pizza

  • Pizza Margarita vegetariana con corteza de calabacín

     

    29_recetas_vegetales_6



     


    Una pizza vegetariana en toda regla, y con un aspecto delicioso.

    Ingredientes:

    – 4 tazas de calabacín rallado
    – 1/2 taza de queso mozzarella bajo en grasas
    – 5 cucharadas de harina de almendras
    – 3 cucharadas de queso parmesano
    – 1 cucharadita de orégano
    – 1/2 cucharadita de ajo en polvo
    – 1 pizca de sal
    – 1 huevo
    – 1 lata de tomates picados y escurridos
    – 1 cucharada de aceite de oliva
    – 2 dientes de ajo finamente picados
    – 10-15 hojas de albahaca fresca

    Preparación:

    1. Precalienta el horno a 230 ºC. Ralla el calabacín usando un rallador de mano o un procesador de comida. También puedes hacerlo con un cuchillo. Mételo al microondas 5 minutos y escúrrelo hasta que enfríe.

    2. Prepara la salsa de tomate, comenzando por saltear el diente de ajo en una sartén con un poco de aceite de oliva. Añádele el tomate que previamente has escurrido y déjalo cocinar a fuego muy lento mientras preparas la masa. Justo antes de usarla, añádele un poco de aceite de oliva y sazónala al gusto con sal y pimienta.

    3. Cuando el calabacín se haya enfriado y le hayas extraído la mayor cantidad de agua posible, ponlo en un bol y añádele la harina de almendras, el parmesano, el orégano, el ajo en polvo, sal y el huevo batido. Mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan combinado.

    4. Utiliza una bandeja para hornear o una de esas bases de silicona para poner la masa en ellas. Cúbrelas con un poco de aceite de oliva. Divide la masa en dos bolas y usa tus dedos para aplastar la masa hasta que tengas dos círculos. Ten cuidado de que los bordes no te queden muy finos para que no se te quemen. Hornéalas durante 12-13 minutos revisando siempre que no se te estén quemando.

    5. Sácalas del horno y cúbrelas con la salsa de tomate, las hojas de albahaca y rodajas de queso mozzarella. Ponlas de nuevo en el horno solo hasta que el queso se derrita, como 3 o 5 minutos, y listo.

  • Base de pizza de coliflor (mitad de calorias)

    OCIO Y CULTURA | GASTRONOMÍA

    Esta base de pizza de coliflor tiene menos de la mitad  de calorías que una base de pizza tradicional. El ingrediente principal, la coliflor tiene solo 27 calorías por 100 gramo, frente a 275 calorías de la base de pizza elaborada con harina. ¿Te chiflan las pizzas pero apenas las pruebas? De esta pizza podrás comer sin remordimientos. Aquí  te contamos el paso a paso de la base de pizza de coliflor.

    La pizza convencional engorda mucho porque lleva ingredientes muy calóricos. La base es el primero. Una base convencional de unos 250 gramos tiene 275 calorías  por cada 100 gramos (más o menos). Esto supone al ser 250 gramos un total de 687,5 calorías. Sin embargo una base de 250 gramos elaborada con coliflor tiene solo 67,5 calorías de la coliflor (y un poco más por los huevos y resto de ingredientes pero no pasará de 110 calorías ). ¡La diferencia es notoria! Si aligeramos la base y el relleno no es excesivamente calórico (usa queso rallado ligero, rodajas de tomate natural etcétera), nuestra pizza quedará deliciosa y con muchísimas menos calorías que la pizza normal.

    Cómo hacer la base de pizza de coliflor

    Ingredientes

    • Coliflor cortada en floretes – 250 g
    • Queso mozzarella rallado – 60 g
    • Orégano – ½ cucharadita
    • Huevos – 2 unidades
    • Sal – al gusto

    Preparación

    1. Cortar la coliflor, más o menos entre media o ¼ según su tamaño. De nuevo cortar en floretes, preparar un recipiente con agua y sumergirlos. La coliflor al estar tan ‘apretada’ puede contener tierra y no es fácil de quitar. La tenemos a remojo unos minutos y luego volcamos los floretes en un colador. Los pasamos por debajo del grifo y escurrimos bien. Secar la coliflor con papel de cocina.
    2. Es importante que dejemos escurrir la coliflor y la sequemos bien para que el siguiente paso nos quede con la textura deseada. Parte la coliflor en trozos pequeños e introducir en una picadora o procesador de alimentos. Picar hasta lograr nos quede desmenuzada, con textura como ‘’de migas de pan’’.

    3. Introducir esta coliflor en un recipiente apto para  microondas tapar con papel film, le hacemos unos cuantos agujeros y programamos 8 minutos a máxima potencia. Terminado este tiempo dejamos que repose fuera del microondas hasta que pierda temperatura.
    4. En un paño fino de cocina (o un trozo de tela de sábana que ya no uses), introduce la coliflor en el centro. Envuelve y cierra el paño. Aprieta y retuerce para lograr que vaya saliendo el agua que aún contenga la coliflor. Cuando no te salga ya apenas abrimos de nuevo el paño, la textura ahora se parecerá más a migas de pan. Si no estuviera aguada al salir del microondas este paso  no sería  necesario.
    5. Precalentar el horno a 180 grados.
    6. En un recipiente combinamos los dos huevos batidos, el orégano, el queso mozzarella, un poco de sal y la coliflor. Trabaja la mezcla hasta lograr se integre.
    7. Colocar papel de hornear sobre la bandeja de horno o harina sobre bandeja de pizza  y volcar la masa de pizza de coliflor extender y aplanar con las manos o un rodillo. Hacer un círculo similar al tamaño de una pizza.
    8. Introducir la base de pizza en el horno (sin relleno) y hornear 10 minutos a 180 grados más dos de reposo. Este paso previo de  horneado sin relleno nos asegura una textura más crujiente.

    9. A continuación sacamos la base de pizza del horno y añadimos nuestro relleno de pizza (el que más te guste). Por ejemplo: dos cucharadas de tomate frito, queso rallado ligero, rodajas de tomate y un poco de albahaca. Sazonar con sal y pimienta la gusto. Volvemos a introducir en el horno otros 10m más o menos según los ingredientes con el fin de que queden hechos y derretido el queso, pero no se quemen. Estar al tanto y vigilar.

    ¿Te ha gustado la receta de base de pizza de coliflor?¿Te atreves a probarla?