteriores que hemos visto estaban cargadas de tareas, todo lo contrario que el invierno.

    Es hora de evaluar el trabajo realizado los meses anteriores y planificar los venideros. Ver qué ha salido mal, qué se puede mejorar y qué nuevas técnicas o elementos queremos añadir o probar.

    Los horticultores manitas pueden dedicarse a la construcción, mantenimiento y reparaciónde sus invernaderos, semilleros o compostadores, o cubrir cultivos que sean susceptibles de futuras heladas.

    Además, dependiendo de las lluvias, es mejor quitar todo rastro de acolchados que puedan pudrir las raíces por excesiva acumulación de humedad.

    El compostador aún sigue trabajando, aunque a ritmo lento. Aún podremos seguir acumulando restos vegetales y residuos de la cocina que permitan mantener un nivel adecuado de temperatura.

    Si se desea dejar descansar el huerto en esta época, ya sea porque no atraigan culinariamente los cultivos, bien por el clima o por el descanso del horticultor, será buen momento para plantar especies que sirvan como abonos verdes, que no conlleven demasiado mantenimiento y consigan mejorar la estructura del suelo.

    ¿Qué se puede plantar en invierno?

    El invierno es el mes de menor actividad de siembra y trasplante.

    Todo depende del clima, aunque lo más común suelen ser ajos, guisantes, rabanitos y lechugas.

    Si se tiene la opción de disponer de un invernadero o de semilleros protegidos, siempre se pueden ir realizando siembras hacia finales de invierno, para en primavera intentar trasplantar los cultivos más típicos de dicha época.

    Con esto se consigue adelantar las fechas de forma considerable.

    Calendario de siembra  

    CULTIVO SIEMBRA RECOLECCIÓN MARCO TIEMPO GERMINACIÓN
    AJO Octubre-Enero Junio-Julio 20 x 20 cm  
    ACELGA Marzo-octubre Todo el año 40 x 30 cm 7-9 días
    APIO Marzo-Junio Octubre-Febrero 40 x 30 cm 15-20 días
    BERENJENA Febrero-Marzo Julio-Octubre 50 x 50 cm 7-10 días
    BORRAJA Primavera-Otoño 140 días 40 x 20 cm  
    BONIATO Febrero-Marzo Octubre-Noviembre 80 x 30 cm  
    BRÓCOLI TEMPRANO Mayo-Julio 150 días 70 x 40 cm  
    BRÓCOLI TARDÍO Agosto 150 días 70 x 40 cm  
    CALABAZA Marzo-Abril 120 días 120 x 60 cm 5-10 días
    CALABACÍN Marzo-Abril 90 días 100 x 60 cm 5-10 días
    CANÓNIGOS Julio-Septiembre 90-150 días Filas 20 cm  
    CARDO Marzo-Mayo Octubre-Diciembre 90 x 90 cm  
    CEBOLLA TEMPRANA Agosto-Octubre Mayo-Julio 20 x 10 cm 8-10 días
    CEBOLLA TARDÍA Diciembre-Marzo Septiembre-Octubre 20 x 10 cm 8-10 días
    COLES DE OTOÑO Abril-Junio 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLES DE INVIERNO Junio-Agosto 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLES DE PRIMAVERA Septiembre-Noviembre 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLIFLORES TEMPRANAS Mayo-Julio 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLIFLORES TARDÍAS Julio-Septiembre 180 días 60 x 40 cm 5-6 días
    ESCAROLA DE VERANO Marzo-Junio 90 días 40 x 30 cm  
    ESCAROLA DE INVIERNO Agosto-Octubre 90 días 40 x 30 cm  
    ESPINACAS Agosto-Febrero 90 días 20 x 12 cm 5-7 días
    GUISANTES Octubre-Febrero 120 días 50 x 40 cm 5-10 días
    HABAS Septiembre-Noviembre 120 días 50 x 30 cm  
    JUDÍAS Abril-Junio 90-100 días 60 x 50 cm 5-10 días
    LECHUGA DE INVIERNO Agosto-Octubre 90-120 días 30 x 20 cm 7-8 días
    LECHUGA DE PRIMAVERA Febrero-Mayo 90 días 30 x 20 cm 7-8 días
    MAÍZ Abril-Junio Agosto-Septiembre 70 x 30 cm  
    MELÓN Abril-Mayo 120 días 100 x 50 cm 3-7 días
    NABO DE MESA Marzo-Octubre 60 días 15 x 15 cm 3-6 días
    PATATA Febrero-Mayo Junio-Septiembre 70 x 30 cm  
    PEREJIL Todo el año 90 días 10 x 5 cm 20-30 días
    PIMIENTO Febrero-Abril 150 días 50 x 40 cm 3-5 días
    PUERROS Febrero-Julio 120-150 días 30 x 10 cm 10-12 días
    RABANITOS Todo el año 40 días 10 x 5 cm 4-6 días
    REMOLACHA Marzo-Junio 90 días 30 x 20 cm  
    SANDÍA Abril-Mayo 120 días 100 x 50 cm 6-8 días
    TOMATE Febrero-Mayo 150 días 50 x 30 cm 5-8 días
    ZANAHORIA Marzo-Octubre 120 días 20 x 5 cm 12-15 días
             

     

    El huerto mes a mes

    A continuación, podrás ver las tareas a realizar en cada uno de los meses, los cultivos que podrás germinar, trasplantar y cultivar y otras gestiones en el huerto.

    El huerto en enero

    El huerto en febrero

    El huerto en marzo

    El huerto en abril

    El huerto en mayo

    El huerto en junio

    El huerto en julio

    El huerto en agosto

    El huerto en septiembre

    El huerto en octubre

    El huerto en noviembre

    El huerto en diciembre

  • Calendario del huerto urbano en febrero

     

    Plantel de colifor

     

    El mes de febrero en España es un mes inquietante y en lo que se refiere al calendario de trabajos del huerto urbano que tenemos que realizar durante el mes de febrero, es más o menos igual de inquieto. Por ello, establecer un calendario de actividades es un poco complicado ya que la climatología es muy variable en función de la zona en la que nos encontremos. Esta diferencias pueden ser muy marcadas entre zonas y además, muy cambiante de un año a otro.

    Por ejemplo, mientras que en la costa mediterránea e Islas Baleares comienzan normalmente las buenas temperaturas, en el interior peninsular siguen con los fríos intensos. En el norte español se alternan temporales y en el caso de las islas Canarias, gracias a su clima prácticamente tropical, gozan de temperaturas plenamente primaverales. Por estas circunstancias no debemos precipitarnos.

    Si la zona es todavía fría, podemos seguir con aquellas labores que deberíamos haber realizado durante los dos meses anteriores: terminar con las podas de frutales, remover los terrenos del huerto sin vegetación para su preparación, etc. y sólo si las condiciones son más favorables, podemos iniciar otras tareas más propias del inicio de la primavera, sabiendo que aunque los días sean cálidos… las noches suelen ser muy frías e incluso presentarse fuertes heladas.

    Acelgas amarillas

    Si no lo hemos hecho ya, es un momento límite para realizar en las plantas aromáticas y culinarias, como por ejemplo el tomillo, el romero, la salvia, la lavanda, etc. su poda, saneamiento y preparación para que broten con fuerza y bien formadas en cuanto suban un poco las temperaturas.

    Para especies como las Menthas y Stevia rebaudiana que pierden todas sus hojas, empezarán a brotar a lo largo de este mes. Si aun no lo han hecho, es un buen momento para echarles un poco de tierra por encima.

    Verduras y hortalizas en el huerto urbano en febrero

    Si disponemos de un pequeño invernadero con calefacción, podemos ir realizando las siembras para adelantar en lo posible su plantación en primavera.

    En el caso de cultivar en invernadero, deberemos ventilarlo diariamente de 1 a 3 horas durante el día como mínimo para evitar los excesos de humedad y favorecer la renovación del aire. También tendremos cuidado por si la lluvia ha limpiado excesivamente los cristales o plástico de cubierta, en volverlos a pintar de nuevo para tamizar la luz ya que el exceso, puede dañar las plántulas recién germinadas.

    Plantas de Alcachofa

    Si el tiempo lo permite, también podemos realizar los primeros semilleros al aire libre, aunque siempre protegiéndolos si llega el mal tiempo. Las especies indicadas para esta época del año son las acelgasachicoriaespinacaguisanteshabaslechugasrábanoszanahoriaremolachascanónigosrúcula

    También es un buen momento para plantar los ajosbulbos de cebollagarras de espárrago y la patata temprana.

    Durante este mes de febrero, si sembramos o plantamos a finales de otoño, estaremos recolectando espinacasacelgashabasapio, diferentes tipos de colesalcachofas, etc. propias de estas fechas.

    Aunque el clima invite a ello, es un buen consejo esperarse a plantar las primeras habastomatespimientosberenjenas… aunque los plantemos un poco más tarde, su crecimiento será más rápido y tendremos pronto las primeras producciones, sin necesidad de correr riesgos de heladas tardías.

    En cuanto a plagas, aparecen los primeros pulgones, sobre todo en las habas, en este caso el pulgón negro. Trataremos a ver los primeros insectos ya que obedecen a la primera generación y si no se controlan adecuadamente se multiplicarán rápidamente. Cuidado con los insecticidas utilizados, si son biológicos o ecológicos mucho mejor. Y siempre respetando los plazos de seguridad.

     

  • Cultivos de otoño para el huerto: guisantes, habas y ajos

    Nov 14, 2012 | Jardinería y medio ambiente

     

    Si llevas poco tiempo con tu huerto casero, o estás planteando dejar una zona del jardín dedicada al huerto, tal vez aún no sepas qué cultivos de otoño para el huerto puedes elegir.
    El otoño es una época ideal para los guisantes y las habas, aunque según las zonas, (zonas cálidas) el cultivo se podría retrasar un poco. En algunas zonas con un clima más templado ya se pueden sembrar los ajos, aunque yo los ajos los suelo dejar para diciembre, en días sin heladas, por que mi clima es mucho más frío.

    guisantes-floreciendo-cultivo-otoño-huerto
    Guisantes

    Consejos para el cultivo de guisantes

    Los guisantes en el jardín presentan un atractivo porte trepador, y los primeros de la temporada acabados de desgranar son tan dulces que se podrían usar aperitivo o dentro de las ensaladas. Te garantizo que si no has probado unos guisantes en temporada recién cortados, no puedes apreciar el sabor real de unos guisantes.
    Para sembrar guisantes, igual que para cualquier cultivo del huerto lo ideal es preparar primero el terreno. Yo suelo esparcir abono natural por encima de la parcela destinada al cultivo, y a continuación cavo el terreno de manera que mezclo el abono con la tierra. En el huerto de bancales profundos, el compost se esparce por encima sin necesidad de mezclar con la tierra.
    Los surcos para los guisantes no deben de ser muy profundos, basta con unos 4 o 5 centímetros poniendo varios a la vez separados unos de otros por 5 o 6 centímetros. En cuanto a la separación entre surcos depende un poco, se pueden separar unos 30 o 35 centímetros, pero debes de pensar que luego tienes que pasar entre ellos para recogerlos y cuanto más juntos están más difícil resulta recolectarlos.

    Consejos para cultivar habas en el huerto

    Las habas son otro de los cultivos de otoño para el huerto, que al igual que los guisantes no son hortalizas, pertenecen a las leguminosas, pero al contrario que las lentejas, garbanzos, etc, se consumen frescas.

    habas-floreciendo-cultivos-otoño-huerto

    No se si alguna vez habéis hecho el típico experimento de colegio, en el que se pone una haba entre algodones para ver como germina, si es así sabrás que las habas germinan con gran facilidad. Te recomiendo que las recojas cuando son pequeñas, el sabor cambia bastante en cuanto crecen demás.
    Para sembrar las habas no suelo hacer surcos, tiro una cuerda para que me queden rectas y pongo 3 o 4 en cada agujero  y a una profundidad igual que los guisantes. La distancia entre plantas si es mayor, aquí hay que dejar unos 30 o 40 centímetros entre plantas y otros tantos entre filas, siempre y cuando sean de porte bajo, si son trepadoras, quizás habría que dejar más.

    Sembrar ajos

    El inconveniente que tienen los ajos es el tiempo que vamos a tener ocupado el espacio. Los ajos se siembran entre finales de otoño y principios del invierno, pero hasta los primeros meses del verano, no podremos levantar el cultivo, siempre que queramos ajos para guisar, por que podríamos cortarlos como ajetes tiernos.

    ajos-brotando-cultivos-otoño-huerto
    Ajos

    Para los guisantes y las habas, tendremos que comprar la simiente en algún vivero o garden center, pero para los ajos sirve cualquier cabeza de ajo de las que compramos en el supermercado. Para cultivarlos utilizaremos los dientes de ajo, por tanto desgranamos la cabeza y lo ideal es utilizar los más grandes.
    Haremos un surco no muy profundo y los pondremos a una distancia de unos 5 centímetros, y unos 15 o 20 centímetros entre surcos. Las normas para plantar ajos son las mismas que si plantas bulbos de otoño, tanto para profundidad como par distancias, al fin y al cabo los ajos son bulbos.
    Para todos los cultivos se aplica la norma que he dicho para los guisantes a la hora de preparar el terreno.
    Espero que te plantees el utilizar parte de tu jardín para cultivar alguna de estas maravillas, seguro que disfrutas viéndolas crecer, pero nada que ver cuando te las comas.

  • Cultivar en otoño e invierno

      

    por  | Dic 14, 2013 |

     

    Muchas veces nos encontramos con el problema de que no sabemos muy bien que sembrar o plantar en otoño o invierno, bien porque estamos empezando o porque muchas veces culturalmente la gente para la producción en estas estaciones por miedo a posibles heladas o a un tiempo mas inestable, pero sin embargo hay cultivos que agradecen estas épocas un poco mas frías y no tan calurosas, a continuación os pongo unos cultivos estrella que podemos sembrar en esta época. Que no pare el huerto!!!!!! os dejo también un enlace a los artículos o vídeos de cada cultivo que tenga preparados. cultivos otoño invierno :

    Winter Vegetable Garden

     

     Zanahorias:Debes evitar las heladas, pero puedes sembrarla casi todo el año. Hay que esperar 90 días para cosecharlas, y se asocian bien con cebollas, ajos, lechugas, rábanos, tomates y guisantes. Hay que evitar las verduras de la misma familia como el perejil, el apio y el hinojo.

    Zanahoria

     

    Ajo: Se siembra el diente de ajo directo a la tierra durante el invierno y otoño.Es una de las hortalizas estrellas de esta época invernal.

    ajoelefante

    Guisantes: Se plantan en otoño, teniendo cuidado con las heladas. Debes poner una caña o un palo que haga de tutor, pero no es necesario atarla, ya que la planta lo hará naturalmente. 60 días tarda en estar lista para la cosecha. Se debe evitar que coincidan con verduras de la misma familia. Tampoco es recomendable que coincida con el ajo o la cebolla. Son compatibles con la zanahoria, el rábano, la col y la lechuga.

    10

    Habas: Se siembran en otoño, a mediados, siempre y cuando el riegos de heladas no sea muy fuerte, ya que heladas nocturnas y no continuadas, las aguantan muy bien , no son necesarios tutores para ellas, pero se recomienda preparles protección si tenemos riesgo de vientos fuertes. En 90 dias podemos empezar a recoger las vainas tempranas. Mejor evitar asociarla con cultivos de su misma familia.Son compatibles con la zanahoria, el rábano, la col y la lechuga.

    habas

    Acelgas: Se pueden sembrar todo el año, simplemente tenemos que tener cuidado con la siembra y trasplante en época de temperaturas muy altas o muy bajas. Se siembran en grandes cantidades para conseguir hojas frescas que están listas a partir de los 50 días. Las raices crecen mucho por lo que es bueno mezclarlas con lechuga, coles, cebolla y ajo. Deberemos evitar otras hortalizas de la misma familia como la remolacha y las espinacas.

    acelga

    Espinaca: Es de ciclo bastante corto, ya que su cosecha se hace transcurrido unos 40 días. Es bueno sembrarlas asociadas a plantas de ciclos largos como el tomate, la berenjena en la primavera o la cebolla y la col en otoño. A fines de verano y fines de invierno, es mejor su cultivo.

    Espinaca

    Rábano: Se puede cultivar todo el año teniendo cuidado con las heladas. En invierno se cultivan tubérculos más grandes y tienen un ciclo de cosecha de unos tres meses. En verano es de 6 semanas y los rábanos salen más picantes. Puede ser bueno sembrar una hilera de rabanillos cada 10 días para obtener una cosecha continuas. No tiene grandes incompatibilidades, pero evita la col, el nabo y la coliflor.

    rabanitos

    Lechugas: Se pueden sembrar todo el año, pero en verano tiene un espigado prematuro. Dependiendo de la variedad de lechuga, tendremos éxito en las distintas temporadas del año.Desde la siembra hasta el trasplante se necesita como mínimo un mes. Y ojo, puedes sacar solo las hojas dejando la raíz, para que vuelva a brotar. Es muy aconsejable asociar la lechuga con otros cultivos más largos como la cebolla o el tomate, de modo que, una vez cosechada la lechuga, los otros cultivos ocuparan su espacio.

    Lechuga

    Apio: Acepta bien el frío, por lo que se puede plantar en invierno aunque florece antes. La germinación es lenta y necesita de mucha agua, así que no puedes descuidar el riego. Debes evitar sembrarlo con la zanahoria o el perejil.

    10

    Repollo: Es preferible trasplantarlo durante la primavera o el otoño y evitar los meses de verano. El trasplante a finales de verano o principios de otoño permite tener ocupado el huerto durante los meses de invierno. También se puede trasplantar a finales de invierno. Tras tres meses se puede cosechar. Es bueno asociarla con cultivos de ciclo rápido como la espinaca.

    repollo

    Coliflor: Al igual que el repollo es aconsejable trasplantarlo para la primavera o para el otoño intentando evitar meses de excesivo calor como el verano, el trasplante a finales de verano o principios de otoño permite tener ocupado el huerto durante los meses de invierno. También se puede trasplantar a finales de invierno. Es interesante , trasplantar escalonadamente para evitar tener todas las coliflores de golpe.Tras tres meses se puede cosechar.

    coliflor

    Brocoli: como el resto de su familia, las crucíferas, es aconsejable trasplantarlo para la primavera o para el otoño intentando evitar meses de excesivo calor como el verano, el trasplante a finales de verano o principios de otoño permite tener ocupado el huerto durante los meses de invierno. También se puede trasplantar a finales de invierno. Es interesante , trasplantar escalonadamente para evitar tener todas brocoli de golpe.Tras tres meses se puede cosechar.

    brocoli

    Coles De Bruselas: como el resto de su familia, las crucíferas, es aconsejable trasplantarlo para la primavera o para el otoño intentando evitar meses de excesivo calor como el verano, el trasplante a finales de verano o principios de otoño permite tener ocupado el huerto durante los meses de invierno. También se puede trasplantar a finales de invierno. no hace falta trasplantarlas escalonadamente ya que se pueden congelar perfectamente.Tras tres meses se puede cosechar.

    colesdebruselas

    CebollaEste cultivo presente en casi todas las huertas , es muy propio de esta época, podemos hacer primero el semillero a finales de otoño y posteriormente a finales de invierno, ponerlo en nuestras huertas, son bastante resistentes y de sencillo cultivo.

    5.13_walla_walla_onions

    Las plantas medicinales que puedes plantar son: Menta, Caléndula y Borraja.

    Seguir leyendo