coliflor

  • Receta de crema de coliflor al azafrán, un plato de cuchara repleto de sabor

    Receta de crema de coliflor al azafrán, un plato de cuchara repleto de sabor

    Artículo pubicado en Directo al paladar

    Cualquier época del año es buena para cremas y sopas, así que en casa suelen caer estos platos varios días a la semana. En otoño e invierno, bien calientes, y tibias o fresquitas en primavera y verano. Hoy nos decantamos por esta sencilla receta de crema de coliflor al azafrán, que sienta de maravilla y resulta menos indigesta que si tomamos dicha verdura cocida o en otra preparación.

    Por supuesto podéis aliñarla como más os guste y si en vez de dar un poco de color o sabor con las hebras de azafrán preferís condimentar con cualquier otra cosa, como por ejemplo queso, también queda una receta exquisita. Es un plato que además podéis hacer con antelación, lo que supone un ahorro importante de tiempo si se prepara el fin de semana para tomar cualquier otro día.

    Ingredientes

    Para 4 personas

    • Coliflor 1
    • Cebolla 1
    • Puerro 1
    • Dientes de ajo 2
    • Agua o caldo de verduras 1 litro
    • Azafrán en hebras
    • Aceite de oliva virgen extra
    • Sal
    • Pimienta negra molida
    • Cebollino para deocorar

    Cómo hacer crema de coliflor al azafrán

    Dificultad: fácil

    Tiempo total 55 minutos

    Elaboración 15 minutos

    Cocción 40 minutos

     

    Pelamos y picamos la cebolla y los dientes de ajo. Limpiamos y lavamos el puerro, lo troceamos también, reservando un tercio aparte sin picar. Separamos la coliflor en tallos que limpiamos, lavamos y cortamos también. En una cazuela amplia calentamos el aceite y rehogamos unos minutos la cebolla, el puerro y el ajo.

    Agregamos la coliflor y la sofreímos unos minutos, salpimentamos. Echamos el azafrán, damos unas vueltas y vertemos el caldo de verduras o agua. Tapamos y dejamos que se haga el conjunto unos 20 minutos o hasta que la coliflor esté tierna. Trituramos la mezcla, cocemos durante cinco minutos más la crema y rectificamos de sal si es necesario.

    Doramos en una sartén el puerro que teníamos reservado, cortado en tiras y adornamos con él la crema justo en el momento de servirla. También podemos adornar con un poco de cebollino picado y queso rallado.

    Receta de crema de coliflor al azafrán paso a paso

     

    Con qué acompañar la crema de coliflor al azafrán

    Este tipo de cremas hay que servirlas bien calientes para que nos sienten bien y reconforten en los días de frío. La crema de coliflor al azafrán se puede tomar tanto como primer plato o como única comida para una cena ligera. Congela perfectamente, así que si os apetece hacer cantidad no hay problema, ya que luego podéis conservarla en recipientes aptos para congelar y tenerla lista para otra ocasión.

     

     

  • Puré de coliflor

     

     

    Guarnición ligera para todo tipo de platos

    El puré de coliflor es una buena alternativa al puré de patatas y resulta mucho más ligero. Dale una oportunidad y no te arrepentirás.

    Escrito por Joaquín Palazuelos el 26/01/2019 a las 12:36

    Preparación: 30 min     Dificultad: Fácil     Personas: 2


    La coliflor es la hortaliza de la familia de las brásicas que más juego nos ofrece en la cocina a la hora de preparar todo tipo de recetas diferentes, desde gratinados con bechamel, arroces, platos de cuchara o, como en esta ocasión, un delicioso y cremoso puré de coliflor, la guarnición perfecta de tus platos de pescado o tus asados.

    Ingredientes


    • Coliflor, 500 g
    • Patata pequeña, 1
    • Ajos, 1/2 cabeza
    • Mantequilla, 50 g
    • Cebollino picado
    • Nuez moscada, 5 g aproximadamente
    • Pimienta negra recién molida
    • Sal
    • Aceite de oliva virgen extra

    Cómo hacer un puré de coliflor


    01: Asamos los ajos

    Puré de coliflor - Paso 1

    Como primer paso para preparar este puré de coliflor cogeremos nuestra media cabeza de ajos y la envolveremos en papel de aluminio junto con un poco de sal y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Presionamos bien el papel de aluminio y lo aplastamos sobre la media cabeza de ajos hasta envolverla y formar una especie de pelota.

    Cuando asamos los dientes de ajo o cualquier otra verdura envuelta así en papel de aluminio la protegemos del calor directo del horno y permitimos que se cocine con el propio vapor de sus jugos, que se conservarán en el interior de esta especie de papillote que nos sirve de envoltorio.

    En las fotos veréis cómo envuelvo una cabeza de ajos entera porque son de mi huerta y los dientes de ajo son pequeños, pero teniendo en cuenta el estándar de tamaño de las cabezas de ajo que podemos encontrar comercializadas con media cabeza de ajos es más que suficiente.

    Asamos la media cabeza de ajos durante 45 minutos, hasta que la pulpa de ajo de su interior esté bien cocinada y cremosa. A la hora de desenvolver el papel de aluminio hay que tener cuidado en no quemarnos, con especial atención al vapor que saldrá de su interior una vez abierto el paquetito.


    02: Cortamos y escaldamos la coliflor

    Puré de coliflor - Paso 2

    Limpiamos la coliflor retirando las hojas verdes y las zonas oscuras de la superficie si las tuviese.

    Retiramos la mayor parte del tallo leñoso ya que es una zona más dura que el resto de la coliflor que no se suele aprovechar, aunque para elaborar esta crema de coliflor sí que la podríamos utilizar, pero requeriría de un mayor tiempo de cocción. A continuación cortamos la coliflor en pequeños ramilletes de modo que quede dividida en trozos de tamaño similar.


    03: Cocemos la coliflor con la patata

    Puré de coliflor - Paso 3

    Colocamos los trozos de coliflor en el fondo de una olla y la cubrimos de agua fría. Ponemos esta olla a hervir y una vez arranque a hervir cocemos durante 3-4 minutos. Escurrimos la coliflor desechando este primer agua y volvemos a cubrir la coliflor con agua. Ahora sí, salamos el agua generosamente.

    Pelamos la patata, la cortamos en trozos medianos y la añadimos a la olla junto con la coliflor. Cocemos tanto la coliflor como la patata durante 25-30 minutos.


    04: Trituramos el puré de coliflor

    Puré de coliflor - Paso 4

    Escurrimos la patata y la coliflor y las añadimos al interior de un vaso americano o batidora de vaso (si es de vidrio es mejor esperar a que pierdan un poco de temperatura para que el exceso de calor no provoque que el vaso de vidrio estalle).

    Añadimos la mantequilla fría, sal y pimienta negra recién molida. Cortamos la media cabeza de ajos y la aplastamos para obtener la pulpa asada de su interior, que la añadiremos también al vaso americano junto con el resto de ingredientes. Por último, rallamos la nuez moscada sobre el resto de ingredientes.

    Cerramos el vaso americano y trituramos el puré de coliflor hasta obtener una crema espesa y homogénea pero a la vez untuosa y sedosa.

    Rectificamos de sazón antes de servir.


    05: Servimos el puré de coliflor

    Puré de coliflor - Emplatado

    Servimos el puré de coliflor. Si lo servimos como acompañamiento de otra preparación lo podemos emplatar como base de ese otro elemento principal o simplemente colocarlo en una salsera de la que servirnos cada uno la cantidad deseada. Yo le añado un poco de cebollino picado y unas gotas de aceite de oliva virgen extra crudo por encima porque me parece que aportan ambos ingredientes un frescor especial que ayuda a realzar el sabor de nuestro riquísimo puré de coliflor.

    Resultado final


    En apenas 30 minutos y con apenas un par de ingredientes básicos, ambos tremendamente asequibles y sanos, hemos preparado un puré de coliflor supersencillo pero también muy sabroso y delicado. Una forma diferente de comer la coliflor que resulta una excelente opción a la hora de acompañar cualquier pescado, ya sea una merluza, un filete de corvina, una pata de pulpo o, cómo no, un buen lomo de bacalao, al que si además le regamos con, por ejemplo, una sabrosa ajada gallega, lo convertiremos en un platazo de cuidado.

    Eso sí, este puré de coliflor no sólo es un acierto como base de platos de pescado, ya que también funciona a la perfección acompañando platos de carne, especialmente asados de cerdo, y también como base de unas tostas que podremos comer así tal cual o culminar con el ingrediente que más nos plazca o como una de las capas de un rico aperitivo presentado en vasitos, por ejemplo junto con una brandada de bacalao y una crema de pimientos.

    Debemos aprovechar todos estos meses de invierno en los que la coliflor está de temporada y en plenitud y, además, muy bien de precio. A la hora de seleccionar la coliflor en la verdulería debemos escoger una coliflor que tenga los ramilletes bien prietos y que esté bien blanca y sana. Una coliflor con los ramilletes abiertos, amarillenta o con manchas en su superficie nos indica que se trata de una coliflor vieja que debemos evitar comprar.

    Apuntar también lo fantástico que resultan los vasos americanos y batidoras similares para preparar este tipo de cremas, ya que consiguen que queden muy cremosas y ligadas. Siempre se puede utilizar una batidora de mano y colar el puré de coliflor posteriormente para que quede bien fino, pero nunca quedará igual de untuoso que si usamos una batidora de vaso.

  • Base de pizza de coliflor (mitad de calorias)

    OCIO Y CULTURA | GASTRONOMÍA

    Esta base de pizza de coliflor tiene menos de la mitad  de calorías que una base de pizza tradicional. El ingrediente principal, la coliflor tiene solo 27 calorías por 100 gramo, frente a 275 calorías de la base de pizza elaborada con harina. ¿Te chiflan las pizzas pero apenas las pruebas? De esta pizza podrás comer sin remordimientos. Aquí  te contamos el paso a paso de la base de pizza de coliflor.

    La pizza convencional engorda mucho porque lleva ingredientes muy calóricos. La base es el primero. Una base convencional de unos 250 gramos tiene 275 calorías  por cada 100 gramos (más o menos). Esto supone al ser 250 gramos un total de 687,5 calorías. Sin embargo una base de 250 gramos elaborada con coliflor tiene solo 67,5 calorías de la coliflor (y un poco más por los huevos y resto de ingredientes pero no pasará de 110 calorías ). ¡La diferencia es notoria! Si aligeramos la base y el relleno no es excesivamente calórico (usa queso rallado ligero, rodajas de tomate natural etcétera), nuestra pizza quedará deliciosa y con muchísimas menos calorías que la pizza normal.

    Cómo hacer la base de pizza de coliflor

    Ingredientes

    • Coliflor cortada en floretes – 250 g
    • Queso mozzarella rallado – 60 g
    • Orégano – ½ cucharadita
    • Huevos – 2 unidades
    • Sal – al gusto

    Preparación

    1. Cortar la coliflor, más o menos entre media o ¼ según su tamaño. De nuevo cortar en floretes, preparar un recipiente con agua y sumergirlos. La coliflor al estar tan ‘apretada’ puede contener tierra y no es fácil de quitar. La tenemos a remojo unos minutos y luego volcamos los floretes en un colador. Los pasamos por debajo del grifo y escurrimos bien. Secar la coliflor con papel de cocina.
    2. Es importante que dejemos escurrir la coliflor y la sequemos bien para que el siguiente paso nos quede con la textura deseada. Parte la coliflor en trozos pequeños e introducir en una picadora o procesador de alimentos. Picar hasta lograr nos quede desmenuzada, con textura como ‘’de migas de pan’’.

    3. Introducir esta coliflor en un recipiente apto para  microondas tapar con papel film, le hacemos unos cuantos agujeros y programamos 8 minutos a máxima potencia. Terminado este tiempo dejamos que repose fuera del microondas hasta que pierda temperatura.
    4. En un paño fino de cocina (o un trozo de tela de sábana que ya no uses), introduce la coliflor en el centro. Envuelve y cierra el paño. Aprieta y retuerce para lograr que vaya saliendo el agua que aún contenga la coliflor. Cuando no te salga ya apenas abrimos de nuevo el paño, la textura ahora se parecerá más a migas de pan. Si no estuviera aguada al salir del microondas este paso  no sería  necesario.
    5. Precalentar el horno a 180 grados.
    6. En un recipiente combinamos los dos huevos batidos, el orégano, el queso mozzarella, un poco de sal y la coliflor. Trabaja la mezcla hasta lograr se integre.
    7. Colocar papel de hornear sobre la bandeja de horno o harina sobre bandeja de pizza  y volcar la masa de pizza de coliflor extender y aplanar con las manos o un rodillo. Hacer un círculo similar al tamaño de una pizza.
    8. Introducir la base de pizza en el horno (sin relleno) y hornear 10 minutos a 180 grados más dos de reposo. Este paso previo de  horneado sin relleno nos asegura una textura más crujiente.

    9. A continuación sacamos la base de pizza del horno y añadimos nuestro relleno de pizza (el que más te guste). Por ejemplo: dos cucharadas de tomate frito, queso rallado ligero, rodajas de tomate y un poco de albahaca. Sazonar con sal y pimienta la gusto. Volvemos a introducir en el horno otros 10m más o menos según los ingredientes con el fin de que queden hechos y derretido el queso, pero no se quemen. Estar al tanto y vigilar.

    ¿Te ha gustado la receta de base de pizza de coliflor?¿Te atreves a probarla?

  • Cómo hacer coliflor al ajillo paso a paso

    ¡Receta fácil y ligera, coliflor al ajillo! Para disfrutar sin remordimientos, ya que la coliflor es muy baja en calorías, (una 27 por ración de 100 gramos). La textura de esta hortaliza la hace tan versátil que incluso se pueden prepara bases de pizza con coliflor. Si eres vegano no te pierdas esta receta y si no lo eres también porque está deliciosa y además es fuente de ácido fólico, vitamina C y antioxidantes. En Periodista Digital te contamos el paso a paso de esta receta clásica y tan sabrosa.

    ¿Que vitaminas y otros nutrientes tiene la coliflor?

    La coliflor pertenece a la misma familia que el brócoli, las crucíferas verduras ricas en antioxidantes, y vitaminas y con poquísimas calorías. Aporta 0.90 gramos de grasa y hasta 2.5 gramos de proteínas. Las proteínas de origen vegetal tienen menos valor nutricional  que las de la carne, pero siguen siendo aportes saludables.

    La coliflor es muy rica en agua contiene casi un 90%, es por eso que es tan ligera. Aporta vitaminas por ejemplo: vitamina A (7 ug), vitamina, vitamina C (58 mg), vitaminas del grupo B como la vitamina B3 (1.27 mg), vitamina B9 o ácido fólico (72 mg), una alta cantidad. También vitamina B7 (1.5 ug). Si buscas alimentos ricos en hierro la coliflor tiene 84 mg de hierro por ración.

    El hierro es un mineral importante para el buen funcionamiento del cuerpo, todas nuestras células contienen hierro, ayuda a los glóbulos rojos a transporta oxígeno a los distintos órganos. Cuando existe deficiencia de hierro o anemia aumenta la predisposición a las infecciones y existe dificultad en mantener la temperatura corporal. Además del hierro la coliflor también tiene fósforo 52 mg y 296 mg de potasio. En el capítulo de los antioxidantes en la coliflor encontramos betacarotenos, rutina, ácido felúrico y la vitamina C que también tiene efecto antioxidante.

    Receta de coliflor al ajillo

    Ingredientes

    • Coliflor pequeña– 500 g
    • Dientes de ajo – 6 unidades
    • Pimentón dulce – 1 cucharadita
    • Pimienta -  una pizca
    • Vinagre blanco – un chorrito
    • Aceite de oliva virgen extra – 80 ml
    • Sal – al gusto

    Preparación

    1. Corta la coliflor en floretes, lávalos en un recipiente con una gotita de lejía. Deja reposar un  minuto y luego remueve. La coliflor por su forma tan prieta camufla bien pequeños rastros de tierra que luego son desagradables si te los encuentras mientras comes.

    2. El siguiente paso es más sencillo y rápido (unos 5 minutos) si usamos la olla a presión o olla rápida. Introduce la coliflor cubre con agua y programa la olla unos 5 minutos de tiempo. Si prefieres hacerlo en una cazuela es lo mismo pero tardarás unos 20 minutos.

    3. Mientras se va cociendo la coliflor, pelar y laminar los ajos. En una sartén con aceite de oliva sofreír los ajos durante un minuto aproximadamente.  Retira los ajos (pero no los tires) y deja reposar el aceite.

    4. En cuanto se pueda abrir la olla escurrir la coliflor, sazonar con sal y pimienta. Rehogar la coliflor en el mismo aceite de los ajos para que se vaya impregnado del sabor. 
    5. Apagar el fuego y agregar un chorrito de vinagre y pimentón, remover un poco los floretes de coliflor para que cojan color del aceite y el pimentón.

    6. Este plato se puede enriquecer añadiendo un huevo (opcional para los no veganos). Cuando tenemos la coliflor en la sartén se añade el huevo y dejamos que cuaje.