La Senda Natural del Cultivo

LA SENDA NATURAL DEL CULTIVO

Masanobu Fukuoka

La Senda Natural del Cultivo. Masanobu Fukuoka

Aquí, en este libro, están los secretos del enfoque que da Fukuoka a la Senda Natural del Cultivo - La Teoría y la Práctica de trabajar en conjunción con la Naturaleza y vivir mejor por ello.

… Las personas no necesita arar ni remover la tierra, porque los microorganismos y los animalículos que allí habitan se encargan de ello en la Naturaleza, como hábiles labradores.

Matando el terreno con arados y fertilizantes químicos y pudriendo las raíces a causa de prolongadas inundaciones en verano, los granjeros “crean” débiles plantas de arroz, enfermizas, que requieren el refuerzo nutritivo de fertilizantes químicos y la protección de pesticidas. Las plantas de arroz sanas no necesitan arados ni fertilizantes. Y los abonos no necesitan ser preparados si la paja del arroz se esparce por el campo medio año antes de sembrar el grano.

El suelo se enriquece por si mismo año tras año, sin que las personas tengan que mover un dedo. Por otra parte, los pesticidas arruinan el terreno y crean problemas de polución,

Hablando con propiedad, la Naturaleza no es vivir ni morir. No es pequeña ni grande, no es débil ni vigorosa, no es rezagada ni próspera. Sería algo así para aquellos que creen solo en la Ciencia, para quienes llaman a un insecto una plaga o un depredador, y gritan que la Naturaleza es un mundo violento de relatividad y contradicción, en el cual el más fuerte se come al mas débil. Las nociones de correcto o erróneo, de bueno y malo, son ajenas a la Naturaleza. Esos calificativos solo son distinciones inventadas por el Hombre. La Naturaleza mantuvo siempre una gran armonía sin tales distingos y condujo adelante a la humilde hierba y al encumbrado árbol sin la “ayuda” de la mano de los seres humanos.

Enlace de descarga: https://www.dropbox.com/s/fbetb4nqiegepmy/La%20senda%20natural%20del%20cultivo_%20t%20-%20Masanobu%20Fukuoka.pdf?dl=0

  • No hay puntuaciones ¡sé el primero añadir una!

Añadir un comentario