Cómo cultivar...flores comestibles

https://maquinariadejardineria.net/blog/cultivar-flores-comestibles/

¿Flores que se comen? Imagínate la cara y el comentario de nuestras abuelas al vernos cultivar o comprar en el mercado un montón de aromáticas flores comestibles. Y es que hoy en día es bastante habitual sumarse a esa moda tan saludable que consiste en mezclar jardinería y gastronomía: añadir caléndula en la ensalada, freír flores de calabacín o adornar nuestras tartas con magníficos pétalos de pensamientos…

Aprender a cultivar flores comestibles no sólo nos permitirá disfrutar al máximo de nuestro  jardín, huerto urbano o macetas de interior; también nos ayudará a darle ese toque exótico a nuestros platos y, por qué no, sorprender a nuestra familia con nuevos sabores, aromas y texturas que vienen, directamente, de las plantas comestibles que hemos cultivado pacientemente con nuestras propias manos. Hoy, en el blog de Maquinaria de Jardinería.net aprendemos a cultivar… Flores comestibles. ¿Nos acompañas?

 

Cómo Cultivar Flores Comestibles

 

Qué flores son comestibles

La mayoría de nuestros abuelos sabían perfectamente qué hierbas, plantas, raíces y flores eran comestibles y cuáles no, pero esa información se ha ido perdiendo con el avance de los tiempos y a los urbanitas de hoy en día nos resulta complicado distinguir cuáles son las plantas comestibles que podemos hacer crecer en nuestro huerto o jardín.

El primer consejo que tienes que recordar es que no todas las flores son comestibles; de hecho, muchas de las especies que cultivamos en casa no lo son, exactamente lo mismo ocurre con las flores que encontramos en parques y jardines de nuestro pueblo o ciudad. Esas flores pueden pertenecer a especies comestibles, pero recuerda que estas plantas sulfatadas periódicamente, un tratamiento preventivo que estropea su sabor y, lo más importante, hace que estas flores dejen de ser comestibles y que, incluso, dañen nuestra salud.

 

Para aclarar un poco este tema nuestros expertos en jardinería nos han facilitado la siguiente lista de flores y plantas comestibles  más comunes. Por cuestión de espacio no están todas las que son, pero sí son todas las que están así que… toma nota.

 

Achicoria.

Arúgula (rúcula).

Borraja.

Caléndula.

Capuchina.

Clavel.

Crisantemo.

Diente de león.

Hibisco.

Lavanda.

Manzanilla.

Pensamiento.

Perifollo.

Rosa.

Salvia.

Trébol.

 

flores comestibles

 

 

Cocina con flores comestibles

Ingrediente para ensaladas mermelada de flores comestibles, toque exótico para pasteles y tartas… La cocina con flores comestiblessólo tiene dos límites: tu imaginación y tus artes culinarias.

Algunas sugerencias para aprovechar al máximo las virtudes de las flores comestibles que hemos visto un poquito más arriba:

– El color morado de los pensamientos unido a su suave textura y sabor delicado hacen de esta flor comestible una de las preferidas de los pasteleros que las utilizan como “topping” de ricos pasteles y tartas.

– La pequeña capuchina es una de las preferidas de los chefs “Estrella Michelín” que la utilizan como ingrediente mágico de mil ensaladas multicolores. De esta preciosa planta comestible se aprovecha casi todo, desde sus flores de intenso color naranja hasta sus jugosas hojas redondeadas.

– La aromática salvia es una de las plantas comestibles más conocidas del mundo y ya se ha convertido en el ingrediente indispensable de sopas, salsas, aliños para ensalada, pizzas y empanadas…

Cómo Cultivar Flores Comestibles

 

Cómo cultivar flores comestibles

Como te imaginarás, cultivar flores comestibles en tu huerto, maceta o jardín puede ser fácil o difícil, depende del tipo de planta que quieras cultivar y disfrutar después en ensaladas, mermeladas, patés, frituras…

De todas formas, veamos 5 consejos básicos que te permitirán empezar a cultivar tus propias flores comestibles sin demasiadas complicaciones:

  1. Siembra: nuestros expertos de Maquinaria de Jardinería.net nos aconsejan cultivar flores comestibles partiendo de semillas. De esta forma controlarás perfectamente todas las etapas del crecimiento y evitarás riesgos de plagas, enfermedades, etc.
  2. Terreno: la mayoría de las semillas de flores comestibles se pueden plantar en maceta, lo único que tienes que controlar es que el tamaño del recipiente sea el adecuado para la cantidad de semillas que vayas a plantar. Recuerda que la mayoría de las semillas se plantan a una profundidad de entre 1 y 2 centímetros y que debes dejar cierta separación entre ellas para que no “se roben” los nutrientes y el agua unas a otras. Si decides cultivar flores comestibles en el exterior, en un huerto urbano o en tu jardín, recuerda BARRER y mantener lo más limpio posible su entorno.
  1. Riego: el riego es vital cuando siembras semillas de flores comestibles. Evita echar chorros de agua a presión que destruyan el mantillo y recuerda pulverizar suavemente el terreno entre dos y tres veces al día hasta que aparezcan los primeros brotecillos verdes.
  2. Plagas: como cualquier otra planta de tu terraza, huerto o jardín, las flores comestibles también pueden sufrir el ataque de plagas: orugas, caracoles, mosca blanca, pulgón… Para evitar daños a la planta puedes SULFATAR con algún producto natural (no químico) y que no altere las propiedades comestibles de las flores, las raíces o las hojas.
  1. Poda: las plantas comestibles no son tan frágiles como parecen, también se pueden y se deben PODARRECORTAR, sanear… Hazte con un buen kit de herramientas y maquinaria para huerto y jardín y empieza a disfrutar de esa moda tan placentera como saludable: cultivar y consumir flores comestibles.
  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario