Blog

Espacio para aportes de los asociados, para ello, es necesario que nos los envéis al correo electrónico de la Asociación. Se ruega máximo respeto a las opiniones de los demás, aunque no estemos de acuerdo. Se pueden hacer comentarios al respecto de los artículos publicados.

  • Cuando sembrar los abonos verdes

     

    Fotografía de Vicen Piqueras

    Para que un abono verde cumpla su función hay que tener en cuenta en qué época se tiene que desarrollar para que nos cubra el suelo y tenga tiempo de llegar a la floración. También hemos de pensar cuándo queremos tener la tierra disponible para la siguiente siembra de hortalizas.

    Abonos verdes para cultivos tempranos

    Si vamos a sembrar pronto en la primavera nuestros cultivos, elegimos un abono verde sensible al frio dándole tiempo a crecer antes de que lleguen los hielos y a descomponerse con ellos. Como fecha límite de siembra sería finales de agosto o como mucho septiembre para especies de crecimiento rápido. Algunas opciones:

    • Habas: como leguminosa siempre será interesante, crece rápido. Puede rebrotar si no se elimina de base.
    • Trigo sarraceno: muy rústico, cubre pronto el suelo. Se puede mezclar con otros como mostaza o facelia.
    • Girasol: crece rápido y necesita poco riego para nacer.
    • Facelia: muy rápida, floración melífera.
    • Mostaza blanca: es la más rápida de crecimiento, se le considera nematicida.

    Abonos verdes para segar en primavera

    Si el cultivo siguiente es a finales de primavera ponemos especies que aguanten el frio para que crezcan durante el invierno y poderlas cortar en primavera. Se siembran hasta finales de septiembre. Algunas opciones:

    • Centeno: ideal asociado con veza a partes iguales.
    • Veza: cubre enseguida el suelo. Combinada con gramíneas como centeno o avena.
    • Habas: también se combinan con una gramínea.
    • Colza: combinarla con gramínea o leguminosa.

  • Puré de fresas al Oporto

    Ingredientes:

    Img 20190129 wa0017

    250gr de fresas partidas a la mitad

    80gr de azúcar

    Un chupito no muy grande de Oporto

    Preparación:

    Incorporar en un recipiente de cristal todos los ingredientes y dejar macerar una hora. Removiendo de vez en cuando para mezclar.

    Img 20190129 wa0022

    Una vez macerado pasar por la batidora.

    Img 20190129 wa0009

    Dejar enfriar en la nevera para servirlo fresquito.

    Img 20190129 wa0021

    Sugerencia de presentacion: con unas bola de helado y un par de fresas partidas por la mitad.

    Img 20190129 wa0031

     

  • Hojaldritos con cabello de ángel

    Se trata de un postre muy sencillo de hacer, aunque previamente hay que elaborar el cabello de ángel, que también se puede comprar, pero no es lo mismo.

    Partimos de una lámina cuadrada de hojaldre de 30x30 cm que dividiremos en nueve cuadraditos de 10x10 cm. En cada uno de ellos echaremos una porción de cabello de ángel, unos 25 gr en cada uno, por lo que un tarro de medio kilo nos dará para dos láminas de hojaldre.

    Img 20190316 223201

    Después doblaremos uniendo las esquinas opuestas

    Img 20190316 223245 Img 20190316 223308

    Lo ponemos en una rejilla de horno sobre el papel que envolvía la lámina. Batimos un huevo para pintar el hojaldre. Si nos gusta más amarillo, podemos hacerlo sólo con la yema

    Img 20190316 223700 Img 20190316 223851

    Para dar un poco de aroma, podemos añadir por encima un poco de rayadura de naranja, o de limón, o azúcar avainillado, o canela (ojo, si el cabello de ángel ya tiene canela, mejor no cargarlo más). En mi caso le añadí un poco de rayadura de chocolate negro

    Img 20190316 223915 Img 20190316 224205

    Lo metemos 20' al horno precalentado previamente a 200 grados, dándoles la vuelta a mitad del tiempo y le voilà:

    Img 20190316 wa0010

  • Plagas y enfermedades de las fabas de mayo

    De La Huertina de Toni

    Como es época de tener sembradas las habas, vamos a ir preparándonos para lo que pueda venir, realmente las habas tienen muy pocos problemas o dificultades a la hora de cultivarlas, por lo menos esa ha sido mi experiencia a lo largo de los años, donde lo mas común siempre ha sido la presencia de pulgones. En este articulo os dejo Plagas Y Enfermedades De Las Habas mas comunes. Si usáis otros remedios Ecológicos, no dudéis en comentarlos en el Articulo. Si queréis saber mas sobre sus cuidados podéis visitar la guía completa de su cultivo.

    PLAGAS

    DSC_3668

    Pulgon Negro (Aphis fabae) : También conocido como el pulgón negro de las habas, es uno de los mas odiados en este cultivo es un insecto muy voraz , y ocasiona importantes daños directos e indirectos, interfiriendo en el normal desarrollo del cultivo como favoreciendo la aparición de negrilla, además de los daños directos causados por picaduras principalmente en las hojas, provocando un abarquillamiento de hojas.

    Control : Nosotros usamos la infusión de ajo ,que nos viene muy bien para repelerlos y es super efectiva. Una solución es despuntar los tallos una vez, tienen la altura adecuada y 6 o 7 niveles de flores , otra opción es usar jabón potásico o purin de ortiga. Lo mejor, tener mariquitas en el huerto

     

    Sitonia  (Sitona lineatus) : es un escarabajo curculiónido, que roe los bordes de las hojas dejándolas como con ondas. Las larvas de este escarabajo viven en el suelo. En general, tiene poca importancia.Estos daños son producidos por el adulto, las larvas pueden destruir los nódulos de la raíz reduciendo su capacidad fijadora con consecuencias directas sobre el crecimiento.

    Control  : Con siembras tempranas se evita en parte su daño. Aunque no es normal que aparezca, haciendo bien las rotaciones. Podemos usar aceite de neem o tierra diatomea para combatirlos.

    IMG_3915

    El Trip Del Guisante (Kakothrips robustus Uzell) : Cuya hembra adulta es de color negro y mide 1,8 mm de longitud. Los daños tienen lugar en las vainas al presentar picaduras en éstas, adquiriendo posteriormente una coloración plateada y deformaciones en las hojas, aparte de dejarnos túneles, dejan tambien el fruto todo picado.
    Control : Trampas cromáticas Azules. Arrancar hojas y frutos afectados, para su eliminación. También podemos usar Jabón potásico ( Puedes conseguirlo aquí ), o aceite de neem. ( Puedes conseguirlo aquí )

     

    ENFERMEDADES

    mildiuHabas

     

    El Mildiu (Peronospora viciae) : Es un hongo producido por el exceso de humedad  y las temperaturas altas que produce manchas en las hojas, que posteriormente se secan propagándose por toda la planta, suele aparecer en primaveras descontroladas con aumentos de temperatura repentinos después de días de humedad.

    Control : Con cola de caballo y o con oxicloruro de cobre si no esta muy avanzada, Es primordial que si la vemos aparecer, retiremos y quememos las partes afectadas. También podemos usar el fungicida casero con leche que vimos en el blog o purin de ortigas.

    arx1207258013r

    La Roya (Uromyces fabae) :  es un hongo producido generalmente por el exceso de humedad y temperaturas altas que ataca a la parte aérea de la planta. Las lesiones son generalmente locales en las que se rompe la epidermis da lugar a manchas decoloradas en las hojas, con lesiones en la piel de las que sale un polvo negruzco.

    Control : Usaremos también la cola de caballo o el oxicloruro de cobre , si no esta muy avanzada, también si vemos que en el ambiente hay mucha humedad y calor , haremos una fumigación de prevención.También podemos usar el fungicida casero con leche que vimos en el blog o purin de ortiga.

    14wgcgm

    Botrytis (Botritis fabae Sardiña) : La enfermedad se desarrolla en las hojas, aunque los tallos y flores también pueden ser infectados bajo condiciones favorables al hongo. Sobre las hojas los síntomas varían desde pequeños puntos de color marrón-rojizo a manchas circulares con el margen marrón rojizo y el centro de color café claro.En condiciones óptimas de temperatura (18-20ºC) y humedad (90-100%) la infección resulta muy agresiva.

    Control : El mejor control, es observar si empieza ha aparecer y retiraremos todas las hojas, luego usaremos cola de caballo, o purin de ortigas, solo nos sirve si no esta muy avanzada, aunque tampoco suele tener este hongo muy a menudo.También podemos usar el fungicida casero con leche que vimos en el blog.

    Estas son las enfermedades y las plagas mas comunes de este cultivo, en cuanto vayamos haciendo vídeos y artículos al respecto iremos poniendo enlaces de como combatirlas de forma ecológica, ¿que otras formas ecológicas conocéis vosotros?

  • Ensaladas originales: dos recetas fáciles, sanas y nutritivas

    ensaladas originales

     

    Para celebrar esta primavera adelantada os proponemos dos ensaladas originales, una vegana con higos y rúcula y otra con salmón y canónigos.

    • Preparación: 20 min
    •  
    • Comensales: 2
    • Calorías: ~ 150
    •  
    • Tipo de comida: Ensalada
    • Tipo de cocina: Saludable

    Da gusto cuando en mitad del invierno podemos disfrutar de unos días de primavera adelantada y en esta ocasión, hemos optado por dos deliciosas ensaladas con productos frescos. 

    Ingredientes para hacer ensaladas originales

    Para la ensalada de higos y rúcula:

    • Rúcula, 100 g
    • Higos frescos, 5
    • Moras, 100 g
    • Nueces, 50 g
    • Queso azul, 30 g
    • Lima exprimida, 1
    • Sal, al gusto
    • Aceite de oliva virgen extra, al gusto

    Para la ensalada de salmón marinado y canónigos:

    • Salmón fresco, 300 g
    • Salsa de soja, cantidad necesaria
    • Miel, 2 cucharadas
    • Eneldo fresco
    • Pepino, 1/2
    • Remolacha cocida, 1
    • Naranja, 1/2
    • Granada, 1 pequeña
    • Aguacate, 1
    • Canónigos, 100 g
    • Sal, al gusto
    • Aceite de oliva virgen extra, al gusto

    Preparación de ensalada de higos y rúcula

    1: Cortar los higos y colocar los ingredientes

    Preparación ensalada vegetariana

    Preparación ensalada vegetariana

    2: Servir

    Ensalada de higos

    Ensalada de higos

     

     

    Preparación de la ensalada con salmón marinado

    1: Marinar el salmón

    Colocamos el salmón crudo en un tupper o bandeja. Agregamos la soja, la miel, la ralladura de lima y el eneldo fresco. Podéis ser generosos con la miel, ya que casa perfectamente con el resto de ingredientes. Como mínimo, dejamos esta mezcla un día en la nevera. Mientras más tiempo tiempo esté macerando, más potencia de sabor tendrá.

    2: Cortar los ingredientes y colocarlos

    preparación de ensalada

    preparación de ensalada

    Lo primero es sacamos el salmón de la nevera. En una sartén, agregamos una cucharadita de aceite. Cuando esté bien caliente, sellamos el salmón vuelta y vuelta. Cortamos a gusto y reservamos.

    El siguiente punto no tiene mayor complejidad que preparar el resto de ingredientes. Primero, enjuagamos y cortamos la remolacha y el pepino en carpaccio. Pelamos la naranja y separamos los gajos. Por último, cortamos la granada en dos y desgranamos. Con un movimiento de torsión, se van separando las telillas y van lloviendo lentamente los granos. Luego, hay que golpear la granada con una cuchara de madera para que ceda lo que quede.

    Para este tipo de ensaladas tan vistosas a nosotros nos gusta utilizar fuentes grandes. Ayuda a crear patrones con los ingredientes y presentarlo de una forma más apetitosa. Quedan tan bonitas que luego da pena comérselas.

    El último paso para terminar nuestra ensalada es añadir un manojo de canónigos e ir colocando sobre esta base todos los ingredientes: la remolacha, el pepino, los gajos de naranja y la granada. El salmón lo hemos colocado en “la cima”, junto al aguacate. Para acabar, aderezamos a gusto y complementamos con unas ramitas de eneldo fresco.

    3: Servir

    Ensalada de salmón

    Ensalada de salmón

    Una fuente llena de color y aromas. Fresco, nutritivo, verde. No hay excusa para comer sano.

    Notas

    Es cierto que en los meses de invierno, pocas veces reparamos en que las ensaladas existen. El cuerpo pide platos calientes, como guisos o sopas. Lo atractivo de estas dos recetas es romper la monotonía invernal de plato hondo y puchero aprovechando estos días tan primaverales.

    Sirven como entrantes o para compartir entre dos comensales que no quieran valores calóricos muy elevados. Para un día con menos intensidad física o por si queremos cuidar una digestión fácil, estas ensaladas son perfectas. La idea fundamental es añadir algo de color y mucho jugo. Hemos cogido algunos ingredientes de temporada y los hemos combinado en un estallido de cítricos, texturas y aromas. Ambas son ensaladas muy equilibradas, sin secreto. ¡Pruébalas!

  • 7 Métodos eficaces y ecológicos para combatir la mosca blanca

    por  | Mar 13, 2019 

    Esta es una de las peores plagas que podrían afectar a nuestros cultivos puesto que es bastante resistente  y si se trata cuando ya hay muchos individuos es imposible erradicarla. En este artículo hemos recopilado algunas formas para hacerles frente.

    Es un insecto de entre 1 y 2 mm que podemos encontrar en el envés de las hojas de las plantas que tenemos en la huerta. Es de color blanco y su aspecto es de forma triangular, cuando mueves la planta suelen salir volando. Afecta a la planta ya que chupa la savia, transmite enfermedades y con sus excrementos azucarados atrae hormigas y ocasiona la formación de hongos como la negrilla. Sus cultivos favoritos son tomates por excelencia y coles, aunque los podemos encontrar en muchos más cultivos como pimientos, berenjenas, fresas, pepinos, calabaza. También les gusta mucho los jardines y las plantas ornamentales.

    APICHI

    Es un preparado casero y ecológico hecho a base de chile, pimienta y ajo que sirve para combatir esta y muchas otras plagas. Aquí puedes ver como hacerlo.

    JABÓN POTÁSICO

    Podemos pulverizar la mezcla de jabón potásico sobre todos los rincones de la planta para intentar combatir las ninfas (larvas de mosca blanca), ya que los adultos es probable que se vuelen la mayor parte de ellos. Se asfixiaran ya que el jabón no las deja respirar.

    ACEITE DE NEEM

    Podemos aplicar de 3 a 5 gotas de aceite de neem por litro de agua y pulverizar sobre la planta o aplicar mediante el riego. Además para una mayor eficacia también podemos mezclarlo con jabón potásico y pulverizar sobre la planta que contenga mosca blanca. Es importante cubrir todas las superficies, tanto el haz como el envés.

    CHORRO A PRESIÓN

    No es uno de los métodos más efectivos pero si lavar la planta con agua a presión hará que las ninfas caigan al suelo y se mueran, además de limpiar la melaza que producen y evitar así que se generen hongos.

    ASPIRADORA

    Aunque parezca una broma, no lo es, si tenemos muchos individuos adultos en las plantas, los podemos aspirar con una aspiradora y así eliminaríamos la mayor parte de la población, este proceso lo debemos repetir durante varios días.

    TRAMPAS ADHESIVAS

    Las trampas adhesivas las podemos fabricar o hacerlas nosotros mismos. La mosca blanca siente especial atracción por el color amarillo por lo que irá volando y se quedará pegada. En este artículo te explicamos como fabricar tus propias trampas.

    DEPREDADORES

    Existen muchos depredadores que se pueden alimentar de la mosca blanca tanto en estado adulto como en su estado ninfal. La Encarsia formosa es una microavispa que las parasita, la podemos encontrar de forma natural aunque también hay empresas que venden individuos para soltar en la huerta. Además también hay muchos otros más como mariquitas, chinches, crisopas… Si no tenemos mucha plaga les recomendamos no aplicar los tratamientos como el aceite de neem o el jabón potásico ya que también podemos matar a los depredadores, estos tratamientos  solo son para cuando la plaga es excesiva y peligra la vida de la planta.

    La mosca blanca se ha adaptado a la mayor parte de tratamientos por lo que nuestro consejo es prevenir con trampas cromáticas para evitar que la población crezca y se descontrole

  • Errores de los nuevos hortelanos

    http://www.lahuertinadetoni.es/15-errores-que-cometen-los-nuevos-hortelanos/

    El mundo de la huerta es más complicado que el simple hecho de plantar una semilla, debemos tener en cuenta muchos factores que afectan a las plantas para que no se vean afectadas y mueran. Esto suele causar que la gente se desanime y deje de plantar, pero estamos para ayudarnos así que en este artículo les voy a comentar 15 errores que suelen tener al principio y así espero que los eviten.

    1. CULTIVAR COSAS QUE NO TE GUSTA COMER

    Suena un poco absurdo, ¿porque íbamos a plantar cosas que después no vamos a comer? Pues es un error bastante común en los principiantes. Lo mejor es pensar en las recetas que sueles hacer y plantar esas verduras que sabes que vas a consumir. Aunque lo mejor es empezar por cosas sencillas para acostumbrarse a cultivar.

    2. SEMBRAR SEMILLAS CUANDO NO SE DEBE

    Las plantas no se pueden sembrar cuando queramos sino que cada hortaliza tiene su tiempo de siembra, para ello podemos mirar en el paquete donde compramos las semillas, preguntando a quien nos la haya dado o mirando el calendario de siembra que te ofrecemos en la huertina para que aprendas cuando debes empezar  a hacer los los semilleros.

    3. SEMBRAR SEMILLAS A LA VEZ

    Es muy común sembrar todo a la vez, por ejemplo, 20 lechugas, el resultado es que al final tendremos 20 lechugas que tenemos que empezar a regalar porque no nos las podemos comer todas. Lo ideal sería plantar unas la primera semana, otras la segunda, otras la tercera, así nos irá creciendo poco a poco y las podremos ir cogiendo cuando nos haga falta.

    4. NO USAR MANTILLO

    Muchos principiantes no terminan de entender el mantillo y para que sirve, aparte de que ya lo hemos explicado, les haré un resumen y es cualquier material que utilizaremos para cubrir la superficie donde hemos plantado con el fin de evitar que salgan malas hierbas, mantener la humedad, aportar materia orgánica con forme se va descomponiendo. Así que ya saben que sea una huerta, jardín o maceta, deben añadir un mantillo o acolchado. El más usado es la paja, es fácil de conseguir pues se vende como forraje para animales.

    5. TRATAR DE ELIMINAR TODAS LAS MALAS HIERBAS A MANO

    A veces las malas hierbas cubren todo y es debido a que no hemos sabido gestionarlas desde un primer momento. Lo ideal es usar acolchado, aunque también podemos usar mallas o plásticos para cubrir el cultivo y así evitar que salgan malas hierbas. Si ya está la hierba crecida y no hay nada plantado, pues lo más fácil es hacer solarización.

    6. IGNORAR LA SITUACIÓN

    La luz es muy importante a la hora de tener una huerta, por eso debemos observar durante el día a ver cuantas horas de luz tenemos para saber que plantar, ya que cada planta tiene sus requisitos mínimos de luz y si no se cumplen pues no las podríamos cultivar. Hay plantas que toleran más luz o menos luz.

    7. NO APRENDER SOBRE PLAGAS O MALEZAS

    Deben informarse bien sobre las plagas o malezas que ven en la huerta y tratar de identificarlas para saber que tratamientos seguir o que remedios ecológicos aplicar. También podemos preguntar en grupos de facebook sobre la posible identificación.

    8. NO ENTENDER EL SUELO

    Hay muchos tipos de suelos y con diferentes niveles de acidez ( ácido, neutral o alcalino). Dependiendo del suelo que tengas las plantas te crecerán mejor o peor. Suelo con cierta cantidad de nutrientes y con cierto nivel de drenaje. De manera más sencilla, un suelo de color oscuro es que tiene una elevada cantidad de materia orgánica en cambio si es mas claro o rojo, quiere decir que no tiene casi materia orgánica o es arcilloso, con lo cual lo ideal es aportar materia orgánica para que las plantas se den bien. Hay ciertos aparatos para medir la acidez del suelo como puede ser el peachímetro.

    9. NO APROVECHAR LAS PLANTAS PERENNES

    Hay ciertas plantas que solo necesitas plantar una vez y recoger el fruto año tras año sin mucho cuidados, como los espárragos o las cebollas galesas.

    10. TRABAJAR DEMASIADO DURO

    Es algo que a todos nos ha pasado, vamos a la huerta y trabajamos 6 o 7 horas de sopetón y dejamos de ir durante 1 o 2 semanas puesto que no tenemos tiempo. Al volver estará todo como si no hubiéramos hecho nada, no crecieron las plantas, hay muchas malas hierbas… Lo mejor es dedicar al menos 30 minutos diarios o cada dos días para evitar que esto nos pase y que al deprimirnos dejemos la huerta.

    11. ACAPARAR DEMASIADO

    A veces en la huerta ocupamos más de lo que podríamos llevar, las malas hierbas crecen, las plagas afectan varios cultivos y frutales, surgen averías… no echamos las manos a la cabeza y  abandonamos. Lo mejor es intentar llevar pocos cultivos o turnarte con un amigo que te ayude a llevar la huerta.

    12. ALEJARSE DE LA EXPERIMENTACIÓN

    Debemos tener alma aventurera y experimentar con variedades nuevas del cultivo que nos gusta, probar que opciones vienen mejor para entutorar o para darles tratamientos, romper con lo cotidiano y descubrir.

    13. NADIE A QUIEN ACUDIR PARA PEDIR CONSEJO

    Si nadie de tu entorno le gusta cultivar, puedes acudir a grupos en facebook, crearte un blog para compartir tu experiencia y gente que lo vea te pueda comentar o simplemente pon comentarios en nuestra página de la huertina, siempre respondemos todas las dudas que nos dejan.

    14. GASTAR DEMASIADO DINERO

    Al principio siempre hay que hacer una pequeña inversión pero lo ideal es aprovechar cosas para así no gastar tanto. Las macetas podemos usar cubos con sus correspondientes agujeros si tienes un huerto urbano, en cuanto a herramientas puedes comprar algunas que tengan la función de varias o las mínimas posibles y poco  a poco ir perfeccionando, las semillas las puedes pedir a algún vecino y más adelante hacer un intercambio…

    15. RENUNCIAR

    En esta vida siempre van a haber desgracias tanto en la huerta como en lo personal, pero si miramos el lado positivo, estar distraído con las plantas nos da la opción de pensar, distraernos, hacer amigos… Renunciar a la huerta no es una buena opción, ya que nos da terapia aunque no lo veamos y tarde o temprano obtendremos buenos resultados, solo debemos tener paciencia.

  • Cultivar fresas y fresones

    https://www.lahuertadeivan.com/como-cultivar-fresas-y-fresones/

    En el artículo de hoy veremos cómo cultivar fresas y fresones en el huerto ecológico. Los fresones tienen los mismos cuidados que la fresa, también conocida como frutilla, por esa razón esta guía te sera igual de valida para ambos cultivos.

    Cómo cultivar Fresas y Fresones

    Tras cultivar fresas en casa descubrirás que su sabor es increíble, las fresas del supermercado se cosechan bastante verdes para que en el proceso de transporte maduren. Eso ocasiona que su sabor no sea tan bueno como recién cosechadas.

    Lo primero y más importante a la hora de plantar fresas es decidir de que forma vamos a realizar su cultivo, desde semilla, desde estolones o bien comprando el plantel, donde la planta ya tiene un desarrollo optimo y unas raíces resistentes.

    Como trasplantar fresas

    Si decides por plantel es importante tener en cuenta la estación en la que te encuentres y evitar heladas, por regla general el resto de meses del año serán óptimos para plantar tus fresas. El lugar donde plantes las fresas tiene que ser un sitio fresco, que tenga un mínimo de 5 a 6 horas de luz y con buena cantidad de materia orgánica.

    Si tu suelo o sustrato se compacta con mucha facilidad como un suelo arcilloso, sera muy buena idea dar un primer labrado para romper terrones y luego puedes añadir algo de perlita para favorecer el drenaje.

    En mi caso para mejorar el suelo añadí una mezcla de mitad humus de lombriz y la otra mitad de compost orgánico, todo ello elaborado en mi huerta, lo mezclaremos con la tierra donde vamos a plantar las fresas o fresones. Tras esto procederemos a plantar las fresas dejando una distancia mínima de 20 centímetros.

    Por ultimo aplicaremos un riego abundante y un buen acolchado, en el siguiente vídeo puedes ver este cultivo paso a paso con consejos muy prácticos.

    Materiales utilizados para este proyecto

    A continuación y para todos los que me soléis preguntar por aquí o por YouTube, dejo una lista de los materiales que he utilizado para la realización de este proyecto.

  • Tijeretas ¿Amigos o Enemigos?

    La tijereta es un insecto que fácilmente puede aparecer en nuestro huerto, huerto urbano o jardín. También se le conoce como tijerilla o cortatijera. La anatomía de este insecto es bastante particular, tiene cercos al final de su cuerpo cuya forma es muy parecida a la de unas tijeras.

    https://www.lahuertadeivan.com/tijeretas-amigos-o-enemigos/

    tijereta

    Una de las características más curiosas de su comportamiento es que una vez que ponen los huevos no los abandonan como hacen otros insectos, sino que se quedan para cuidarlos, humedecerlos, limpiarlos y transportarlos de un sitio a otro en caso de ser necesario.

    ¿Es un peligro para las plantas?

    Aunque existen personas que piensan que la tijereta puede ser inofensiva, esto no es cierto. Existen dos tipos de tijeretas. Unas son saprófagas y otras omnívoras. Por lo tanto, sin importar que tipo de tijereta aparezca en el huerto, siempre será una amenaza, ya que una come de todo y otra come materia orgánica en descomposición.

    La tijereta omnívora se ubica en la parte superior de las plantas para alimentarse de ella. El daño que causan las tijeretas es tan grave que una vez afectada la planta no hay esperanza de que se regenere y es necesario arrancarla del todo. Las tijeretas son una plaga de la que hay que cuidar el cultivo. Hay que tener en cuenta también que las tijeretas pueden afectar a todo tipo de plantas, incluyendo las ornamentales. Ahora bien, ellas prefieren los brotes.

    ¿Qué favorece su aparición?

    Las condiciones que favorecen y estimulan o atraen a las tijeretas son los lugares húmedos y resguardados. Suelen instalarse debajo de las plantas en macetas, así como también en los canteros del jardín con mantillo. Conviene por eso mantenerse atento y cuidar el huerto.

    las tijeretas

    ¿Cómo librarte de las tijeretas?

    Si las tijeretas han comenzado a parecer en el huerto, existen una serie de estrategias que te pueden servir para eliminarlas. Ten en cuenta que tendrás que atraerlas a una trampa en la que se reúnan para así poder eliminarlas a todas. A continuación te presento tres trampas y un insecticida casero que te serán de mucha utilidad.

    Trampa #1: Cerveza

    No te alarmes, no te sugeriré que las emborraches. Solo necesitas atraerlas. Para ello coloca una garrafa o botella cortada por la mitad enterrada hasta el borde. Vacía cerveza en ella y lograrás atraer las tijeretas. También puedes usar un paño empapado en cerveza, les pasa como a los caracoles y babosas su aroma les atrae muchísimo.

    Trampa #2Aceite

    Tampoco tendrás que hervirlas. Solo debes colocar aceite en latas de atún o en una botella cortada, esto las atraerá y morirán.

    Trampa #3: Maceta con paja

    Solo debes colocar una maceta con paja o hierba seca boca abajo, la inclinas un poco para darle paso a las tijeretas. Esto hará que se escondan dentro de la maceta.

    Insecticida Casero

    Ahora que conoces mejor a las Tijeretas solo tu puedes determinar si son tus aliados o enemigos, mi consejo es que las controles en caso de ver un amento muy considerable de su población, pero si ves pocas mejor dejarlas vivir y lograr una mayor biodiversidad.

  • Cómo germinar semillas con éxito y hacer una prueba de germinación.

    https://huertoguerrilla.com/como-germinar-semillas-con-exito/

    Cuando se acerca la primavera, normalmente suele llegar el tiempo de siembra. La hora de la verdad, la semilla pasará de estado de letargo a una actividad asombrosa.

    Germinar semillas requiere de ciertos conocimientos. Cada variedad de semilla tiene sus propias condiciones para su óptima germinación. Y es la habilidad, conocimientos y experiencia de la persona que va a sembrarlas uno de los mayores factores de éxito en este proceso.

    semillas germinando

    Este artículo explica como germinar semillas y algunos trucos que te ayudarán a que te salga bien. Además también puedes aprender hacer una prueba de germinación muy útil y sencilla, para saber:

    1. Cuál va a ser aproximadamente el éxito de germinación en una siembra directa.
    2. Conocer el estado de un lote de semillas.
    3. Multiplicar una variedad rara antes de que la facultad germinativa de la semilla descienda demasiado.
    4. Si tienen una mala germinación, puedes saber si es por alguno de los 3 factores más comunes; las condiciones del entorno, a una dormancia (inaptitud temporal para la germinación), o a la muerte de la semillas.

     

    Como germinar semillas.

     

    Para germinar semillas hay que intentar ponerlas en las condiciones óptimas para su perfecta germinación, humedad, calor y oscuridad ( o luz, dependiendo de la semilla)… Y cada variedad de semillas tiene sus propias características.

    Antes de empezar el proceso quiero que esto quede muy claro, aquí vamos a explicar la manera en la que la mayoría de las semillas germinan, pero cada una tiene sus propiedades particulares. Si quieres asegurarte el 100% de éxito en este proceso (porque es una variedad rarísima y no te quedan más, por ejemplo) infórmate concretamente de sus condiciones particulares de la luz, temperatura y humedad . Como no todo está en la web, te aconsejo el libro El placer de obtener tus semillas, tiene unas tablas bastante completas de hortalizas, flores y aromáticas.

    semillas para germinar

    Esta prueba se puede realizar con materiales que tenemos por casa, no es el más adecuado ni profesional, pero es más que suficiente. Básicamente necesitaremos una caja de metal o dos platos, o incluso un taper transparente (adecuados si necesitan luz en la germinación las semillas) y unos papeles de cocina húmedos.

    El papel sirve para semillas que germinan rápido pero como este tipo de papel se deshace bastante rápido, en caso de germinaciones lentas (con semillas de árboles, por ejemplo) es mejor un trapo.

     

    Germinar semillas paso a paso.

     

    Empezamos:

      1. Forra el fondo con varias capas de papel húmedo y cuidado! Muy importante quita el exceso de humedad. No debes de inundarlas. Mejor usar agua templada o tibia.
      2. Coloca las semillas dándoles el mayor espacio posible, que nos permitirá tener una idea clara y global del índice de germinación y evitarás que se enreden las raices. Puedes ver la foto de arriba.
      3. Coloca otras pocas capas de papel de cocina húmedo sobre las semillas, poniendo atención en quitarle nuevamente el exceso de humedad. Mira la foto de abajo.
      4. Finalmente, cubrelo con la tapa, o el plato puesto del revés, en forma de concha. Esto creará el ambiente de humedad, calor y oscuridad necesaria para la germinación.

    Colocaló en un lugar que tenga la temperatura media que le corresponda para tener las condiciones óptimas (20-25 grados suele ser una condición general bastante efectiva para casi todas las semillas).

    Tus semillas están ya en el camino de la germinación, vigila tus semillas cada día para asegurar que los pañuelos no se hayan secado, y pulveriza los pañuelos con agua si es necesario. Necesitan humedad constante, pero sin pasarte.

    Después de algunos días verás que las semillas se rompen y sale una raíz. Es poco común, pero algunas semillas pueden necesitar entre 10 días a 2 semanas hasta romper.
    Ahora ya podrás hacerte una idea general de tu índice de germinación. Si has puesto 10 y han germinado 5 pues tienes un 50% , si germinaron todas un 100% de germinación.

    semillas de calabacín germinadas.

    semilla germinadas de calabacín 13 días después. Muy bajo el porcentaje de germinación.

    Según especies, puedes trasplantarlas cuando aparecen los primeros milímetros de raíz. Eso sí, tienes que tratarlas con muchísimo mimo y cuidado.

    Problemas al germinar semillas por su tamaño.

    Dependiendo del tamaño de las semillas, puedes tener algunas dificultades;

    • Semillas muy finas:
      Es difícil colocar una a una ciertas semillas. Será difícil hacer un porcentaje de germinación, pero podremos al menos juzgar el valor del lote de las semillas.
    • Semillas gruesas:
      Estas semillas deben absorber una gran cantidad de agua antes de poner en marcha el proceso de germinación. Por lo tanto, las tienes que dejar remojar entre 12 y 24 horas en agua tibia para que se empapen perfectamente antes de realizar la prueba.

    semillas de lechuga germinando

    prueba de germinación de lechuga Martina. Excelente poder germinativo.

     

    Espero que este artículo te ayude a tener más éxito con tus semillas.Si también te interesa saber como producir tus propias semillas, puedes leer como conseguir semillas de flores y hortalizas. 

    Si tú lo haces de otra manera y se te da bien o tienes alguna dificultad con alguna especie concreta… no dudes en escribir en la zona de comentarios. Y recuerda que siempre que tengas la posibilidad, intenta obtener tus propias semillas. Ayudas a la biodiversidad (básico en agroecología) y es un nuevo reto muy gratificante.

  • Pon colores en tu huerto

    Tierraenlasmanos.com

    Para los que tengáis vallas de madera en el patio o jardín esta idea es muy sencilla y efectiva. Se trata de colocar canicas de colores en la propia valla. Primero hay que agujerear con un taladro la madera y después colocar a presión las canicas. En este enlace tenéis la explicación completa.

    Valla

    Y si os gusta la idea pero no tenéis valla… Podéis crear un “catalizador” de sol también con canicas y madera y colgarlo de algún árbol o estructura. Precioso, ¿verdad?

    Cata

  • Tortilla de berenjena y calabacín

    Receta de tortilla de berenjena y calabacin 1 655x368

    Entre las diferentes recetas y elaboraciones de tortillas que puedes hacer, se encuentra esta receta de tortilla de berenjena y calabacín. ¿Cómo hacerla?

    La tortilla de berenjena y calabacín es una manera bastante creativa, sabrosa y nutritiva de hacer una rica tortilla. Esta receta no lleva mayores complicaciones en su ejecución y tiene enormes propiedades nutricionales. Es un plato con alto contenido de proteínas, antioxidantes y de fibra gracias a sus ingredientes principales: el huevo, la berenjena y el calabacín.

    Es importante en esta elaboración que los ingredientes, las verduras y los huevos, sean bien frescos. En lo que se refiere al punto del cuajado de la tortilla, dependerá del gusto de los diferentes comensales. Lo ideal es no pasarse demasiado, para que la textura final no tenga un toque demasiado seco.

    Ingredientes:

    • 6 huevos
    • 1 berenjena grande
    • 2 calabacines medianos
    • 1 cebolla grande
    • 1 patata mediana
    • 1 cucharada de perejil
    • Sal al gusto
    • Pimienta al gusto
    • 20 mL de aceite de oliva virgen extra

    Cómo preparar tortilla de berenjenas y calabacín:

    1. Lavar y cortar la berenjena en cuadritos medianos. Hacer lo mismo con el calabacín.tortilla de berenjena y calabacín
    2. Calentar una sartén. Agregar aceite de oliva y sofreír durante 15 minutos las verduras. El tiempo puede variar algunos minutos dependiendo de la intensidad de fuego de cada cocina. Pasados los 15 minutos, retirar del fuego y reservar.
    3. Pelar y cortar la cebolla también en dados medianos.
    4. Lavar y pelar la patata. Luego, cortarla en finas rodajas. Calentar otra sartén y agregar un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Añadir las patatas y agregar la cebolla picada y dejar pochar.
    5. Cuando la berenjenas y calabacines se hayan cocinado se habrán reducido por haber pedido líquido. Agregar las berenjenas a la sartén donde se están pochando las patatas. Sazonar con sal y pimienta al gusto y mezclar.
    6. Mientras terminan de cocinarse todos los ingredientes, cascar los huevos y separar yemas de claras. Con la ayuda de una batidora eléctrica batir las claras a punto nieve. Luego agregar las yemas y seguir batiendo hasta que quede bien integrado. Añadir sal al gusto.
    7. Cortar finamente un poco de perejil y agregar a la sartén con el calabacín y la berenjena. Mezclar.
    8. Agregar la mitad del contenido de los huevos batidos a la sartén de las verduras y mezclar. Una vez que haya mezclado bien dejar cocinar a fuego medio bajo durante cinco minutos.
    9. Pasado este tiempo, agregar el resto de los huevos batidos. Cuando se cuajen un poco, voltear la tortilla y dejar cocinar, siempre a fuego medio bajo, durante cinco minutos más.
    10. Retirar del fuego, dejar reposar unos minutos y servir.

    Puedes estar preparado del éxito que vas a tener al preparar esta receta. El sabor de las berenjenas y el calabacín son espectaculares y combinan perfectos en una tortilla. Además, es una comida bastante completa y muy saludable. ¿Te animas?

  • Potaje de garbanzos con calabaza

    Los platos de cuchara con garbanzos y calabaza siempre son un acierto. Toma nota de los pasos de esta receta de potaje de garbanzos con calabaza.

    Esta receta de cuchara es ideal para esos días en que bajan mucho las temperaturas, ya que resulta sumamente reconfortante para dar calor al cuerpo. El potaje de garbanzos con calabaza es un plato tradicional, de los de siempre y que nunca deja de gustar. Una opción nutritiva, económica y de mucho sabor. Este tipo de menús son por lo general muy buscados a la hora de pensar qué cocinar; entre otras cosas, porque tienen mucho rendimiento, son nutritivos y son fáciles de hacer.

    Lo bueno de esta elaboración es la combinación de ingredientes. No sólo por la mezcla de sabores, sino por lo equilibrados que resultan. Los nutrientes de laslegumbres se suman a las vitaminas y propiedades de la verdura. Y el resultado es una receta que tiene múltiples beneficios en una. Es un plato además ideal para que los más pequeños en casa tomen verduras y se vayan acostumbrando a su sabor.

    Ingredientes:

    • 400 gr de garbanzos en seco
    • 300 gr de calabaza
    • 2 dientes de ajo
    • ½ cebolla
    • 1 tomate
    • ½ pimiento rojo
    • ½ pimiento verde
    • 1 cucharadita de pimentón
    • 1 clavo de olor
    • 1 hoja de laurel
    • 1 cucharadita de comino
    • ½ cucharadita de jengibre en polvo
    • Sal y pimienta al gusto
    • Aceite oliva
    • 750 ml de agua o caldo

    Cómo preparar potaje de garbanzos con calabaza:

    1. Antes de preparar la receta, poner los garbanzos en remojo la noche anterior.
    2. El día de la preparación, escurrirlos bien y reservar.
    3. Limpiar y cortar las verduras. Pelar la calabaza y cortarla en cubos medianos. Cortar en trozos pequeñito los ajos y la cebolla. Cortar el pimiento y rallar el tomate.
    4. En una cacerola con aceite de oliva y la hoja de laurel, echar la cebolla y el ajo y dejar hasta que transparenten.
    5. Luego añadir el pimiento y el tomate rallado, salpimentar y remover.
    6. Verter el agua hasta cubrir la preparación, inmediatamente agregar los garbanzos y el pimentón y dejar que se cueza todo durante algo más de una hora, hasta que los garbanzos estén tiernos.
    7. Destapar la cacerola y añadir la calabaza junto al clavo de olor, el jengibre y el comino. Agregar un poco de agua si fuera necesario y cocer durante 15- 20 minutos más.
    8. Probar y rectificar de condimentos. Una vez que esté listo, probar el punto de sal, dejar reposar durante 10 minutos y servir.potaje de garbanzos con calabaza

    ¿Te animas a probar este potaje de garbanzos con calabaza? Es una opción sumamente recomendable por lo fácil de hacer, lo saludable y rico que resulta. ¡Prueba hacerlo y lo repetirás!

  • Tomates con hojas amarillas, que le pasa y como lo soluciono

    Tomates con hojas amarillas, que le pasa y como lo soluciono

    https://huertoencasa.org/tomates-con-hojas-amarillas/

     

    Hay muchos de vosotros que me preguntáis como solucionar el tema de las Hojas Amarillas en los Tomates. Y efectivamente es muy complicado por que hay bastantes tipos de problemas que generan hojas amarillas (o algo así). A continuación te describo los problemas, más comunes y su solución.

    Exceso de Agua

    Síntomas: Las hojas se ven amarillas y pálidas, a parte que tú perfectamente sabes cada cuanto tiempo le hechas agua a tus tomateras. El exceso de agua lo que provoca es que se pudren las raíces (poco a poco), también pueden generar hongos.

    Solución a este problema: Si tienes una maceta y puedes meterle un drenaje sin que sufra mucho la planta, bien, si no ya sabes para la próxima vez. Si es una maceta o recipiente, revisa que tenga orificios en la parte de abajo y levanta unos centímetros del suelo el recipiente, así se eliminara el agua poco a poco. También puedes añadir arena al sustrato para que absorba el exceso de agua.

    Falta de Agua

    Ahora vamos a todo lo contrario, que en lo anterior.

    Síntoma: Las hojas se secan y algunas están como crujientes.

    Solución: Riega con más agua y con más regularidad, recuerda que el agua debe penetrar hasta la raíz, para que la absorba. También intenta evitar las horas de más calor, puede que riegues correctamente, pero la gran mayoría se evapore.

    Falta de Luz

    Como lo detecto: Las hojas se ven descoloridas y decaídas. Ten en cuenta que lo ideal son 5 horas de sol, para que evolucionen correctamente los tomates, aunque con alguna menos tambien se desarrollan.

    Solución: Cambia tus plantas de sitio. Si están plantadas en el suelo, y ya tienen flor, olvídate no debes trasplantarla por que seguramente, fastidiaras el fruto y no te merece la pena, intenta mimarlas para que evolucionen y den fruto en el sitio que las tienes y para la próxima plantación ya sabes anotarlo.

     

    Insectos que devoran las hojas

    Como lo detectas: Normalmente debajo de las hojas hay insectos pequeños que devoran las hojas o succionan la sabia dejándola de un color amarillo hasta que se transparenta

    Como lo puedes solucionar: Utiliza un insecticida ecológico como puede ser el aceite de Nim o puedes aplicar jabón potásico.

    Falta de nutrientes

    Los nutrientes son muy necesarios y en muchos casos tendrás que ir incorporándolos. Esto pasa mucho cuando cultivas en recipientes como mesas de cultivo o macetas y la planta consume los nutrientes antes de que termine el ciclo de maduración del fruto.

    1.- Falta de potasio

    • Síntomas: Los bordes y las puntas están amarillas
    • Solución: Agrega compost orgánico o vermicomposter. Si el compost es hecho en tú casa, habrás incorporado restos de frutas y verduras, que agregarán el potasio necesario tus tomateras.

    2.- Nitrógeno

    • Síntomas: Bordes, puntas y venas de las hojas, están amarillas
    • Solución: Agregar compost orgánico, estiércol o posos de café, que son ricos en nitrógeno.

    3.- Falta de Calcio

    • Síntomas: Las hojas se deforman y amarillean
    • Solución: Lo primero verifica la acidez del suelo en el que están sembradas las plantas. Para arreglarlo, si el suelo es muy alcalino, incorpora yeso, si el suelo es muy ácido, incorpora cal. Esto lo ideal es hacerlo antes de sembrar.

    4.- Falta de hierro

    • Síntomas: hoja muy amarillas y se ven las venas con pequeños trazos verdes, sobre todo en las hojas nuevas.
    • Solución:  Añade purín de ortigas o humus de lombriz, con eso es suficiente

    5.- Falta de Magnesio en el huerto

    • Síntomas: Color pálido en toda la hoja incluidas las venas
    • Solución: Añade purín de ortigas o humus de lombriz, al igual que con la falta de Hierro.

    6.- Zinc

    • Síntomas: Las hojas presentan decoloración entre las venas de las hojas
    • Solución: Pulveriza extracto de algas sobre las hojas (o algún otro abono foliar ecológico que contenga zinc)

     

    Conclusiones

    El tema de tratamiento de plagas o de problemas en las plantas, está muy centrada en la experiencia, todo esto que te he relacionado, una vez tengas una experiencia de cultivo de varias temporadas, detectaras el problema a simple vista, sin necesidad de consulta.

  • ¿Cómo ahuyentar ratones de campo?

    Huerto urbano (de Huertoguerrilla)

    Esta es la historia de un huerto. Un huerto que se encuentra rodeado de campos de cereal y pequeñas zonas arboladas. Al estar en ese enclave, la huerta suele tener inquilinos de todo tipo. Siempre con un cierto equilibrio natural, con lo que no hemos tenido mayores problemas. Bueno….no es cierto del todo, no quiero mentirte, además de eso trata el artículo precisamente.

    Desde el primer otoño en el que está la huerta en producción, una familia de ratones ha encontrado en ella su edén particular. Los ratones han encontrado una zona donde habas y guisantes están germinando, en un momento en el que el otoño empieza a ponérselo difícil a ellos. Un festín de semillas y brotes tiernos para ampliar las tripas y la despensa para el duro invierno que se acerca. Un invierno que además, es mucho más llevadero si tienen un sitio donde resguardarse y estar secos. Un sitio donde no les falta un trozo de tela o periódico para hacer el nido….El baúl es su nuevo apartamento para pasar el invierno en la huerta!foto raton en árbol
    Los ratones son unos autentico supervivientes y es normal que hayan venido a compartir zona con nosotros. Se lo hemos puesto muy atractivo, y es una oportunidad que no pueden desaprovechar.
    No queremos dañar a los ratones. Nuestro objetivo es que se vayan a otra zona. Darles a entender que aquí no son bienvenidos. Es difícil competir con un baúl calentito, seco…y unos cultivos recién brotados al lado. Así que hemos ido probando y recopilando varios métodos para no hacerles su estancia demasiado agradable. Algunos no los hemos podido poner en práctica por falta de tiempo o medios; pero la idea es ir haciendo todos. Entendemos que en conjunto pueden ser bastante efectivas para ahuyentar a los ratones.

     

    Indice de contenidos

    10 técnicas para ahuyentar ratones.

    Empezamos la lista de los que hemos ido probando y aprendiendo en estos años de “mala vecindad” con los ratones:

     

    1. Echar los restos del aspirador de casa por alrededor de la huerta.

    Los ratones se guían mucho por el olfato. Si dejamos nuestros pelos y piel muerta, seguro que algunos empiezan haestar más incómodos. Una de los problemas con esta técnica es que el olor desaparece, con lo que tiene un tiempo limitado de eficacia. Cada visita a la huerta deberías llevar material.

    perro ratonero en huerta

     

    2. Llevar de vez en cuando algún perro.

    Parecido a la técnica anterior. Si tienes oportunidad de llevar un perro y que olfatee. Que ande por ella, dejará sus pelos y olor por todos los sitios. Si tienes un gato, también ayudará a dejar olor. Pero cuidado que eso se puede convertir en batalla campal!!

     

    3. Sembrar antes.

    Solíamos sembrar a principios de noviembre. En la zona en la que estamos, cuando las semillas ya están gordita y alguna ya brotando con fuerza, el otoño ya está muy presente. Los ratones comienzan a tener problemas para encontrar alimento, y aumenta de tamaño sus zonas de búsqueda. Ya hemos comprobado que si sembramos antes, y coge ese momento de falta de alimento con las plantas más crecidas, el ataque es muchísimo menor. Repartimos con ellos, sí, pero equilibramos la balanza. Esta técnica nos ha funcionado muy bien, así que toca adelantar calendarios de siembra y preparación de terreno.

     

    4. Poner trampas para atrapar ratones.

    Existen trampas sin muerte para ratones. Quedan atrapados en la jaula y ya no pueden salir. Luego los soltamos lejos de la huerta. Os dejo un video de Iván, donde podéis aprender hacer una trampa de manera fácil y sencilla.

    5. Poner cajas nido para aves rapaces.

    Hace poco invitamos a la asociación Brinzal para que explicaran un proyecto de recuperación del mochuelo en olivares (puedes leer el artículo aquí). Entre otras cosas, nos contaron que también se dedican a poner cajas nido para estas aves nocturnas. Esto me dio la idea de poner una de estas cajas en los alrededores de la huerta. Sabemos que es posible que sea viable por el entorno rural en el que se encuentra. Tengo pendiente que me den desde Brinzal las características que tiene que reunir.

    instalando cajas nido

     

    6. Siluetas de aves rapaces.

    Es una técnica que va unida a la anterior. Pero en vez de reales, ahora usamos su sombra. Se pone una silueta de madera de un águila o rapaz en vuelo, en algún lugar alto. Que cuelgue y que sepamos que en algún momento de día le va a dar el sol y que su sombra se va a proyectar sobre el huerto, o en sus alrededores. Seguro que algún ratón, lo ve y se lleva un buen susto.
    También he visto en tiendas figuras metálicas de búhos. Alguna parte de la figura se mueve, la cabeza, las alas…con el viento. Son para ahuyentar aves como las palomas, mirlos…, pero es posible que también funcionen para ratones.

    foto de ratón

    Las siguientes técnicas son mediante plantas consideradas repelentes para los ratones. Algunas son efectivas pero influye mucho la temporada en la que se tenga el problema con los ratones, y como estén las plantas de desarrolladas. Continuamos entonces con:

     

    7. Sembrar estramonio para ahuyentar ratones.

    Dicen que el estramonio ahuyenta a los ratones. Nunca hemos plantado esta planta en el huerto por su toxicidad. Es un huerto expuesto. Mucha gente da el paseo por allá. Además, cuando esta la planta y la flor del estramonio es en verano, principios de otoño, y en esos momentos no tenemos ningún problema con los ratones. Además he leído que su toxicidad se transmite a quien se pueda comer a los ratones (rapaces). Así que de momento no lo probaremos.

    flor de capuchina amarilla

    flor de capuchina

    8. Sembrar capuchina.

    Igual que el anterior. En ciertas zonas de Alemania comentan que la capuchina ahuyenta ratones de campo. En la huerta nunca falta esta planta por sus beneficios alelopáticos (puedes leer más sobre la capuchina, en este articulo, su guía definitiva). Pero al igual que con la técnica anterior, florece y está presente en el huerto cuando no tenemos ratones.

     

    9. Sembrar ruda.

    Es eficaz con los topillos. ¿Por qué no con los ratones? También tenemos siempre ruda en la huerta por sus beneficios como planta auxiliar (lee aquí sus beneficios). Lo cierto es que la ruda está al otro lado de la huerta, y en invierno es conveniente podarla. Así que está claro que tampoco es demasiado eficaz por lo mismo que los dos puntos anteriores.

    foto narcisos de trompeta en flor

     

    10. Plantas bulbos de narciso de trompeta.

    Dicen que el olor de la flor del narciso no les gusta a los ratones y que los mantiene lejos. Claro que tenemos narcisos de trompeta en la huerta. Nos alegran la vista en marzo pero…una vez más, un método que no nos sirve por la época del año en la que tenemos el problema.

     

    Estos son algunos métodos que estamos probando en la huerta. Algunos exigen bastante continuidad y constancia, y la falta de esto es un gran fallo por nuestra parte. Pero hago este artículo para que tengas nuevas y curiosas ideas para poder aplicarlas si tienes este problema con los ratones. También dependerá mucho del tipo de huerto que tengas, condiciones, alrededores….  de tú huerta. Tendrás que adaptar algunas técnicas y seguro que inventarte alguna otra..

    Existen muchas más, iré recopilando y probando. Seguro que hacemos un próximo articulo con otras nuevas en un futuro.
    Si tú conoces alguna otra técnica o “truco”, comentala y explica tu experiencia. Así aprendemos y enseñamos técnicas y sabiduría popular todos. Entre todos podemos ayudar a minimizar el problema de los ratones en los huertos de la manera más respetuosa posible. Y no se te olvide compartir si te ha parecido interesante.

  • Cómo mejorar el suelo del huerto

    https://www.agromatica.es/el-suelo-de-tu-huerto/

    caracteristicas del suelo

    Contenido del artículo

    El suelo como ente vivo

    El suelo es el elemento creador de vida por excelencia y su manejo condiciona el éxito o el fracaso del huerto o jardín. Es importante saber que es el elemento más susceptible de verse influenciado y modificado por el ser humano. De aquí radica su importancia y no le quita prestigio saber que hoy en día se pueden desarrollar ciertos cultivos sin la presencia de él (cultivos hidropónicos puros).

    Es tan complejo porque en él hay un equilibrio entre la fauna (microorganismos, gusanos, topos, ratones, etc.) y la flora (todas las plantas que conocemos) y, sin embargo, dicho equilibrio es muy fácil de romper.

    El suelo es una roca gigantesca que con el paso de cientos y miles de año se ha ido erosionando por efecto de la naturaleza hasta convertirse en agregados de polvo.

    Dicha disgregación mecánica de las rocas ha proporcionado un elemento de vida para plantas y animales, y en todo este proceso de formación del suelo tal y como lo conocemos a día de hoy le ha permitido guardar unas características propias de cada zona.

    En cuanto esto, podemos clasificar el suelo según su composición y su estructura.

    La grava y las piedras que nos encontramos en el jardín son agregados que aún no se han desintegrado y tienen tamaños superiores a los 2 milímetros.

    El suelo arenoso es aquel que en su mayoría tiene partículas que están entre 0,05 y 2 milímetros.

    El limo, el suelo típicamente agrícola, tiene un tamaño menor, entre 0,002 y 0,05 milímetros.

    El suelo arcilloso, por último, es el que tiene el menor tamaño de partículas, teniendo éstas un tamaño inferior a los 0,002 milímetros.

    Sin embargo, en un suelo común no nos vamos a encontrar una sola composición, si no que habrá una mezcla de todas estas, de forma que el mayor porcentaje de uno de estas tres texturas definirá el suelo que tenemos.

    Por eso, a lo largo de este libro se mencionarán las texturas y su repercusión con respecto al drenaje y la capacidad de retención de humedad.

    Parece lógico pensar que cuanto mayor sean las partículas, mayor espacio habrá entre ellas para permitir que el agua fluya, condicionando la forma en la que el agua se filtra y es absorbida por las plantas.

    Un suelo arenoso tendrá un drenaje destacable, mientras que un suelo arcilloso retendrá con excesiva intensidad el agua en él.

     

    textura de suelo

    Factores que determinan la calidad de un suelo agrícola

    La textura del suelo no determinada todo su potencial en cuanto a producción y desarrollo vegetal

    En él hay muchísimas más características que condicionan el resultado productivo de los cultivos que sostiene.

    • Porcentaje en materia orgánica.
    • Acidez o alcalinidad (pH).
    • Textura del suelo (arenoso, limoso o arcilloso).
    • Profundidad de suelo.
    • Equilibrio entre oxígeno y agua.
    • Volumen de microorganismos.

    En todos estos componentes, el hombre puede actuar para mejorarlos o empeorarlos.

    Si bien algunos no se pueden controlar, son causa directa de la modificación de propiedades relacionadas.

    Un caso concreto es que directamente nosotros no podemos aumentar el nivel de microorganismos que habitan en el suelo.

    Sin embargo, se da por hecho que un suelo con pH cercano al neutro, con buen drenaje y con buen porcentaje en materia orgánica permitirá la vida de estos organismos, más que un suelo excesivamente ácido, con mal drenaje y nivel pobre en elementos minerales.

    Con la presencia de estos microorganismos, la fijación de nitrógeno es mayor, por lo que consecuentemente la planta estará mejor alimentada, y si esto ocurre, sus raíces profundizarán más en el suelo, mejorando la textura de él y aumentando la porosidad.

    Como se puede comprobar, todas las propiedades que existen en el suelo están unidas, y sólo la variación de una de ellas puede causar un desajuste en el resto. 

    Cómo mejorar un suelo con problemas

    A continuación puedes ver distintas formas de mejorar un suelo, ya sea modificando el pH para mantenerlo en un rango determinado, mejorar el drenaje, la textura o los niveles de materia orgánica.

    Con estos trucos podrás conseguir resultados a corto y medio plazo, garantizando una mejora en la calidad y producción de tus cultivos.

    Igualmente, si cultivas plantas de jardín, notarás grandes resultados como reducción de carencias, fisiopatías, clorosis y aumento en la floración y nivel de vegetación.

    Las mejores (y peores) características del suelo y cómo mejorarlo 
    El tempero, el suelo perfecto para el arado 
    Humedad del suelo. Cómo se comporta y su importancia 
    La labranza cero y la técnica del “no arado” 
    Razones para realizar un arado del suelo 
    Clases de suelos y su clasificación
    Cómo solucionar un suelo compactado 
    Cómo medir la textura del suelo 
    Cómo mejorar drenaje de un suelo 
    Protección del suelo frente al sellado y encostramiento 
    Cómo cambiar el pH del suelo 
    Acolchado del huerto (mulching) 
    La solarización para desinfección de suelos

    El compost y la materia orgánica como fuente de mejora de la fertilidad de un suelo

     

    materia organica y compost

    Antes de pasar a mayores con el compost, sus definiciones, sus características y las formas de producirlo, hemos de saber primero qué encontramos en la tierra y ser conscientes de que se encuentra en un cambio constante y frenético.

    En los cultivos, el clima es importante, la genética es importante, pero sin el suelo, no hacemos nada.

    El suelo es lo que le da a la planta agua, nutrientes y soporte para poder desarrollarse. Los vegetales consumen recursos del suelo.

    Si no se recuperan, cada vez será más árido y baldío, no pudiendo ser parte de la vida de futuros vegetales.

    Entonces, ¿cómo se recupera el suelo de nutrientes?

    Parece obvio mencionar que los restos biológicos de cualquier especie muerta, ya sea vegetal, animal, hongo etc, se acaban incorporando irremediablemente al suelo.

    Es entonces cuando empieza toda una sinfonía de procesos físicos, químicos y biológicosque acaban convirtiendo esos restos, en estructuras cada vez más simples que especies venideras podrán aprovechar.

    Es en esas pequeñas transformaciones en las que nos vamos a fijar para establecer las bases del compost.

    La materia orgánica fresca incorporada al suelo acabará siendo un compendio de compuestos minerales en última instancia.

    Para ello, ha de pasar por múltiples procesos que se clasifican en dos macroprocesos llamados humificación y mineralización.

    Compost para germinación en semilleros 
    Razones indiscutibles para abonar con materia orgánica 
    La importancia de airear el compost 
    Cómo actuar ante problemas con nuestro compost 
    Compost en formación. Descubre su proceso 
    Trucos para conseguir compost en 2-3 semanas 
    Compost. Comprobaciones de calidad 
    Principios de funcionamiento del compostador 
    Cómo aprovechar la hojarasca de otoño en el jardín 
    Cómo hacer una pila de compost 
    Infografía sobre cómo hacer compost 
    Compostaje Vs Vermicompostaje 
    La lombricomposta o vermicomposta 
    Compostadores. Tipos y formas de uso 
    ¿Qué fauna interviene en el compost? 
    Relación Carbono-Nitrógeno en el compost 
    Cómo realizar compost casero 
    Cómo construir un compostador casero

    La importancia del análisis de suelo

    análisis de suelo

    Para conocer detalles técnicos relacionados con el contenido en materia orgánica, la actividad microbiológica, la presencia de nutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio) y un largo etcétera, empezaríamos por realizar un análisis de suelo.

    Para ello, tendremos que recoger una muestra mínima de 500 gramos, seleccionada de forma homogénea por toda la parcela, y a una profundidad de entre 15 y 20 cm, donde se desarrollan la mayor parte de las raíces.

    Al recibir los datos, veremos una hoja llena de números que difícilmente sabremos interpretar si no nos han enseñado previamente.

    No te preocupes, nuestro artículo sobre cómo interpretar un análisis de suelo te informará, punto por punto, sobre todos los valores y el rango en el que deben estar.

    A partir de aquí, deberás ser el encargado de mejorar progresivamente cada punto del análisis para que cumpla todos los estándares de calidad.

    Si el porcentaje en materia orgánica (%) es bajo, es necesario aplicar una cantidad mínima de 20 a 40 t/ha de estiércol o compost.

    Si algún nutriente se encuentra en valores altos o bajos con respecto a lo recomendable, deberemos controlar su evolución con el aporte o no en la nutrición vía fertirrigación.

    Poco a poco y con el paso de los años, lograremos tener un suelo con una fertilidad máxima que permita el desarrollo de un cultivo al máximo de su expresión genética y libre de enfermedades.

  • Calendario del huerto y jardín

    https://www.agromatica.es/calendario-del-huerto/

    Contenido del artículo:

    El huerto en primavera

    el huerto en primavera

    Establecer un calendario de cultivo es imprescindible para organizar tu huerto y jardín.

    El mejor momento para empezar un huerto es la primavera, sin lugar a duda. Previa planificación, la primavera está llena de actividad y es cuando podremos ser testigos del resurgir de todas las plantas que han estado paradas durante el invierno.

    La primavera es la época por excelencia, donde todo está vivo y más trabajo y faena se va a tener. Al inicio de esta estación hay que realizar todas las siembras que se quieran cosechar durante el verano y principios de otoño.

    Además, son los meses de mayor requerimiento de abono y control de plagas y enfermedades. La primavera es una buena época para realizar acolchados a todas nuestras plantas y cultivos. Con ello conservaremos la humedad del suelo de cara al calor de la época estival.

    El frío invernal, la nieve o las lluvias intensas han dejado la tierra con una costra que es preciso eliminar mediante azada o el uso de maquinaria agrícola.

    Si se tiene la ventaja de disponer previamente de un huerto ya preparado y con generoso contenido en materia orgánica, las labores de mantenimiento del suelo se reducen enormemente.

    Al no haber pisado el suelo no hay compactación y el huerto aún conservará todas sus propiedades minerales y una textura disgregada.

    A la hora de sembrar hay que tener cuidado de las posibles heladas que en los primeros meses de esta época aún puedan estar presentes.

    Una siembra precipitada acarreará una pudrición de las semillas por demasiada humedad o una pérdida de germinación por excesivo frío. Por ello, siempre es conveniente hacer siembras en semillero o en interior si el clima no está de nuestro lado.

    Con ello evitamos, en la medida de lo posible, las sorpresas que nos da el clima en los inicios de esta temporada.

    ¿Qué se puede plantar en primavera?

    Teniendo en cuenta que es la estación en la que las heladas remiten, es a partir de este momento cuando se puede sembrar casi cualquier cosa. Se puede decir que el 80 % de los cultivos más típicos del huerto tienen cabida en estos meses.

    Hay mucho para elegir: pimiento, berenjena, tomate, calabacín, acelga, coles, espárragos, lechugas, melón, nabo, judías, remolacha, sandías, zanahorias, etc.

    Con todo esta gran variedad de hortalizas, tendrás muchas opciones de preparar verduras la plancha, recetas de crema de verduras, guisos y todo lo que las solanáceas y el resto de familias te pueden ofrecer

    Todo dependerá del espacio del que se disponga y la planificación de los cultivos a sembrar, según los gustos del horticultor. También habrá que tener en cuenta la asociación positiva y negativa de las plantas cuando crecen en el mismo entorno.

    El huerto en verano

    el huerto en verano

    El huerto sigue su curso después de primavera, donde las labores de mantenimiento eran bastante altas. Hemos preparado el suelo, abonado, sembrado y tratado algunas plagas y enfermedades que han hecho acto de aparición.

    La temperatura aumenta y, en consecuencia, también lo hará el riego.  Todas estas actividades quedan relegadas a los momentos en el que el Sol y el calor respeten el trabajo del horticultor.

    Además, también es el momento de recolectar la mayoría de cultivos de nuestro huerto y, sobre todo, es la época de las solanáceas (que más tarde podrás conocer la forma de cultivarlas).

    Se podrán cosechar los siguientes cultivos:

    • Tomates
    • Calabacines
    • Rábanos
    • Pimientos
    • Guindillas o chiles
    • Lechugas
    • Remolachas
    • Escarolas
    • Melones y sandías

    En definitiva, todo aquello que tan azarosamente se ha sembrado y trasplantado durante la primavera.

    El acolchado realizado en primavera ha permitido que las plantas hayan crecido sin estrés hídrico y no haya escasez de humedad. Sin embargo, se deberá ser generoso con el riego y las enmiendas, dada la gran necesidad de nutrientes y agua que las plantas solicitan en esta época del año.

    El calor del verano estimula el crecimiento de las hierbas aromáticas. Unas cuantas se habrán recolectado en primavera y otras tantas ahora en el verano. Recuerda que las aromáticas que aprovechemos por su hoja se deben recoger antes de la floración casi siempre.

    De las que necesites fruto o semilla, será en el verano cuando tengas que empezar a recolectar.  En este libro encontrarás el mejor momento de recolección para cada parte de la planta que quieras utilizar.

    Aprovecha todos los restos vegetales (hojas, podas, siegas, etc.) y de la cocina para alimentar el compostador que estará en su máxima actividad con el calor del verano.

    Es importante no olvidar regarlo de forma periódica cuando se note que la temperatura aumenta demasiado o bien notemos que los desechos a compostar están excesivamente secos.

    Tampoco se debe descuidar, como en primavera, las posibles plagas y enfermedades que puedan instalarse atraídas por la maduración de los frutos, justo antes de su recolección. Por ello, es importante conocer los extractos de plantas que a menudo nos sacarán de más de un apuro.

    Las plantas aromáticas, así como algunas familias de cultivos, están repletas de aceites esenciales con aplicaciones beneficiosas para los cultivos, como se verá en la tabla de dichos extractos.

    El verano suele ser una época en la que el horticultor decide ausentarse una, dos o más semanas para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Esto implica tener cubiertas las necesidades del huerto mientras se está fuera.

    El riego se puede automatizar con programadores que mantendrán el nivel hídrico de las plantas bajo control.

    Cuando no se pueda, tener un vecino o un familiar que se ocupe de las tareas más sencillas siempre es una buena opción.

    En primer lugar porque no sólo se trata del riego de las plantas sino que también se pueden realizar algunas tareas de mantenimiento y recolección.

    El precio a pagar, claro está, serán un buen porcentaje de los productos sacados del huerto. “Do ut des”.

    ¿Qué se puede plantar en verano?

    El verano es la época de mayor recolección en el huerto. Aun así, se pueden seguir plantando diferentes productos.

    Muchos de ellos serán los que se recolecten durante el otoño e invierno,  como el gran grupo de las Brassicas: coles, berzas, brócolis y coliflores son típicamente plantadas a finales de verano.

    También se incluyen lechugas, rábanos, acelgas, zanahoria y espinacas. Estas dos últimas, entre mediados y finales de verano.

    El huerto en otoño

    el huerto en otoño

    Ya terminado el verano, el otoño permite recolectar algunas cosechas que podremos consumir en fresco, cocinar o conservar.

    Es hora de arrancar aquellos cultivos que no ofrecen más y depositarlos en la pila de compost o en el compostador (que dependiendo del frío que haga, aún podrá seguir funcionando). De esta forma completamos el ciclo del huerto comentado anteriormente.

    En octubre se podrán recolectar cultivos de verano como calabacines, cebollas, patatas, rábanos, judías, pimientos y berenjenas, aunque con la llegada del frío veremos cómo se pierden rápidamente las solanáceas.

    Es tiempo, además, de reducir progresivamente el caudal de riego de nuestro huerto, así como volver a trabajar la tierra que actualmente se encuentra desnuda.

    De cara a plantar los siguientes cultivos, viene bien echar un vistazo al calendario de cultivo y seleccionar las variedades de plantas que más se deseen.

    Además, esta estación permite recolectar semillas, en el caso de que el horticultor guste conservarlas si la producción anterior ha sido satisfactoria.

    Es momento también de aplicar sobre el huerto y el resto de árboles frutales todo el compost que se ha ido formando durante el verano y parte de los primeros meses de otoño.

    ¿Qué se puede plantar en otoño?

    En esta época del año podemos cultivar plantas que soporten el frío, como espinacas, coles, repollos, lechugas o rábanos.

    Seguramente ya se haya pensado plantar este tipo de cultivos desde mediados o finales de verano, con el objetivo de disponer algo de cosecha durante el otoño.

    Aparte de todo el género de Brassicas, es temporada de plantar cultivos como apio, escarola, guisante, haba, puerro o zanahoria.

    El huerto en invierno

    el huerto en invierno

    Todas las épocas anteriores que hemos visto estaban cargadas de tareas, todo lo contrario que el invierno.

    Es hora de evaluar el trabajo realizado los meses anteriores y planificar los venideros. Ver qué ha salido mal, qué se puede mejorar y qué nuevas técnicas o elementos queremos añadir o probar.

    Los horticultores manitas pueden dedicarse a la construcción, mantenimiento y reparaciónde sus invernaderos, semilleros o compostadores, o cubrir cultivos que sean susceptibles de futuras heladas.

    Además, dependiendo de las lluvias, es mejor quitar todo rastro de acolchados que puedan pudrir las raíces por excesiva acumulación de humedad.

    El compostador aún sigue trabajando, aunque a ritmo lento. Aún podremos seguir acumulando restos vegetales y residuos de la cocina que permitan mantener un nivel adecuado de temperatura.

    Si se desea dejar descansar el huerto en esta época, ya sea porque no atraigan culinariamente los cultivos, bien por el clima o por el descanso del horticultor, será buen momento para plantar especies que sirvan como abonos verdes, que no conlleven demasiado mantenimiento y consigan mejorar la estructura del suelo.

    ¿Qué se puede plantar en invierno?

    El invierno es el mes de menor actividad de siembra y trasplante.

    Todo depende del clima, aunque lo más común suelen ser ajos, guisantes, rabanitos y lechugas.

    Si se tiene la opción de disponer de un invernadero o de semilleros protegidos, siempre se pueden ir realizando siembras hacia finales de invierno, para en primavera intentar trasplantar los cultivos más típicos de dicha época.

    Con esto se consigue adelantar las fechas de forma considerable.

    Calendario de siembra  

    CULTIVO SIEMBRA RECOLECCIÓN MARCO TIEMPO GERMINACIÓN
    AJO Octubre-Enero Junio-Julio 20 x 20 cm  
    ACELGA Marzo-octubre Todo el año 40 x 30 cm 7-9 días
    APIO Marzo-Junio Octubre-Febrero 40 x 30 cm 15-20 días
    BERENJENA Febrero-Marzo Julio-Octubre 50 x 50 cm 7-10 días
    BORRAJA Primavera-Otoño 140 días 40 x 20 cm  
    BONIATO Febrero-Marzo Octubre-Noviembre 80 x 30 cm  
    BRÓCOLI TEMPRANO Mayo-Julio 150 días 70 x 40 cm  
    BRÓCOLI TARDÍO Agosto 150 días 70 x 40 cm  
    CALABAZA Marzo-Abril 120 días 120 x 60 cm 5-10 días
    CALABACÍN Marzo-Abril 90 días 100 x 60 cm 5-10 días
    CANÓNIGOS Julio-Septiembre 90-150 días Filas 20 cm  
    CARDO Marzo-Mayo Octubre-Diciembre 90 x 90 cm  
    CEBOLLA TEMPRANA Agosto-Octubre Mayo-Julio 20 x 10 cm 8-10 días
    CEBOLLA TARDÍA Diciembre-Marzo Septiembre-Octubre 20 x 10 cm 8-10 días
    COLES DE OTOÑO Abril-Junio 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLES DE INVIERNO Junio-Agosto 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLES DE PRIMAVERA Septiembre-Noviembre 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLIFLORES TEMPRANAS Mayo-Julio 150 días 60 x 40 cm 5-6 días
    COLIFLORES TARDÍAS Julio-Septiembre 180 días 60 x 40 cm 5-6 días
    ESCAROLA DE VERANO Marzo-Junio 90 días 40 x 30 cm  
    ESCAROLA DE INVIERNO Agosto-Octubre 90 días 40 x 30 cm  
    ESPINACAS Agosto-Febrero 90 días 20 x 12 cm 5-7 días
    GUISANTES Octubre-Febrero 120 días 50 x 40 cm 5-10 días
    HABAS Septiembre-Noviembre 120 días 50 x 30 cm  
    JUDÍAS Abril-Junio 90-100 días 60 x 50 cm 5-10 días
    LECHUGA DE INVIERNO Agosto-Octubre 90-120 días 30 x 20 cm 7-8 días
    LECHUGA DE PRIMAVERA Febrero-Mayo 90 días 30 x 20 cm 7-8 días
    MAÍZ Abril-Junio Agosto-Septiembre 70 x 30 cm  
    MELÓN Abril-Mayo 120 días 100 x 50 cm 3-7 días
    NABO DE MESA Marzo-Octubre 60 días 15 x 15 cm 3-6 días
    PATATA Febrero-Mayo Junio-Septiembre 70 x 30 cm  
    PEREJIL Todo el año 90 días 10 x 5 cm 20-30 días
    PIMIENTO Febrero-Abril 150 días 50 x 40 cm 3-5 días
    PUERROS Febrero-Julio 120-150 días 30 x 10 cm 10-12 días
    RABANITOS Todo el año 40 días 10 x 5 cm 4-6 días
    REMOLACHA Marzo-Junio 90 días 30 x 20 cm  
    SANDÍA Abril-Mayo 120 días 100 x 50 cm 6-8 días
    TOMATE Febrero-Mayo 150 días 50 x 30 cm 5-8 días
    ZANAHORIA Marzo-Octubre 120 días 20 x 5 cm 12-15 días
             

     

    El huerto mes a mes

    A continuación, podrás ver las tareas a realizar en cada uno de los meses, los cultivos que podrás germinar, trasplantar y cultivar y otras gestiones en el huerto.

    El huerto en enero

    El huerto en febrero

    El huerto en marzo

    El huerto en abril

    El huerto en mayo

    El huerto en junio

    El huerto en julio

    El huerto en agosto

    El huerto en septiembre

    El huerto en octubre

    El huerto en noviembre

    El huerto en diciembre

  • Calendario del huerto urbano en febrero

     

    Plantel de colifor

     

    El mes de febrero en España es un mes inquietante y en lo que se refiere al calendario de trabajos del huerto urbano que tenemos que realizar durante el mes de febrero, es más o menos igual de inquieto. Por ello, establecer un calendario de actividades es un poco complicado ya que la climatología es muy variable en función de la zona en la que nos encontremos. Esta diferencias pueden ser muy marcadas entre zonas y además, muy cambiante de un año a otro.

    Por ejemplo, mientras que en la costa mediterránea e Islas Baleares comienzan normalmente las buenas temperaturas, en el interior peninsular siguen con los fríos intensos. En el norte español se alternan temporales y en el caso de las islas Canarias, gracias a su clima prácticamente tropical, gozan de temperaturas plenamente primaverales. Por estas circunstancias no debemos precipitarnos.

    Si la zona es todavía fría, podemos seguir con aquellas labores que deberíamos haber realizado durante los dos meses anteriores: terminar con las podas de frutales, remover los terrenos del huerto sin vegetación para su preparación, etc. y sólo si las condiciones son más favorables, podemos iniciar otras tareas más propias del inicio de la primavera, sabiendo que aunque los días sean cálidos… las noches suelen ser muy frías e incluso presentarse fuertes heladas.

    Acelgas amarillas

    Si no lo hemos hecho ya, es un momento límite para realizar en las plantas aromáticas y culinarias, como por ejemplo el tomillo, el romero, la salvia, la lavanda, etc. su poda, saneamiento y preparación para que broten con fuerza y bien formadas en cuanto suban un poco las temperaturas.

    Para especies como las Menthas y Stevia rebaudiana que pierden todas sus hojas, empezarán a brotar a lo largo de este mes. Si aun no lo han hecho, es un buen momento para echarles un poco de tierra por encima.

    Verduras y hortalizas en el huerto urbano en febrero

    Si disponemos de un pequeño invernadero con calefacción, podemos ir realizando las siembras para adelantar en lo posible su plantación en primavera.

    En el caso de cultivar en invernadero, deberemos ventilarlo diariamente de 1 a 3 horas durante el día como mínimo para evitar los excesos de humedad y favorecer la renovación del aire. También tendremos cuidado por si la lluvia ha limpiado excesivamente los cristales o plástico de cubierta, en volverlos a pintar de nuevo para tamizar la luz ya que el exceso, puede dañar las plántulas recién germinadas.

    Plantas de Alcachofa

    Si el tiempo lo permite, también podemos realizar los primeros semilleros al aire libre, aunque siempre protegiéndolos si llega el mal tiempo. Las especies indicadas para esta época del año son las acelgasachicoriaespinacaguisanteshabaslechugasrábanoszanahoriaremolachascanónigosrúcula

    También es un buen momento para plantar los ajosbulbos de cebollagarras de espárrago y la patata temprana.

    Durante este mes de febrero, si sembramos o plantamos a finales de otoño, estaremos recolectando espinacasacelgashabasapio, diferentes tipos de colesalcachofas, etc. propias de estas fechas.

    Aunque el clima invite a ello, es un buen consejo esperarse a plantar las primeras habastomatespimientosberenjenas… aunque los plantemos un poco más tarde, su crecimiento será más rápido y tendremos pronto las primeras producciones, sin necesidad de correr riesgos de heladas tardías.

    En cuanto a plagas, aparecen los primeros pulgones, sobre todo en las habas, en este caso el pulgón negro. Trataremos a ver los primeros insectos ya que obedecen a la primera generación y si no se controlan adecuadamente se multiplicarán rápidamente. Cuidado con los insecticidas utilizados, si son biológicos o ecológicos mucho mejor. Y siempre respetando los plazos de seguridad.

     

  • Rotación de cultivos

    Huerto urbano

    La rotación de cultivos consiste en alternar la zona de cultivo para cada tipo de planta. Una antigua técnica con muchas ventajas, evita agotar las reservas de la tierra,  su sobreexplotación. También ayuda a no tener ciertas plagas y enfermedades difíciles de eliminar una vez las tienes en tu huerto. Mantiene el frágil equilibrio del suelo.

    Esta guía del huerto va avanzando. Ya puedes leer sobre los métodos de riego en una huertala luz necesaria de cada planta…, y bastantes más conocimientos para resolver todas tus dudas y comenzar una huerta.

    huerto urbano ingles. 3 bancales que hacen rotación de cultivos

    Antes de continuar con el diseño del huerto para convertirlo en un fantástico vergel de flores y hortalizas (será el capitulo siguiente), queda por mencionar una técnica importante que condiciona bastante la distribución de la huerta.

    Tienes que tener en cuenta que vas a tener un espacio limitado (y si no es así mi enhorabuena), para desarrollar una huerta productiva durante varios años. En este espacio vas a poner el mayor número de plantas que quieres aprovechar. Además la propia actividad de huerta explota bastante la tierra que tenemos. Puedes echar compost en abundancia, y humus, pero siempre se podrán crear desequilibrios si pones la misma planta en el mismo sitio año tras año. En poco tiempo puedes encontrarte con problemas como falta de nutrientes para alguna planta concreta.

    Además algunas plantas cultivadas de manera repetitiva favorecen la aparición de enfermedades y plagas. Como ejemplo, los nematodos, que se suele producir en las patatas, por ejemplo. La batalla contra este tipo de gusano es tremendamente complicada, así que hay que utilizar técnicas preventivas, como la rotación, echar humus de lombriz, o plantar tagete , una planta que excreta un compuesto tóxico para estos animalillos.

     

     

    Indice de contenidos

    ¿Por qué hacer la rotación de cultivos en el huerto?

    Cada planta absorbe ciertos minerales y nutrientes de la tierra. Los que no utiliza se van acumulando en ella. Por eso mismo cuando se repite varios años consecutivos el mismo cultivo, la tierra lo resiente creando desequilibrios entre sus compuestos. Lo que puede generar problemas en el desarrollo de los futuros cultivos.

    dos coles repollo verdes

    un par de coles en crecimiento.

    Con el desequilibrio de componentes de la tierra comienzan a proliferar ciertos parásitos, hongos…con los problemas que generan. La hernia de la col, por ejemplo, es un parásito que se puede dar con relativa facilidad.

    Con la rotación de cultivos evitarás que se agoten los nutrientes, enfermedades y problemas futuros. Hacerla correctamente es básico en la agricultura ecológica.

     

     

    ¿Qué es la rotación de cultivos?

    Consiste en alternar la zona de cultivo para cada cierto tipo de planta. Dicho de otro modo,  se trata de seguir un ciclo con el que un tipo de planta no la vuelves a plantar en el mismo sitio pasados entre 3 y 5 años.

    Las plantas se clasifican por sus similitudes en el cultivo, exigencias en nutrientes, cuidados, agua…. Así que lo más habitual es que encuentres clasificaciones por familias botánicas (solanáceas, liliáceas, compuestas…), por la parte que se consume (flor, hoja, semilla y raíces), y por exigencias de nutrientes (grandes consumidoras, consumidoras medias, y poco consumidoras). Pero básicamente todas vienen a hacer lo mismo.

    leguminosas verdes en huerto urbano

    leguminosas en fase crecimiento.

    Lo más habitual es que el 1º año pasen las más exigentes (solanáceas).
    El 2º año se cultivan en su lugar plantas leguminosas o mejorantes de la tierra, como el abono verde.
    El 3º año las consumidoras medias como compuestas o de hoja.
    Y para acabar el ciclo el 4º año se plantas las de raíz y menos consumidoras como la cebolla y el ajo.

    A pesar de todas estas clasificaciones, siempre encontraras alguna planta que no está dentro de la rotación. Existen plantas que pueden estar fijas durante unos años. Por ejemplo las fresas y la alcachofa. Así que también es otro aspecto que tienes que tener en cuenta en el diseño del huerto si quieres cultivarlas.

     

     

    ¿Cómo hacer la rotación de cultivos?

    Puede parecerte complicado así leído, pero es fácil. Tienes que coger un cuaderno y un bolígrafo y dibujar tu huerto con todos sus bancales, parcelas o mesas de cultivo. Los enumeras de una manera lógica. Y ya con la hoja de la clasificación de plantas cerca, decides que familia o agrupación de plantas vas a cultivar en cada uno de ellos.
    Luego ya solo es seguir el ciclo que hayas decidido. Debes ser constante y escribir cada cultivo año tras año para que sea más sencillo seguirla. Se suelen hacer dos planos al año, en primavera-verano y en otoño-invierno.

    huerto con hortalizas en los bancales que hacen la rotación de cultivos.

    parcelas con las diferentes familias.

    Desde HuertoGuerrilla.com no te queremos hacer una propuesta concreta sobre que rotación debes practicar. Existen infinidad de maneras de hacerla. Esa clase es mucho mejor que te la den los grandes maestros. Te aconsejo que te hagas con un libro de alguno de estos sabios; (están en la mayoría de las bibliotecas)

    – John Seymour. Manual práctico de vida autosuficiente. Organiza un huerto estacional  y sus tareas.
    – Mariano Bueno. Tu huerto ecológico en casa. En el propone una interesante rotación de 6 bancales o zonas de cultivo.
    Gaspar Caballero. Parades en crestall. Sencilla rotación para iniciarse.
    Marie-Luise Kreuter. Jardín y huerto biológicos. Con su rotación de cultivos afín a la naturaleza, el cultivo mixto.

    Estos son algunos ejemplos, pero hay muchos más.
    Infórmate, compara y busca el que más se adapte a tu espacio, a tu manera de trabajar y a tus gustos. Hay muchas maneras de hacer la rotación de cultivos como tipos de huertos existen. Seguro encontrarás en que mejor se adapte a ti y a tus necesidades.

    Un huerto urbano recien plantado

    huerto urbano

     

    Ventajas de la rotación.

    Las has podido leer a lo largo del artículo, pero vamos a enumerarlas:

    1. Evita que proliferen ciertas plagas.
    2. Evita agotar reservas de nutrientes, minimiza el desgaste del suelo.
    3. Ayuda a conseguir buenos resultados con el menor esfuerzo.
    4. Te ayuda a llevar una organización de los cultivos anual.
    5. Evita la aparición de ciertas plantas no deseadas en el huerto, al evitar el desequilibrio en los componentes del suelo.

     

    Desventajas de la rotación de los cultivos.

    A pesar de tener muchos beneficios y ser básica en el huerto ecológico, la rotación también tiene alguna desventaja aunque son muy pocas.

    La más importante para mi es la rigidez en las siembras y cultivos. Puede que algunas zonas no estén cultivadas en algún momento del año. Esto puede hacer que baje un poco la producción. Siempre podrías poner alguna lechuga de ciclo rápido, que no son muy exigentes con los nutrientes y tienen raíces muy superficiales. También puedes aprovechar ese espacio para cubrir con algo de compost en descomposición, y crear biodiversidad directamente en la tierra. Hasta que pueda volver a ser ocupado ese espacio. Cultivar abono verde (aunque esté poco tiempo) puede ser otra opción.

    Otro problema que puede tener (siendo un poco quisquillosos), es que después del tiempo de informarte, aprender y planificarte, tienes que saber que los resultados no son de esos que se ven a primera vista. Es más una técnica preventiva de futuros problemas, algo a tener muy en cuenta.

     

    foto mata planta capuchina flores rojas

    flor de capuchina

    Si tienes un huerto familiar de tamaño medio, y lo cuidas con métodos ecológicos: haces la rotación de cultivos, aportas compost orgánico de manera regular, cubres la tierra con un buen acolchado, utilizas plantas auxiliares… El huerto se encontrará en perfecto equilibrio año tras año.

  • Podar las aromáticas

     

    Como Podar Las Aromáticas Para Que Se Desarrollen Mejor

    por lahuertinadetoni

    Las hierbas aromáticas tienen la facilidad de volver a brotar rápidamente por lo que podarlas no es tan inconveniente, es más les vienen bastante bien para su salud y para poder seguir disfrutando de ellas durante años.

    ¿Porqué podarlas?

    • Es bueno para la salud de la planta y para renovar las ramas.
    • Para estimular el crecimiento, una planta alta y con hojas viejas se tornará a una planta con brotes frescos y más arbustiva.
    • Para controlar también el tamaño de la planta y que no ocupe más espacio del que debería en la huerta.
    • Las hojas o ramas que podemos, las almacenamos y secamos para su uso posterior.
    • Para controlar mejor alguna plaga que pueda tener la planta.

    ¿Con qué frecuencia podarlas?

    Dependiendo de la planta aromática debemos hacer 2 tipos de podas, la dura o la ligera que a continuación les voy a explicar. Incluso debemos tener en cuenta que si la planta echa flores demasiado temprano debemos cortárselas pues consumen mucha energía en ellas y no se molestará en volver a crecer.

    Poda Ligera

    Se aplica a las plantas herbáceas como la albahaca, estevia, cilantroperejil, hierba buena...plantas que prosperan durante todo el buen tiempo y que morirán o perderán vigor en Invierno. Debemos podarlas a menudo para que sigan teniendo fuerzas para rebrotar, más arbustiva y más productiva.  La poda en estas plantas herbáceas es necesaria para la salud de la planta y de las plantas que la rodean ya que al ocupar tanto espacio las pueden empezar a asfixiar o su crecimiento disminuye demasiado temprano lo que provoca que a la hora de la cosecha pues no haya tanta producción.

    Aunque eso si, es muy importante no quitar demasiada planta, siempre debemos dejar una parte para que tenga fuerza para volver a rebrotar y sobretodo las hojas grandes que suelen estar en la parte inferior pues son las que absorben más luz para que la planta haga la fotosíntesis.

    Poda Dura

    Se hace las hierbas perennes, a plantas con tallos leñosos como el romerolavandatomillosalvia. Para estas plantas necesitamos una tijeras más especiales conocidas como de tipo yunque que permiten podar hasta los troncos más gruesos de estas hierbas. Estas plantas deben ser podadas ocasionalmente, no más de una o dos veces al año. Siempre a principios de año, cuando esté acabando el invierno pues es cuando comenzarían a salir nuevos brotes. En invierno no debemos podarlas puesto que están latentes y las podríamos dañar.

    Debemos cortar las ramas secas lo más abajo posible pero la parte verde solo podemos podar lo que sería 1/3, (Osea dividimos la planta en 3 partes en nuestra  mente y podamos una). Nunca debemos dejar una rama sin hojas o sin brotes pues se secará por completo.

    La lavanda es una excepción, debemos recortarla a finales de verano o principios de otoño, de modo que queden 3/4 partes de verde. Lo que haríamos sería quitar las flores secas principalmente.

    Espero que les haya quedado claro cuando podar las aromáticas, aunque como siempre nos pueden dejar un comentario que será respondido en la mayor brevedad posible.

    lahuertinadetoni | 5 febrero, 2019